¿Cómo practicar el rimming o beso negro?

Para evitar infecciones es muy importante extremar las medidas de higiene tanto antes como después de practicar el beso negro, sobre todo antes de pasar a otras zonas

El beso negro o rimming, también conocido como “beso de colibrí” o anilingus, es la estimulación del ano con la lengua y la boca.

Es una práctica sexual que ha sido tabú durante años, pero que hoy en día muchos se atreven a comentar de forma más o menos abierta.

Si bien algunos lo consideran “asqueroso” o “antihigiénico”, el hecho de comprometer una de las zonas más erógenas hace que sea placentero para cientos de parejas.

¿En qué consiste? ¿Cómo practicarlo de forma segura? A continuación te compartimos información detallada para resolver algunas de tus dudas.

¿Qué es el beso negro?

Llamado científicamente anilingus, el beso negro hace referencia a cualquier forma de sexo oral con el ano. Es un tipo de estimulación anal que se realiza con la lengua y la boca a través de diferentes técnicas.

Cuando los labios o la lengua acarician la parte externa del ano decimos que es un beso negro. Si la lengua llega a penetrar un poco en el esfínter, lo podemos denominar beso de colibrí o polaco.

Por cuestiones religiosas y morales, la práctica ha causado todo tipo de tabúes en las personas heterosexuales. De hecho, por mucho tiempo se pensó que era un acto exclusivo de parejas homosexuales.

No obstante, en la actualidad se sabe que todos lo pueden practicar y que resulta muy estimulante para facilitar el orgasmo femenino y masculino.

Te recomendamos leer: Anatomía del ano y el recto

¿Cómo se hace el rimming o beso negro?

beso-negro

Las posiciones del 69 y de perrito son las favoritas para practicar cualquier forma de sexo oral anal. Sin embargo, estas pueden variar de acuerdo a las preferencias de la pareja. ¡Todas son válidas!

Para que no resulte incómodo, lo ideal es que exista el consentimiento de ambos y que no sea una sorpresa durante el acto. Si en algún momento alguien ya no lo desea, es mejor detenerse.

¿Cómo hacerlo?

  • Empieza acariciando los glúteos de tu pareja a través de la masturbación. Masajea la zona y juega con los glúteos para hacer mayor el estímulo.
  • Pasa a los genitales para luego ir poco apoco con tu mano hacia el perineo. Una vez allí, inicia la estimulación del ano con el dedo medio o la lengua en movimientos circulares.
  • Usa la lengua para masajear el perineo y la boca para chupar. Prueba distintas velocidades, presiones y direcciones para saber en qué momento consigues excitar más a tu pareja.
  • Si quieres hacer más placentera la experiencia, continua alternando el rimming con la masturbación o estimulación de otras zonas del cuerpo.

Nota: Evita pasar del beso negro al sexo oral sin antes lavarte la boca. Ignorar este paso puede propiciar la aparición de infecciones urinarias.

¿Cuáles son los riesgos del beso negro?

los-riesgos-del-beso-negro

Como ocurre con cualquier otra práctica sexual, este tipo de sexo oral trae consigo algunos riesgos de contagio de enfermedades de transmisión sexual (ETS) y otros tipos de infecciones  por bacterias, virus o parásitos de la zona.

Los riesgos más comunes incluyen:

  • Hepatitis A, B o C
  • Lombriz intestinal
  • Virus del papiloma humano (VPH)
  • Gonorrea
  • VIH/sida
  • Herpes
  • Shigella
  • Infecciones urinarias

Por supuesto, que sea alto o bajo el riesgo de estas afecciones depende de las medidas de higiene y seguridad que tenga en cuenta la pareja. Se recomienda su práctica con una sola pareja, preferiblemente si esta es estable.

Asimismo, lo ideal es utilizar protección, ya sea cortando un condón para adaptarlo, o bien, adquiriendo barreras bucales especiales de las que venden en tiendas eróticas.

Visita este artículo: Hepatitis B

Consejos para disfrutar el rimming o beso negro de forma segura

ducha-en-pareja

Además de las medidas de protección mencionadas, es primordial tener en cuenta otros cuidados que ayudan a disfrutar un rimming más seguro y cómodo.

  • Lava bien tu ano y partes íntimas con abundante agua. Incluso, para empezar a tener conexión en pareja, pueden tomar un baño juntos.
  • Evita el uso de jabones perfumados porque puede irritar la mucosa anal.
  • Quita los posibles residuos de materia fecal haciendo movimientos circulares de adentro hacia afuera.
  • Mantén el área libre de vello para que no resulte incómodo y para evitar posibles residuos.
  • Antes de pasar a los genitales o la boca de tu pareja, lávate bien la boca.

Poco higiénico y pervertido para unos, y para otros un medio seguro para el orgasmo, el beso negro es cada vez más popular.

Aunque es inevitable que se dividan las opiniones, lo importante es informarse al respecto, hablarlo con la pareja y, sobre todo, practicarlo de forma segura.

Categorías: Pareja Etiquetas:
Te puede gustar