Cómo preparar jabón de zanahoria

El jabón de zanahoria es muy utilzado por sus propiedades antioxidantes y humectantes. A continuación te contamos cómo puedes preparar tus propios jabones.

Posiblemente te estés preguntando por qué jabón de zanahoria. Definitivamente, la zanahoria tiene ciertas bondades que resultan beneficiosas para tu piel. Una vez que las hayas repasado, podrás evaluar si te animas a elaborar tu propio jabón, especialmente diseñado para tu cuidado personal.

Después de conocer los beneficios del jabón de zanahoria para tu piel y lo fácil que es prepararlo, es probable que te animes a ponerte manos a la obra. Después de todo, un jabón hecho en casa le da un toque muy coqueto al cuarto de baño y aumenta la sensación de calidez del hogar.

Las bondades de la zanahoria

La zanahoria es un alimento muy saludable y beneficioso para la piel. Sus propiedades que contribuyen al bienestar de la piel y evitan las líneas de expresión son muy conocidas. Estos son algunos de los beneficios de consumir zanahorias.

  • Su abundante contenido de vitamina A contribuye a proteger la piel. La vitamina A es un antioxidante natural que ataca los radicales libres que contribuyen al envejecimiento.
  • La vitamina C le da a tu piel un aspecto radiante y saludable.
  • Estimula la producción de colágeno, un componente importante para la elasticidad de la piel.
  • El potasio en la zanahoria contribuye a mantener la piel hidratada.
  • Los antioxidantes ayudan a tratar enfermedades de la piel como acné, dermatitis, espinillas y cualquier enfermedad causad por deficiencia de vitamina A.
  • El beta-caroteno contribuye a proteger la piel contra los rayos del sol.

Visita este artículo: Zanahoria y levadura de cerveza para la falta de apetito

Beneficios del jabón de zanahoria para la piel

¿Cómo-preparar-este-jabón-casero-de-zanahoria

Hacer un uso tópico de los componentes nutritivos de la zanahoria contribuirá a obtener los beneficios mencionados anteriormente.

Los efectos directos sobre la piel serán más efectivos ya que la piel tiene la propiedad de absorber nutrientes a través de las células epiteliales. Estos son otros beneficios que obtienes a través del uso del jabón de zanahoria:

  • Ayuda mejorar los casos de eccema.
  • Ayuda a obtener una piel más suave.
  • Es ideal para personas con piel sensible.
  • Alivia pezones agrietados por la lactancia.
  • Favorece la cicatrización de heridas en la piel.

Receta para preparar jabón de zanahoria

Cómo-hacer-jabón-casero-de-zanahoria-para-cuidar-la-piel

Ingredientes

  • Agua.
  • 2 zanahorias (60 g).
  • 1 cucharadita de sal (5 g).
  • 112 g de sosa cáustica (1 taza).
  • 400 ml de aceite de oliva (3 tazas).
  • 100 ml de aceite de ricino (1/2 taza).
  • 300 ml de aceite de coco (2 tazas).
  • 25-30 gotas de aceite esencial ylang ylang (5 g).
  • Varios moldes de silicón o madera.

Ver también: 5 mascarillas con aceite de zanahoria para fomentar el crecimiento del cabello

Procedimiento

zanahoria

Es muy importante que antes de comenzar te asegures de estar en una zona muy ventilada, de preferencia en el patio. Asimismo, debes protegerte con guantes y gafas.

La sosa cáustica es corrosiva y puede irritar tu piel si entras en contacto con ella. También utiliza recipientes de plástico o de madera.

  1. Hierve las zanahoraias en abundante agua. Ten cuidado de guardar esta agua después de haber cocido las zanahorias ya que la necesitarás para preparar el jabón.
  2. Con un cubierto, tritura las zanahorias cocidas hasta obtener una pasta homogénea.
  3. Coloca en un bol o tazón el puré de zanahoria, sal y 190 ml del agua que utilizaste para cocer las zanahorias.
  4. Poco a poco, comienza a agregar la sosa cáustica, mezclándolos muy bien con un palo de madera para que todos los componentes se mezclen de forma homogénea.
  5. Cuando termines de hacer la mezcla notarás que está caliente; esto es por la sosa cáustica. Deja a un lado esta mezcla y permite que se enfríe durante 1 hora.
  6. Una vez que la mezcla se haya enfriado, comenzamos a agregar los aceites. Al hacerlo, asegúrate de mezclar bien con el palo de madera.  Continúa moviendo esta mezcal en círculos hasta que notes una consistencia más pastosa.
  7. Vierte esta mezcla en los moldes de silicón o madera. Si utilizas molde de madera, te recomendamos poner en cada molde papel para hornear con la parte más brillante hacia afuera. De esta forma, será más fácil sacar el producto final de los moldes.
  8. Permite que el jabón se endurezca durante 48 horas. Luego retíralo del molde y córtalo en trozos.
  9. Colócalos en uan rejilla en una zona ventilada durante 6 semanas. Sabemos que la espera es larga pero esto es necesario para que el jabón se cure antes de poder ser utilizado.

Luego que haya pasado el tiempo de curación, puedes comenzar a utilizar el jabón. La cantidad que haz elaborado te durará un año.