¿Cómo preparar la llegada del bebé? Consejos que debes aplicar

Antonella Grandinetti·
19 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica María Belén del Río al
28 Marzo, 2019
El nacimiento de un hijo cambia la vida de los padres, los hermanos y hasta de la mascota. Descubre cómo puedes prepararte para la llegada del bebé con estos consejos.

Preparar la llegada del bebé implica mucho más que simplemente comprar una cuna o un cambiador. Es necesario que los padres, hermanos e incluso la mascota se preparen emocionalmente para los cambios que se avecinan.

El nacimiento de un nuevo integrante de la familia es un momento de absoluta felicidad. No obstante, ese pequeño ser llegará a tu vida para modificar todo lo que conocías. A continuación, compartimos contigo algunos consejos para preparar la llegada del bebé a nivel práctico y también a nivel emocional. ¡No te los pierdas!

Consejos para preparar la llegada del bebé

Hemos dividido estos consejos en prácticos y emocionales, para que te sea más fácil orientarte a lo largo del artículo. En primer lugar, hablaremos de aquellas cosas que tienes que hacer y comprar antes de que nazca tu hijo y, más adelante, abordaremos la preparación mental y emocional necesaria para afrontar los cambios que se acercan.

¿Qué debes hacer y comprar antes del nacimiento?

Madre sosteniendo a su bebé recién nacido: preparar la llegada del bebé
Prepárate para la llegada de tu hijo organizando todas sus cosas y, también, emocionalmente.

Sabemos que tienes mil cosas en la mente. El embarazo es momento de instrospección, felicidad y nervios. Seguramente, por momentos, sientes que no llegas a hacer todo lo que deseas y eso te estresa. Respira profundo y relájate. Nada es más importante que tú y tu bebé.

A continuación, te presentamos un pequeño listado de tareas que puede ayudarte a tomar decisiones y a priorizar qué debes hacer y comprar.

1. ¿Dónde dormirá el bebé?

Lo primero que debes preguntarte es dónde dormirá tu hijo. La respuesta a esta pregunta es el puntapié inicial para saber qué debes hacer y comprar. Veamos las opciones:

  • Dormir con el bebé en la misma habitación: si esta es tu decisión, antes de empezar a decorar el cuarto de tu hijo, deberías pensar si la cuna cabe en tu habitación y dónde y cómo la ubicarás.
  • Colechar: al optar por el colecho, debes asegurarte de practicarlo de manera segura, como señala este artículo publicado en la revista Pediatría Atención Primaria. Asimismo, la Asociación Española de Pediatría recomienda utilizar una cuna de tipo sidecar en estos casos.
  • El bebé duerme en su habitación: en este caso, deberías tener la habitación totalmente a punto para la llegada de tu pequeño.

2. Las compras esenciales para el pequeño

Habitación para bebé recién nacido
Decorar la habitación del bebé y preparar todos los imprescindibles  llena de emoción a los futuros padres.

No hay nada más tentador que salir a comprar para el bebé. Sin embargo, esto puede llevar a comprar cosas innecesarias en un primer momento. Te aconsejamos que prepares una lista de los imprescindibles y te ciñas a ella para comprar de más. Por supuesto, puedes darte algún gusto, pero entre las compras fundamentales se encuentran

  • El moisés o minicuna, si es que piensas utilizarlo. Siempre puedes optar por usar la cuna desde el primer día.
  • La cuna, ya sea sidecar, nido o normal.
  • El cambiador.
  • La ropa de cama.
  • Un saco para dormir (o dos).
  • La bañera.
  • Toallas (al menos dos).
  • Los pañales y las toallitas. Te aconsejamos no comprar demasiados de la primera talla, ya que los bebés crecen muy rápido.

Quizá te interese: Cuidados en los primeros meses del bebé

3. ¿Cochecito de bebé o porteo?

