Cómo preparar nuestros propios astringentes caseros

Uno de los mejores astringentes caseros para las personas con cutis graso es el de aceite de girasol. Nos ayuda a reducir la grasa a la vez que refresca el rostro. ¡Conoce todas las opciones!

Los astringentes tienen la capacidad para renovar y dar vigor a nuestra piel, reducir los poros y la grasa del cutis, y disimular el aspecto de cansancio. Por ello, hoy traemos una lista de astringentes caseros y las indicaciones de cómo prepararlos.

Justamente, muchas mujeres tenemos piel grasa, lo que significa que debemos cuidar meticulosamente de nuestro rostro. Los astringentes representan uno de los productos elementales para el cuidado de este tipo de piel.

En sí, con sus propiedades antisépticas ayudan a equilibrar los niveles de grasa y a mantenerte al margen de barros y espinillas.

Además, mantienen por más tiempo la cara limpian y brindan una frescura que ayudará a sentir el rostro más agradable.

Cabe resaltar que es muy importante informarnos para manejar correctamente la piel grasa. De esa forma evitaremos maltratar o incluso agravar esta condición en nuestro rostro.

A continuación presentamos una variedad de astringentes caseros. Cada uno con distintos alimentos y por supuesto, con las indicaciones de cómo prepararlo.

Si deseas que tu cara se vea más bonita y radiante, no dudes en probar estos astringentes caseros. Añadir este tipo de producto a nuestra rutina de belleza puede ayudarnos a mejorar la apariencia de la piel del rostro.

Recetas de astringentes caseros

  • Astringente de manzana

Los ingredientes necesarios para este astringente para la piel son: ¼ taza de zumo de manzana, dos cucharadas de vodka (30 ml) y dos de agua de hamamelis. Si no quieres usar vodka, suma dos cucharadas más de hamamelis. Mezcla bien y aplica con un algodón en el rostro.

  • Astringente de salvia

Realiza una infusión de esta planta con un puñado por taza de agua hirviendo (recuerda que una taza son 240 ml). Deja enfriar tapado, cuela y embebe un algodón con el cual harás leves movimientos circulares en la piel. No retires, deja que se absorba por completo.

Infusión de salvia como astringente casero

  • Astringente de limón

El limón tiene muy buenas propiedades para quitar las manchas de la piel y a la vez cerrar los poros. Simplemente tienes que mezclar el zumo de medio limón con algo de agua. Aplicar con un algodón y luego lavar con agua fría. Es una excelente receta para los hombres después de afeitarse, porque desinfecta el cutis y protege la piel.

No se aconseja utilizar este truco de día ni exponerse al sol, ya que el limón tiene la contrariedad de manchar la piel a la luz. Mejor de noche o un día que no vayas a salir de casa.

  • Astringente de pepino

El pepino es uno de los ingredientes más usados en cosmética y belleza por sus maravillosas propiedades. Es muy beneficioso para la salud dérmica.

Corta unas rodajas de pepino lo más frío posible (recién sacado de la nevera). Ahora coloca en el rostro y también en los ojos. Deja actuar durante media hora. ¡Perfecto para relajarse después de un día agotador!

Lee también: Alimentos que debes evitar si tienes la piel grasa

  • Astringente de frambuesa

El té de frambuesa tiene muchas ventajas que ninguna mujer se debería perder. Puedes comprarlo en saquitos o prepararlo con la decocción de algunas hojas o frutos de frambuesa. Deja enfriar tapado y luego cuélalo. Finalmente, embebe un algodón y pasa por el rostro. Deja que se absorba por completo.

Frambuesas para receta de astringente

  • Astringente de melocotón o durazno

Otro de nuestros astringentes caseros se basa en esta fruta tan deliciosa. Simplemente tienes que cortar una rodaja de melocotón fresco y frotar el rostro con ella. Deja que el zumo haga su efecto durante unos 20 minutos y luego enjuaga con agua tibia. Podrás disfrutar de más firmeza y suavidad en menos tiempo.

  • Astringente de vinagre

Los ingredientes de esta receta son ⅛ taza (30 ml) de vinagre de manzana, una pastilla de aspirina y agua caliente. Mezcla bien y luego moja con un algodón el rostro. Deja secar.

  • Astringente de papaya

Para esta receta precisarás una rodaja de papaya, una cucharada de agua de rosas (15 ml) y una cucharada de miel de abejas (25 g).

