¿Cómo podemos presumir de una bonita sonrisa?

Es importante que evitemos aquellos alimentos que puedan dañar nuestros dientes, como el café, el alcohol, el tabaco o los dulces y que siempre nos cepillemos los dientes después de comer

Hay un viejo dicho que dice que “la sonrisa es el espejo del alma”. Y es que a través de la misma mostramos a los demás si estamos tristes, melancólicos, o con ganas de comernos al mundo. Por esta razón ¿No creéis que sería buena idea darle a vuestra dentadura el trato que realmente necesita? La razón de esto es que esta se ve expuesta a todo tipo de gérmenes y bacterias. Sobre todo después de cualquier comida. O simplemente cuando nos tocamos la boca con nuestras manos, otro gran foco de todo tipo de infecciones.

Si sufrís de caries, gengivitis, o caída de dientes por efectos del tabaquismo, a continuación os daremos una serie de consejos para que así llevéis una salud bucal y dental mucho más satisfactoria.

Consejos para presumir de una bonita sonrisa

  • Llevad una dieta rica y saludable en todo tipo de nutrientes. Esto puede parecer obvio, pero es algo que mucha gente pasa por alto. Si basamos nuestras comidas en sobre todo azúcares y grasas saturadas, será cuestión de tiempo que aparezcan caries o que nos sangren las encías. Y esto será algo que puede afectar a nuestra salud bucal de manera seria. Hay unos productos que se podrían calificar como “enemigos naturales” de los dientes. Y entre ellos cabe destacar, el café, el alcohol, tabaco y los dulces. Si eres un asiduo consumidor de estos, os recomendamos que dosifiquéis los mismos para que tu salud bucal mejore lo antes posible.
  • Visitad a vuestro dentista al menos una vez al año. De esta forma evitaremos sorpresas desagradables en nuestros dientes. Tampoco estaría de más que os sometieseis a un enjuague bucal por toda la zona para evitar así todo tipo de caries. Por otro lado, si tenéis entre 20-40 años, informaros sobre el estado de vuestras muelas del juicio ya que quizás os venga bien deshaceros de ellas.
  • Limpiaos los dientes con asiduidad. Los expertos recomiendan lavarse la boca al menos 3 veces al día después de las comidas. Así que usad un cepillo de dientes primero sin pasta. Lavad toda la zona con precaución (encías y dientes) después usad la pasta por todas las caras de los dientes y lengua, y finalmente usad un flúor para llegar a todos los recovecos y para también tratar el mal aliento.

Como habréis comprobado, para disfrutar de una salud bucal completamente satisfactoria necesitaremos de ciertos esfuerzos por nuestra parte, sobre todo a la hora de ingerir comida o fumar cigarrillos. Sin embargo, seguro que si los ponéis en práctica lo antes posible, presumiréis de sonrisa antes de lo que os imagináis.