¿Cómo preparar desodorantes caseros?

El aceite de coco y el de karité son muy hidratantes, por lo que la opción con estos aceites es muy adecuada para las personas que se depilan con frecuencia.

Aunque no tengamos olores desagradables en nuestro cuerpo, y especialmente en las axilas, nos acostumbramos a usar desodorantes y no podríamos vivir sin ellos, ya que un aroma delicioso nos hace sentir mucho más seguros.

Para no tener un mal olor corporal, también es importante comer de forma saludable y tomar suficiente agua.

Si eres del tipo de personas que no pueden pasar un día sin usar desodorantes, entonces debes seguir estas recomendaciones para que aprendas a prepararlos tu mismo. Al ser naturales, estaremos seguros de que no dañarán nuestra piel y que no van a tener la cantidad de químicos que contienen los desodorantes comerciales.

Desodorantes caseros:

Desodorante número #1

Aceite de coco

Esta primera receta posee muy pocos ingredientes. Al prepararlo toma una textura muy espesa y cuando se va a usar es necesario agitarlo un poco, pues a menudo notarás que se forman grumos.

Su olor es muy suave y agradable, la pueden utilizar tanto las mujeres como los hombres. Se debe aplicar dos veces al día para que su efecto sea prolongado.

Ingredientes

  • Seis cucharadas de aceite de coco.
  • Bicarbonato de soda.
  • Maicena.

Puedes leer también: 5 maneras de utilizar bicarbonato y limón en la limpieza del hogar

Preparación

El primer paso para preparar correctamente este desodorante casero es mezclar muy bien el bicarbonato con la maicena, a esta mezcla se le añade el aceite de coco sólido y se bate hasta que posea una textura suave, pero firme.

Después se pone esta mezcla en un recipiente limpio y bien seco, en el cual se puede almacenar hasta tres meses aproximadamente.

Desodorante número #2

Esta receta contiene ingredientes un poco más fuertes, por lo que una sola aplicación será más que suficiente. Una de las grandes ventajas de este desodorante es que tiene la capacidad de hidratar la piel, especialmente le será útil a las personas que se depilan con frecuencia.

Ingredientes

  • Aceite de coco.
  • Bicarbonato de soda.
  • Aceite de karité.
  • Maicena.
  • Aceites esenciales.

Preparación

Lo primero que tenemos que hacer es derretir el aceite de coco y la manteca o aceite de karité. Una vez que estén completamente derretidos se retiran del fuego y se añade el bicarbonato y la maicena, se mezcla muy bien y se agregan los aceites esenciales. Se colocan en un recipiente con tapa (no se necesita refrigeración para conservarlo).

Desodorante número #3

Esta última receta presenta muy buenos resultados, ya que una sola aplicación puede brindar absoluta protección durante todo el día, incluso después de hacer mucho ejercicio o si nos encontramos en un clima muy caliente.

Su textura puede variar según el estado del clima, ya que si hace demasiado calor se puede poner un poco pegajoso y si hace mucho frío puede estar duro, pero esto no tiene nada que ver con su gran efectividad.

No te olvides de leer: Cómo hacer una crema hidratante de cera de abejas y aceite de oliva

Ingredientes

  • Aceite de coco.
  • Cera de abeja.
  • Bicarbonato de soda.
  • Maicena.
  • Arcilla.
  • 25 gotas de aceite esencial de árbol de té.
  • 5 gotas de aceite esencial de lemongrass.

Preparación

Lo primero que hay que hacer es derretir el aceite de coco con la cera de abeja, luego se retira del fuego y y se añaden los demás ingredientes, menos los aceites esenciales.

Se debe revolver la mezcla muy bien hasta que esté completamente fría, se le añaden los aceites esenciales, se mezcla muy bien y se deja endurecer a temperatura ambiente o en la nevera, como lo prefieras.

 

Hoy en día hay muchos productos desodorantes en el mercado, pero la mayor parte de ellos tienen compuestos químicos que en ocasiones pueden dañarnos la piel o crearnos reacciones no deseadas. Con estas recetas para preparar tus propios desodorantes puedes disfrutar de olores agradables mientras hidratas y cuidas la piel con productos totalmente naturales. Por lo tanto, no esperes más y empieza a prepararlos en tu casa.