Cómo preparar en casa un gel ecológico de semillas de lino para el cabello

Daniela Castro 6 noviembre, 2015
El gel tiende a solidificarse a medida que se va enfriando, por lo que conviene filtrarlo antes, para eliminar los restos de semillas, y guardarlo en un recipiente adecuado

Para tener un cabello abundante y saludable es necesario someterlo a una serie de tratamientos que permitan reducir el impacto negativo causado por los radicales libres y la exposición a otros factores del ambiente.

Es cierto que el uso de champú y acondicionador diario puede ayudar; sin embargo, ambos se quedan cortos para aliviar todos los daños que este padece día tras día en sus estructuras internas.

La buena noticia es que en la actualidad hay muchos productos para el cuidado capilar que lo pueden nutrir y reparar para mejorar su aspecto en cuestión de días.

Si bien existen muchas alternativas comerciales, también hay algunas naturales que ofrecen excelentes resultados sin causar efectos secundarios por los químicos.

Entre estas nos encontramos con los increíbles beneficios de un ecológico gel de semillas de lino, rico en nutrientes y aceites esenciales que fortalecen en profundidad toda la melena.

¿Cuáles son las ventajas de este gel ecológico de lino?

cabello pelo mujer Betsy Jons

A diferencia de los geles convencionales y cargados de químicos, el elaborado con semillas de linaza supone una fuente rica en ácidos grasos esenciales omega 3, vitamina E y agentes antioxidantes que apoyan la restauración capilar para combatir la sequedad y otros problemas asociados.

Su uso regular fortalece las raíces del pelo y lo renueva para detener la caída y estimular la aparición de cabellos nuevos.

Gracias a sus componentes resulta ideal para hidratar en profundidad y combatir problemas tan comunes como la caspa y la sequedad.

Por si fuera poco, es bueno para estimular los aceites naturales del cuero cabelludo y tiene una acción antibacteriana que combate las bacterias y levaduras causantes de varias afecciones cutáneas.

Por supuesto, como todos los geles para el pelo, este se puede aplicar para controlar el frizz y fijar el pelo en medio de un peinado difícil de acomodar.

Visita este artículo: 4 remedios con plantas para cuidar de la belleza de tu cabello

Cómo hacer gel capilar de semillas de lino

Semillas de lino

La preparación de este producto natural es muy sencilla, 100% ecológica y, sobre todo, bastante económica.

Debido a la concentración de mucílagos, este producto da una textura gelificada muy similar a la de los comerciales, pero con la gran diferencia de aportar muchos beneficios.

Ingredientes

  • 500 ml de agua
  • 1 cucharada de aceite de almendras (14 g)
  • 3 cucharadas de semillas de lino o linaza (30 g)
  • 1 cucharada de romero (10 g)
  • 1 cucharada de cola de caballo (10 g)

Preparación

  • Coloca en una olla el medio litro de agua, las semillas de linaza, el romero, la cola de caballo y el aceite de almendras (este se puede remplazar por aceite de coco u oliva).
  • Cuece la mezcla a fuego bajo y déjala hasta que hierva, durante unos 20 o 25 minutos, removiendo de forma ocasional con una cuchara de madera.
  • Si le quieres aportar algún tipo de aroma, le puedes incorporar algún aceite esencial sin químicos.
  • Pasado el tiempo de cocción, cuela con un tamiz o un filtro de tela para conservar solo el líquido resultante.
  • Es esencial hacerlo antes de que se enfríe, ya que el líquido tiende a ponerse espeso y eso dificulta su filtración.
  • Vierte el gel en un frasco con tapa y consérvalo en el refrigerador hasta una semana.

Modo de aplicación

Champú para cabello grasoso

  • Para utilizarlo solo debes tomar la cantidad que consideres necesaria con las palmas de las manos y los dedos, y aplicarla sobre el pelo húmedo con un suave masaje.
  • Puedes usarlo todos los días para facilitar el peinado y nutrir tu pelo, aunque debes tener en cuenta que tiende a endurecer el pelo como lo hacen los otros tipos de geles.
  • También lo puedes aplicar como cualquier otra mascarilla reparadora, dejándola actuar unos 15 minutos antes de enjuagar con el champú de uso habitual.
  • Úsalo en cantidades moderadas.

Lee también: Usos que desconocías del aceite de almendras

Consejos de conservación

Pese a que es mejor utilizarlo recién hecho, se puede alargar su tiempo de utilidad agregándole unas cuantas gotas de zumo de limón antes de introducirlo en el refrigerador.

Teniendo en cuenta que no dura tanto como uno de los que venden en el mercado, lo mejor es preparar una pequeña cantidad cada vez que se desee utilizar para no hacer desperdicios posteriores.

¡Anímate a probarlo! Aunque parezca más simple ir al mercado a comprar uno convencional, podrás darte cuenta de que esta opción es muy sencilla de preparar y tiene muchísimos más beneficios para tu pelo.

 

Te puede gustar