El dengue: síntomas, tratamiento y prevención

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Maricela Jiménez López el 12 noviembre, 2018
El dengue es común en áreas cálidas y húmedas del mundo, los brotes además, suelen darse en épocas de lluvia.

El dengue es una infección vírica, causada por la picadura de el mosquito Aedes aegypti, que puede llegar a desembocar en la muerte si no es tratada. Cabe mencionar que la enfermedad no se puede transmitir de persona a persona.

El dengue es común en áreas cálidas y húmedas del mundo, los brotes además, suelen darse en épocas de lluvia. Como se ha mencionado anteriormente, requiere un tratamiento rápido y eficaz.

Generalmente, los síntomas incluyen fiebre alta, dolores de cabeza, dolor en las articulaciones y músculos entre otros. También pueden aparecer sarpullidos. En determinadas ocasiones, puede derivar en fiebre hemorrágica, que causa a su vez sangrado en la nariz, las encías o debajo de la piel.

En los casos más graves, puede derivar en síndrome de shock por dengue, que causa un sangrado masivo y shock al paciente. En esta situación, la vida del paciente puede correr peligro.

Síntomas y tratamiento del dengue

Cuando un mosquito infectado pica a una persona, de forma que esta contrae la enfermedad, los síntomas tardan unos cuatro días aproximadamente en aparecer. Los principales síntomas son los siguientes:

  • Fiebre alta. También suele desarrollarse un intenso dolor al rededor y detrás de los ojos.
  • Brotes o erupciones en todo el cuerpo. Así mismo, suele ser común un fuerte dolor en los músculos y las articulaciones.
  • Náuseas y vómitos. En algunas ocasiones, se presenta inflamación de los ganglios.
  • Fiebre hemorrágica, esta se presenta en los casos mas graves
  • Es común un dolor de cabeza muy fuerte.

Tal vez te interese: 6 remedios útiles y naturales para bajar la fiebre sin medicamentos

dengue1

En algunos casos, es relativamente fácil confundir esta enfermedad con la gripe. Por ello, es muy importante consultar con un especialista en el momento en el que se desarrollen los síntomas. De modo que pueda establecerse un diagnóstico exacto y un tratamiento adecuado

Esto, es especialmente importante en el caso de que el paciente haya viajado a lugares en los que sea común la enfermedad.

Es importante saber que no hay un tratamiento específico para el dengue. En la mayoría de los casos, los pacientes suelen recuperarse después de dos semanas siguiendo distintos métodos. Entre estos, destaca beber abundantes líquidos, reposar y tomar fármacos contra la fiebre.

En los casos más graves, los pacientes suelen necesitar tratamientos urgentes, por lo que habitualmente son ingresados.

¿Cómo se puede prevenir el dengue?

Es muy lamentable que hasta ahora no existan vacunas para detener o acabar con esta enfermedad, simplemente todos debemos poner todo el empeño para poder prevenir que el mosquito transmisor se reproduzca y así evitar muchas complicaciones de salud en miles de personas.

  • Es importante evitar las aguas estancadas. También es buena opción reemplazar el agua de los floreros por arena.
  • Se recomienda no dejar agua estancada en las macetas. Tampoco es productivo dejar acumular agua en cubos y baldes, es mejor darles la vuelta.
  • Es muy recomendable usar repelentes para mosquitos, sobre todo en las tardes y en la noche.
  • Mantener el bote de la basura bien tapado suele ser efectivo. Así mismo, es beneficioso colocar plantas o productos que impidan la reproducción o llegada de mosquitos a la casa.
  • El alcanfor se puede usar como repelente. Esto es debido a su fuerte aroma, capaz de ahuyentarlos. También impide que se reproduzcan dentro de la casa.

Por último, cabe mencionar la importancia de no almacenar llantas, botellas, tapas o cualquier otro elemento que pueda contener agua, por pequeño que sea. Independientemente, si en la casa hay tanques para almacenar agua para el consumo, es recomendable que este permanezca tapado.

Además, es importante lavarlo por lo menos una vez a la semana. El uso de jabón  y Clorox suele funcionar muy bien. De esta forma, se puede ayudar a evitar que los mosquitos se reproduzcan.

  • Halstead, S. B. (2007). Dengue. Lancet. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(07)61687-0
  • Gubler, D. J. (1998). Dengue and dengue hemorrhagic fever. Clinical Microbiology Reviews. https://doi.org/10.1016/S1045-1870(97)80003-9
  • Guzman, M. G., Halstead, S. B., Artsob, H., Buchy, P., Farrar, J., Gubler, D. J., … Peeling, R. W. (2010). Dengue: A continuing global threat. Nature Reviews Microbiology. https://doi.org/10.1038/nrmicro2460
  • Who. (2012). Dengue and severe dengue. WHO Fact Sheet. https://doi.org/10.1111/1469-0691.12442