Al igual que ocurre con el melocotón, la papaya es un exfoliante natural y, al mismo tiempo, permite renovar el cutis. La miel es humectante y antiséptica y el agua de rosas ayuda a retrasar el envejecimiento de la piel.

Pisa la papaya hasta hacerla puré y mézclala con los demás ingredientes. Guarda en la nevera y deja que se enfríe bien. Luego aplica con los dedos dos veces al día (mañana y noche) y deja que actúe no más de cinco minutos. Enjuaga con agua tibia.

  • Astringente de frutas

Los ingredientes que necesitas para esta receta de astringente para pieles grasas son una rodaja de piña, media manzana roja, cinco uvas verdes, cuatro cucharadas de infusión de manzanilla y cuatro cucharadas de agua de rosas.

Coloca las frutas sin pelar (a excepción de la piña) en la batidora, añade el agua de rosas, mezcla bien y añade la infusión de manzanilla. Luego embebe una bola de algodón y aplica en el rostro con masajes circulares. Deja actuar por cinco minutos y retira con agua templada.

  • Astringente de frutas (otra receta)

Existen varias recetas de astringentes caseros con frutas. Los ingredientes que necesitarás en este caso son cuatro limones, dos naranjas, un pepino, dos manzanas, cuatro cucharadas de alcohol blanco (64 ml) y cuatro cucharadas (60 ml) de agua de rosas.

Extrae el zumo de los cítricos, pela el pepino y las manzanas. Mezcla todas las frutas en la batidora y añade el alcohol y el agua de rosas.

Cuando consigas una crema homogénea, vierte en una botella de vidrio esterilizada. Lleva a la nevera por dos horas. Pasado este tiempo, agita y aplica en la piel dejando actuar 15 minutos y después enjuaga con agua tibia.

  • Astringente de aceite de girasol

Esta receta está recomendada para las personas con cutis graso. Necesitas media taza de agua (125 ml), media taza de vinagre blanco y una cucharada (15 ml) de aceite de girasol.

Hierve el agua y añade el vinagre junto con el aceite. Luego, agita bien para que todo se mezcle. Es perfecto para usar después de una limpieza profunda de cutis. Te ayudará a refrescar el rostro y a reducir la grasa.

Aceite de girasol para astringente casero

  • Astringente de menta

En un mortero tritura una cucharada de hojas de menta. Coloca en un recipiente y añade una taza (250 ml) de agua hirviendo, deja reposar diez minutos y cuela. Aplica en el rostro una vez que esté frío, usando una bola de algodón.

Revisa este artículo: Jabón de glicerina, limón y menta para pieles grasas

  • Astringente de milenrama

Coloca en un recipiente 25 gramos de flores y hojas de la planta milenrama. Vierte medio litro de agua hirviendo. Tapa y deja reposar algunas horas. Luego cuela y aplica en el rostro con una bolita de algodón. Las propiedades de la milenrama son similares a las de la menta, excelentes para tu rostro.

  • Astringente de tomate

En un recipiente de vidrio con tapa hermética coloca 150 gramos de tomate pelado maduro y 30 gramos de glicerina. Aplica en el rostro como si fuera una mascarilla. Ya que este preparado solo se puede conservar en la nevera un día, es una buena idea para reunirse con amigas y hacer un día de spa que las deje hermosas.

Modo de aplicación de astringentes caseros

Como puedes ver, el modo de aplicación correcto para la mayoría de los astringentes caseros es simplemente humedecer -que no escurra- un algodón con el astringente y pasarlo suavemente por todo el rostro. Evitando el área de los ojos y los labios (con excepción del astringente de pepino).

Debes aplicarlo después de lavar tu rostro. Luego lo dejas secar y agregas tu crema de noche o día (éstas deben ser especiales para tu tipo de piel).

En suma, tienes 14 opciones de astringentes caseros. Puedes ir probando hasta encontrar el que mejor te resulte o preparar aquellos que te sean más fáciles por tener los ingredientes en casa.

Hay que resaltar, que debido a que son remedios totalmente naturales, sus resultados son mejores cuando lo aplicamos con constancia.

El uso diario de astringente como parte de tu rutina de belleza, te ayudará sentir tu piel más fresca y matificada, además con el paso de los días notarás cambios significativos en tu rostro.