Cómo preparar mermeladas y dulces caseros

Si envasamos nuestras mermeladas caseras al vacío podremos consumirlas hasta un año después sin que pierdan sus propiedades. Una vez abiertas pueden aguantar hasta tres meses en la nevera

Pensar en una mermelada casera es sinónimo de merienda al regresar de la escuela cuando eramos pequeños, de la cocina de la abuela o de un paseo a un lugar alejado de la ciudad, donde se prepara como si fuera un té y en cantidad. Para poder volver a experimentar esos sentimientos, nada mejor que aprender algunas recetas caseras de mermeladas y dulces frutales.

Características inherentes a todas las mermeladas

El primer paso para realizar cualquier tipo de dulce es elegir la fruta, que debe ser fresca. Las más frecuentes son las de fresa, durazno, ciruela o naranja, pero se pueden hacer también de hortalizas como tomate y zanahorias. Se aconseja que la fruta esté madura y no muy blanda, que posea aroma y color fuertes. Se pela, se quitan los huesos y se trocea. Se puede triturar la pulpa (según el caso) para que espese mejor. Se macera con azúcar para que suelte el zumo. Algunos les añaden un poco de zumo de limón para evitar que se oxiden.

mermelada2
Luego se procede a hervir la preparación, un paso fundamental para que la mermelada quede perfecta. El tiempo dependerá de la fruta y el agua que contenga. Para conservar, una vez que se enfría, se coloca en recipientes de cristal (no de plástico porque toman su sabor), previamente desinfectados con agua hirviendo o bien con un chorrito de vinagre. Deben poder cerrarse herméticamente.

Las mermeladas y dulces se pueden usar para muchas preparaciones en la cocina, aunque lo más básico es untar en galletas, rodajas de pan o tostadas, ya sea para el desayuno como para la merienda. También se pueden utilizar para preparar postres o rellenar tortas. En el caso de que sean de hortalizas se pueden usar para añadir sabor a quesos, tortillas, ensaladas y pescados.

mermelada3

Receta de mermelada de duraznos

Necesitarás 1 kilo de duraznos, medio kilo de azúcar, el zumo de un limón y las cáscaras de media naranja. Se pela la fruta y se corta en cubos pequeños, dejando reposar un día entero con el azúcar y el zumo de limón en una cacerola grande. Al otro día se coloca la piel o cáscara de naranja cortada en tiras finas. Cocinar a fuego lento la preparación, revolviendo cada tanto, durante unos 45 minutos. Dejar que se enfríe y llenar varios frascos (con estas cantidades se pueden obtener 600 cm3 aproximadamente).

mermelada4

Receta de mermelada de fresas

Necesitas 1 kilo de fresas, 700 gramos de azúcar y un limón. Lava muy bien las fresas y quita el cabito verde. Corta en tiras a lo largo, si quieres que se noten los trozos de fruta al consumir la mermelada, sino, puedes pasarlo por la procesadora. Coloca en un recipiente y añade el azúcar encima. Tápalo bien y déjalo en el refrigerador hasta el otro día. Pasa a una olla grande y rocía con el zumo de un limón. Cocina a fuego lento con la olla sin tapar y revolviendo de vez en cuando con cuchara de madera, retirando la espuma que se forme. El tiempo de cocción puede oscilar entre una y tres horas. Cuando no esté más líquida, espera que se enfríe. Rellena los frascos de vidrio que sean necesarios. Tapa bien y coloca en el refrigerador.

mermelada5

Receta de mermelada de pomelo

Para hacer esta deliciosa mermelada precisarás 3 pomelos rosados, 3 sobres de gelatina sin sabor, esencia de vainilla, edulcorante líquido y ralladura de dos naranjas. Exprime los pomelos y en un recipiente aparte procesa la pulpa y colócalas en una cacerola junto con la ralladura de las naranjas y un litro de agua. Cocina hasta que la preparación se reduzca y esté tierna. Añade la gelatina disuelta en una taza de agua fría. Endulza a gusto. Cocina unos cinco minutos más, revolviendo hasta espesar. Dejar que temple y envasar en frascos de vidrio.

mermelada7

Receta de mermelada de ciruela

Para esta receta necesitas 1 kilo de ciruelas, 600 gramos de azúcar, el zumo de un limón y una taza de agua. Lava bien las ciruelas, quita la piel y el carozo y córtala en trozos. Elige cuatro huesos pequeños y mezclalos en un recipiente junto con la fruta (para que tenga más consistencia). Añade el azúcar y rocía con el zumo de limón. Lleva al refrigerador (tapado) y deja toda la noche. Al otro día, vuelca las ciruelas ya maceradas en una cacerola grande y añade una taza de agua. Mezcla con cuchara de madera y lleva al fuego fuerte hasta que hierva (revolviendo de vez en cuando). Bajar el fuego al mínimo y cocinar 45 minutos, o hasta que al mezclar se pueda ver el fondo de la olla. Llena los frascos que necesites, deja que se enfríen, tapa y guarda en el refrigerador.

mermelada8

Receta de mermelada de manzana

Para esta receta precisarás 1 kilo de manzana roja, 650 gramos de azúcar y un cuarto litro de agua. Lava bien las frutas, pélalas y córtalas en trozos. Cocina en el cuarto litro de agua a fuego lento y con la olla tapada. Cuando estén tiernas, cuela y pisa. Añade el azúcar y vuelve a llevar al fuego, revolviendo cada algunos minutos hasta que alcance el punto de ebullición. Vierte el dulce todavía caliente en frascos esterilizados y secos. Deja enfriar y tapa. Lleva al refrigerador para conservar.

mermelada9

Receta de mermelada de higo

Necesitas 1 kilo de higos y 800 gramos de azúcar. Lava bien la fruta, quita las partes duras y procésalas. Añade el azúcar y deja que macere hasta el otro día. Cocina a fuego lento durante una hora, revolviendo continuamente. Envasa, tapa y lleva al refrigerador.

mermelada10
Imágenes cortesía de joefoodie, looopeeelisa, Stephen Fulljames, Rachel Tayse, John Bell, Arria Belli, paul pod, Andy / Andrew Fogg y Eunice.

Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar