Cómo preparar enjuagues caseros para cuidar las encías

Carolina Betancourth 18 junio, 2016
Podemos preparar nuestros propios enjuagues caseros con ingredientes naturales y así evitar posibles químicos que nos irriten. Además aprovecharemos sus propiedades para acabar también con las bacterias que provocan el mal aliento

La higiene bucal es muy importante tanto para el cuidado de los dientes y encías como para la salud general del cuerpo.

En la boca habitan millones de bacterias que tienden a proliferarse cuando les damos las condiciones necesarias para sobrevivir.

Como consecuencia podemos desarrollar una antiestética y desagradable placa bacteriana que nos puede generar dolor, inflamación y mal aliento.

Lo peor de todo es que se puede empeorar si no le brindamos cuanto antes un tratamiento eficaz.

Por fortuna, no hace falta gastar en costoso enjuagues comerciales para hacerle frente a este problema.

Con la mezcla de algunos ingredientes naturales podemos preparar en casa nuestros propios enjuagues para cuidar la salud oral.

En esta ocasión vamos a revelar las mejores recetas para que empieces a disfrutar sus propiedades.

¿Te animas a prepararlos?

Enjuague de menta

Aceite esencial de menta

El enjuague bucal de menta es un remedio con propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que combaten las infecciones que afectan las encías.

Su uso reduce las encías sangrantes y neutraliza el mal aliento.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 6 gotas de aceite de menta
  • 1 cucharadita de glicerina vegetal (5 g)
  • 1 cucharadita de jugo de sábila (5 g)

¿Cómo prepararlo?

  • Introduce todos los ingredientes en un recipiente y asegúrate de que queden bien mezclados.
  • Realiza gárgaras con el producto y repítelo después de cada cepillado.
  • Si lo prefieres, en lugar de aceite de menta puedes preparar una infusión con la planta.

No olvides leer: Tres remedios excelentes para los problemas de encías

Enjuague herbal

La combinación de hojas de menta con anís nos brinda un enjuague con propiedades antimicrobianas y calmantes que disminuye la inflamación e infección bucal.

Al igual que el producto anterior, puede emplearse contra la halitosis y la acumulación de placa dental.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de menta fresca (10 g)
  • 1 cucharadita de semilla de anís (5 g)
  • ½ cucharadita de tintura de mirra (2 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Coloca a calentar el agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale la menta y las semillas de anís.
  • Déjalo reposar hasta que se enfríe, pásala por un colador y añade la tintura de mirra.
  • Usa este remedio después del cepillado, dos veces al día.

Enjuague de aceite de coco

Enjuague de aceite de coco

El aceite de coco calmará las encías inflamadas y eliminará de forma eficaz las bacterias que provocan dolor y mal aliento.

Este producto cuenta con poderosas sustancias antimicrobianas que se han aprovechado desde hace cientos de años en lo que tiene que ver con la medicina alternativa.

Otra de las ventajas de emplearlo para la salud oral es que alivia la sensibilidad dental y disminuye los sangrados.

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de coco (15 g)
  • ½ vaso de agua (100 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Coloca una cucharada de aceite de coco en tu boca y haz buches durante 10 minutos.
  • Asegúrate de que el producto esté líquido para que no tengas dificultades con su uso.
  • Evita hacer gárgaras para no tragarlo.
  • Pasado el tiempo aconsejado, finaliza enjuagando con medio vaso de agua.
  • Realiza este procedimiento una vez al día.

Enjuague de bicarbonato de sodio y menta

El bicarbonato de sodio no solo combate las bacterias que inflaman las encías, sino que neutraliza el mal aliento y las posibles infecciones.

En este caso lo combinamos con el poder refrescante de la menta para dejar una mayor sensación de limpieza.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g)
  • 3 gotas de aceites esenciales de menta

¿Cómo prepararlo?

  • Pon todos los ingredientes en un frasco de vidrio con tapa y agítalos antes de usar.
  • Realiza varios enjuagues con el producto y escúpelo.
  • Mantenlo en el frasco de vidrio para que se conserve bien.
  • Úsalo después de cada cepillado.

¿Quieres conocer más? Lee: 7 formas de utilizar bicarbonato de sodio como remedio natural

Enjuague de vinagre de manzana

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de manzana es un desinfectante natural que regula el pH bucal para alterar el ambiente que necesitan los microorganismos para crecer.

Este enjuague aprovecha tales cualidades y, adicionalmente, elimina la halitosis.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 2 cucharadas de vinagre de sidra de manzana (20 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Diluye el vinagre de manzana en el agua y enjuágate con el líquido resultante.
  • Repite su uso varias veces al día para óptimos resultados.

Si empleas a diario estos enjuagues naturales podrás mantener tu boca saludable y el aliento fresco. 

Lo mejor de todo es que no dejan sensación de quemazón en la boca y no contienen químicos agresivos con el medio ambiente.

Te puede gustar