Cómo preparar leche de almendras para adelgazar

Podemos aprovechar el aporte de grasas saludables, aminoácidos y fibra de la leche de almendras para adelgazar y cuidar de nuestra salud general, ya que también tiene beneficios cardiovasculares y óseos.

Muchas personas han empezado a consumir leche de almendras para adelgazar. Aunque es una bebida con un aporte calórico alto en comparación con otras leches vegetales, sus aportes de fibra, aminoácidos y grasas saludables hacen que sea una gran opción para la dieta.

Por otro lado, es un alimento libre de lactosa y gluten, y su concentración de colesterol es casi nula. Además, supone un aporte interesante de calcio, lo que hace que también sea adecuada para cuidar los huesos. ¿Qué otros beneficios aporta? ¿Cómo se prepara?

Por el boom que ha tenido entre los famosos de Hollywood, en la actualidad se puede adquirir en presentaciones comerciales. Sin embargo, se sigue recomendando su preparación natural, ya que es la mejor manera de conservar todas sus propiedades y evitar añadidos químicos.

Beneficios de la leche de almendras para adelgazar

Perder peso sin hacer dietas restrictivas.

La leche de almendras se ha popularizado en todo el mundo como uno de los mejores sustitutos para la leche de vaca. No solo está recomendada para los intolerantes a la lactosa y seguidores de la dieta vegana, sino para aquellos que desean cuidar su peso y salud.

Desde el punto de vista nutricional se destaca por sus aportes de ácidos grasos omega 3, un tipo de grasa saludable que protege la salud del corazón. Este nutriente disminuye la concentración de colesterol en las arterias y contribuye al buen funcionamiento metabólico.

También hace un aporte ligero de hidratos de carbono complejos, un macronutriente que ayuda a tener un óptimo nivel de energía. Su asimilación lenta mantiene activo el metabolismo y previene los picos altos de glucosa en la sangre.

Debido a su contenido de calcio y magnesio, su consumo regular también fortalece los huesos. Aunque sus aportes no son tan altos como los de la leche de vaca, sí son significativos para obtener los requerimientos del cuerpo.

Otra razón importante para tomar leche de almendras para adelgazar es su contenido de aminoácidos. Como algunos saben, estos nutrientes son claves para bajar de peso y aumentar la masa muscular. Su adecuada asimilación mejora el rendimiento deportivo y disminuye el riesgo de lesiones.

Descubre: Todo acerca de los ácidos grasos omega 3

¿Cómo preparar leche de almendras para adelgazar?

Leche de almendras.

La preparación de leche de almendras para adelgazar no quita demasiado tiempo y es bastante sencilla. Además, es más saludable que comprar las leches que venden listas en el mercado, pues no contiene conservantes ni aditivos químicos.

Ingredientes

  • 1 taza de almendras naturales, sin tostar (150 g)
  • 6 tazas de agua (1,5 litros)

Preparación

  • En primer lugar, pon las almendras en remojo en dos tazas de agua (500 ml).
  • Déjalas reposar por lo menos 8 horas, o bien, toda la noche.
  • Pasado este tiempo, descarta el agua de remojo y pon las almendras en la licuadora.
  • Añade las tazas de agua restantes y procésalo por unos minutos.
  • Tras obtener una bebida blanca y espumosa, procede a colarla.
  • Utiliza un colador de tela para conseguir mejores resultados. Exprime bien la leche y almacénala en un frasco de vidrio con tapa.

Nota: De modo opcional le puedes agregar un poco de canela y miel de abejas.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de leche de almendras en el desayuno o durante las meriendas.
  • Si lo prefieres, úsala como base para preparar tus batidos con frutas y vegetales.
  • Procura moderar su consumo, ya que en exceso puede sumar muchas calorías.

¿Cómo utilizar los restos de almendras?

harina de almendra

Luego de colar la leche de almendras te quedará una harina fina que se puede reutilizar. De hecho, es una gran opción para elaborar otra receta saludable para la dieta. Sin embargo, para poder almacenarla tendrás que hacer otro proceso.

Instrucciones

  • Pon a calentar el horno a 350 ºF (unos 180 ºC).
  • Mientras tanto, esparce la harina de almendras en una bandeja.
  • Introdúcela al horno y déjala durante 15 minutos, hasta que esté bien seca.
  • Utiliza esta harina para remplazar las harinas refinadas a la hora de hacer galletas, panes o cualquier postre.

¿Lo sabías? 6 consecuencias que puedes sufrir por comer harinas refinadas

Contraindicaciones de la leche de almendras

Aunque la leche de almendras para adelgazar brinda muchos beneficios, no se deben pasar por alto sus contraindicaciones. En caso de desórdenes metabólicos, embarazo o enfermedades específicas, es mejor consultar al médico antes de su consumo.

  • Tomar leche de almendras en exceso puede dificultar la absorción de yodo.
  • Contiene sustancias que pueden irritar la glándula tiroides, provocando inflamación.
  • No se recomienda para bebés.
  • Ingerida en grandes cantidades puede detonar crisis de migraña por su contenido de tirosina.

En resumen, preparar leche de almendras para adelgazar tiene importantes beneficios. Sin embargo, se deben considerar algunos casos especiales para que su ingesta no sea contraproducente.