Otra de las grandes dudas de los padres, y una que debe solucionarse pronto, es si deseas comprar el carrito de bebé en alguna de las tiendas de tu ciudad. Debes tener en cuenta que suelen encargarse al menos 3 o 4 meses antes de la fecha probable de parto.

Aquí es importante que decidas cómo planeas salir de paseo con el bebé. Una combinación de fular y cochecito puede ser interesante, ya que te permite un mayor margen de maniobra.

Asimismo, aunque, por el momento, son necesarias más evidencias científicas al respecto, hay bastantes personas que señalan que el porteo aporta importantes beneficios, tanto para la madre como para el bebé.

4. La ropa del bebé

Madre cambiando el pañal a un bebé
En la preparación debes prestar atención a los distintos tipos de ropa y los pañales necesarios, aunque ten en cuenta que crecen rápido.

Al preparar la llegada del bebé nos encontramos con este gran quebradero de cabeza: ¿cuánta ropa es necesaria comprar? Al igual que con los pañales, lo ideal es no excederse en la compra de las primeras tallas por dos motivos:

  • Los bebés crecen muy rápido y, posiblemente, cambien de talla en cuestión de semanas.
  • Las personas que regalan ropa suelen decantarse por las primeras tallas.

Seguramente te estás preguntando que, entonces, qué haces La manera más práctica de gestionar la situación es hablar con aquellas personas que sabes que te harán un regalo para coordinar con ellos qué necesitas y en qué talla. Calcula que tu hijo necesitará:

  • 10 bodis.
  • 5 pares de calcetines.
  • 10 camisetas y pantalones.
  • 10 pijamas.
  • 5 / 6 saquitos o jerseys.
  • 2 gorritos para los primeros tiempos.

5. El bolso para el hospital

No esperes al último momento para armar el bolso para el hospital. Prepáralo con tiempo para no olvidar nada importante, como el cargador del móvil, ropa para tu hijo y para ti, pañales y todo lo necesario para tu estancia en el hospital.

6. Casa lista para la llegada del bebé

Cuando se acerca la fecha probable del parto, es necesario que tu casa esté lista. Esto significa tener la despensa bien abastecida, la casa ordenada y limpia, y un plan de acción, es decir, saber quién se ocupará del hermano mayor o de la mascota mientras tú no estés, en caso de que fuera necesario.

Quizá te interese: Guía para primeros días del bebé en casa

Preparar la llegada del bebé a nivel emocional

Bebé con su madre tumbados
El nacimiento de tu bebé cambiará tu vida para siempre, así que relájate y disfruta de esta etapa.

El nacimiento de tu hijo pondrá tu vida patas arriba. Los primeros días serán emocionantes y agotadores a la vez, y esto tienes que contemplarlo ya desde tu embarazo.

Ser madre o padre no es sencillo; es afrontarse a un mundo desconocido, incluso cuando ya tengas otro hijo. Cada bebé es un mundo diferente, con sus propias necesidades y expectativas, al igual que cada padre.

Si tienes otro hijo, es importante prepararle para los cambios que se avecinan. No es fácil convertirse en hijo mayor. Deberás hablar con él, leer cuentos al respecto y ,sobre todo, tener mucha paciencia durante los primeros meses. Muéstrale cuánto lo amas, porque es posible que se sienta desplazado por la llegada de su hermanito.

Lo mismo podría suceder con la mascota que ha tenido toda tu atención durante tantos años. Los animales de compañía son un poco como los niños y también necesitan de nuestra paciencia y comprensión hasta adaptarse a la nueva situación.

En definitiva, no minimices los cambios. Sé consciente de que tu vida y la de todo tu hogar está a punto de cambiar. Prepárate para lo inesperado, abraza tu nueva vida y no dejes que una mala noche te impida disfrutar de este maravilloso momento que estás viviendo.

Como ves, preparar la llegada del bebé es mucho más que salir de compras. Debes ser consciente de que los cambios serán fundamentales y que no podrás controlar todo. A pesar del miedo que eso puede generar, ¡no hay nada más bonito en el mundo!