¿Cómo preparar cerveza casera y cuáles son sus beneficios?

La fermentación es fundamental para poder disfrutar de una cerveza de la mejor calidad. La primera tardará solo un par de días, y deberemos esperar otros 30 para que el proceso se complete

La cerveza es una de las bebidas que más se utiliza en toda clase de celebraciones, por esta razón en muchas culturas se le ha dado una gran importancia a la preparación y consumo de esta bebida.

Inclusive es tan grande la popularidad de la cerveza, que en muchos países venden los kits para preparar una cerveza casera. Por esta razón el día de hoy nosotros vamos a enseñarte a preparar una rica cerveza casera, la cual además tiene muchos beneficios para la salud. ¿Te animas?

Beneficios de la cerveza casera

¿Cómo prepararla?

Cerveza
Ingredientes (10 Lts)

  • Tres kilogramos de cebada malteada
  • Diez litros de agua
  • Doce gramos de lúpulo
  • Seis gramos de levadura
  • Diez cucharaditas de azúcar
  • Un airlock

Modo de preparación

  1. Se muele la cebada malteada utilizando una licuadora o un procesador de alimentos. Todos los granos deben quedar perfectamente molidos.
  2. Se filtra el grano de tal manera que no quede ningún residuo.
  3. Se calientan siete litros de agua, sin excederse de sesenta y siete grados. (Se recomienda tener a mano un termómetro).
  4. Cuando el agua haya hervido, se vierte todo el grano molido y se deja en el fuego durante noventa minutos sin dejar de remover.
  5. Cuando ya la mezcla se ha cocido, se debe pasar por un filtro para eliminar todos los restos de los granos (Realizar por lo menos dos veces).
  6. Cuando el líquido esté totalmente limpio se lleva de nuevo al fuego durante una hora más.
  7. Cuando transcurran treinta minutos de estar al fuego, se debe agregar los doce gramos de lúpulo y revolver bien.
  8. Ya pasada la hora se retira del fuego y se procede a enfriarlo de inmediato. Para lograr esto se debe colocar la olla con la preparación dentro de otra que contenga agua fría.
  9. Prácticamente ya está la cerveza preparada, ahora sólo queda envasarla en el recipiente que se haya elegido para fermentar, y esperar un par de días para que la mezcla se fermente.
  10. El recipiente puede ser un dispensador de agua, un botellón de vidrio.
  11. Cuando ya se tenga la mezcla en el recipiente elegido, se debe agregar un poco más de agua para completar los diez litros, de esta manera se va a lograr una cerveza mucho más suave, pero si en cambio se desea una cerveza más fuerte, se deben utilizar directamente los diez litros en la cocción en lugar de siete.
  12. La levadura se debe colocar en el recipiente en el que se va a almacenar la cerveza.
  13. Posteriormente se debe tapar el botellón con el tapón de goma que trae incorporado el airlock, el cual va a permitir que se libere el dióxido de carbono que se produce durante el proceso de fermentación, sin dejar ingresar aire. El airlock trae incorporado un compartimento que se debe llenar con agua hasta el nivel indicado.
  14. Cuando se han realizado los pasos anteriores, se puede notar que el agua del airlock comienza a burbujear, esto quiere decir que el proceso de fermentación se está llevando a cabo. Al pasar unos seis días las burbujas habrán desaparecido, lo cual indica que la cerveza ya está lista.
  15. Cuando el proceso ya está terminado se puede comenzar a embotellar la cerveza (Se debe utilizar sólo botellas de vidrio). A cada una se le debe agregar una cucharadita de azúcar antes de comenzar a agregar el líquido.
  16. Cuando ya esté todo el líquido embotellado se debe dejar durante seis a treinta días para una segunda fermentación. Pasado este tiempo ya se podrá disfrutar de esta deliciosa bebida casera.
Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar