Cómo preparar tres helados saludables y deliciosos

Al elaborar nuestros propios helados nos estamos asegurando de que la procedencia de todos sus ingredientes es completamente natural y de que no llevan conservantes

¿A quién no le gustan los helados? Y sin embargo, todos sabemos que no son un alimento saludable, en gran medida por la cantidad de azúcares, grasas y conservantes que llevan. Pero hay maneras de preparar helados en casa, y además bastante sencillas, para poder disfrutar de ellos de vez en cuando sabiendo lo que comemos.

En este artículo compartimos algunas recetas sencillas y deliciosas y mucho más saludables que las de los helados que podemos comprar o tomar, para que puedas saborearlos sin remordimientos: Helado de plátano y chocolate, helado de aguacate y helado de fresas con nata.

¿Es malo comer helados?

El helado no tiene por qué ser un alimento perjudicial para nuestra salud, pero la realidad es que los helados que compramos ya preparados contienen:

  • Demasiada cantidad de grasa, especialmente saturada, que es la más perjudicial (enfermedades cardiacas, colesterol, triglicéridos, etc.)
  • Demasiada cantidad de azúcar blanco, el cual desmineraliza y acidifica nuestro organismo
  • Conservantes y colorantes.

¿Cómo hacemos que un helado sea saludable?

Si prescindimos de los ingredientes que acabamos de mencionar y los sustituimos por otros que sean igualmente deliciosos pero saludables, podemos encontrar la manera de que el helado sea un alimento nutritivo y energético.

  • El helado debe contener grasa para que sea cremoso, y por ello usaremos grasas saludables como el yogur cremoso o la crema de leche
  • El azúcar blanco puede ser sustituido por azúcar moreno, miel de abeja, miel de caña, siropre de agave o concentrado de manzana
  • Le añadiremos también otros ingredientes saludables: frutas, cacao amargo, extracto de vainilla natural, canela, jengibre, etc.

Helado de plátano y chocolate caliente

El plátano maduro ya tiene una textura cremosa, por lo que es el ingrediente ideal para preparar un helado sin la necesidad de tener que añadirle ningún producto lácteo. ¿Cómo lo hacemos?

  • Pelaremos y cortaremos la banana a trocitos
  • Meteremos los trozos en una bolsita y al congelador
  • Pasadas unas horas sacaremos los trozos ya congelados y los batiremos hasta conseguir una textura cremosa
  • Le podemos añadir un poco de canela o extracto de vainilla

Gracias al dulzor natural del plátano este helado no necesitará nada más. Sencillísimo y sanísimo.

Al servir este helado podemos sorprender preparando una salsa de chocolate caliente pero saludable, mezclando sencillamente cacao puro en polvo, jugo de limón o agua y un endulzante natural. Lo serviremos junto con el helado justo antes de comerlo, para que se mantenga caliente en ese momento.

helado banana sidehike

Helado de aguacate

El aguacate es también de por sí una fruta muy rica en grasas saludables, por lo que también puede ser la base para un sencillo y delicioso helado. Necesitaremos que esté bien maduro.

  • Batiremos el aguacate con crema de leche, un poco de jugo de limón y un endulzante natural, como por ejemplo el sirope de agave.
  • Cuando ya veamos su textura cremosa lo guardaremos en un recipiente y meteremos al congelador.
  • Para que la textura sea ideal recomendamos sacarlo del congelador cuando hayan pasado una, dos y tres horas, y cada una de esas veces batir el helado para romper los cristales de hielo que se habrán formado.

Este helado puede sorprender mucho como postre o también si los servimos para acompañar algún segundo plato de carne.

helado aguacate demandaj

Helado de fresas con nata

Este helado es delicioso y mucho más saludable de lo que puede parecer.

  • Necesitaremos fresas bien maduras que meteremos al congelador, del mismo modo que con la receta del helado de plátano.
  • Cuando esté congeladas las trocearemos y las batiremos con un poco de miel, hasta que adquiera una textura bien cremosa.
  • Entonces lo pondremos en el recipiente para el congelador, y le añadiremos un bote de crema de leche o nata sin montar, la cual mezclaremos sólo un poco con la crema de fresa, para que después al servir no estén completamente combinados, lo cual dará un aspecto irresistible al helado. La crema de leche la podemos endulzar previamente si lo deseamos.

Recomendamos decorar este helado con trozos de fresa fresca o con un poco de mermelada de fresa.

helado fresa Back to the Cutting Board
Imágenes por cortesía de Back to the Cutting Board, demandaj, y sidehike