Cómo preparar un arroz con leche bajo en calorías

Aunque siempre relacionemos los postres con un exceso de azúcar y calorías, el arroz con leche puede ser una opción perfecta para disfrutar de una receta sana y equilibrada.

Todos piensan que un postre es sinónimo de calorías y exceso de azúcares. Esto no tiene por qué ser así. Aquí te enseñamos a hacer un arroz con leche bajo en calorías.

En primer lugar, es fundamental encontrar una leche descremada. Esta es la indicada para cuidad el colesterol por su bajo contenido en grasas.

Es más, una taza de leche descremada es perfecta para aquellas que acaban de salir de un embarazo y están bajas en calcio.

Es decir, vamos a hacer un postre bueno para salud por su bajo contenido en grasas y su alto contenido en calcio. Así, mantendremos la línea sin dejar de cuidar nuestro cuerpo. Todo esto, claro está, debe combinarse con una dieta equilibrada y la práctica de deporte.

El arroz con leche bajo en calorías es perfecto para ayudar a complementar dicha dieta equilibrada por su baja cantidad de calorías y su alto contenido en proteínas e carbohidratos.

Ingredientes

  • 1 taza de arroz blanco (170 g)
  • 4 tazas de leche descremada (1 litro)
  • La ralladura de 1 cáscara de naranja
  • La ralladura de 1 limón (solo la parte amarilla de la cáscara)
  • Edulcorante
  • 1 rama de canela o canela en polvo

Todos son elementos fáciles de conseguir. Además, son naturales y, por tanto, buenos para la salud. 

Lee: ¿El deporte mejora nuestra vida psicológica?

¿Cómo elaborar el arroz con leche bajo en calorías?

  • En primer lugar, lava el arroz y escúrrelo. Tras esto, ponlo a hervir en un litro de agua.
  • Posteriormente, agrega la canela, las cáscaras ralladas y el edulcorante.
  • Deja hervir el arroz hasta que el agua se evapore en su totalidad. No nos podemos olvidar de mover el arroz para que no se pegue abajo de la cazuela.
  • Una vez esté el arroz cremoso y sin agua, añade el litro de leche descremada. Ahora, solo hay que dejar que la leche hierva junto al arroz.
  • Cuando llegue a ebullición, déjalo reposar un rato con una tapa. Si lo quieres consumir frío, puedes meterlo en la nevera cuando pierda el calor.

Con esta receta, una porción del postre serán en torno a unas 83 kcal. Por otro lado, tendrá poco contenido graso. Y es que la canela o las ralladuras de pieles de naranja y limones no tienen carga calórica.

Otras opciones para un arroz con leche bajo en grasa

La condición de la alergia o intolerancia no te puede hacer perder la oportunidad de consumir este plato. Tampoco puedes privarte de este plato si eres vegetariano o vegano.

Para todos existe solución. Bien se puede consumir leche sin lactosa o leche de origen vegetal (arroz, soja, almendra, etc.).

Así pues, puedes consumir este plato sin tener miedo a ganar peso, sin miedo a la lactosa y sin miedo a acabar con tus principios. Por ejemplo, está esta receta con alimentos vegetales.

Ingredientes

  • ½ taza de arroz integral (85 g)
  • 3 tazas de leche de avena (750 ml)
  • 2 cucharadas de estevia (30 ml)
  • 1 corteza de limón
  • 1 rama de canela
  • Canela en polvo

¿Lo sabías? Avena en el embarazo: ¿por qué es un desayuno ideal?

Preparación

arroz con leche bajo en calorías

  • En primer lugar, hierve el arroz integral con poco agua. En este caso, no son necesarias grandes cantidades de agua. Una vez hecho, refréscalo con agua fría bajo el grifo.
  • A continuación, pon a hervir la leche de avena junto a la rama de canela y la cáscara de limón. Una vez empiece a hervir, introduce el arroz en la leche.
  • Deja hervir durante 30 minutos y sin parar de remover para que no se pegue abajo.
  • Finalmente, retira el arroz del fuego y mételo en la nevera para que pueda enfriar. Una vez servido, añade canela en polvo por encima.

Como hemos indicado antes, también se pueden usar otros tipos de leche bajos en grasa. Está la leche sin lactosa desnatada o la leche de origen vegetal, como la de soja o almendra.

Si notamos algún tipo de problema digestivo con los derivados de vaca, sin duda, nuestra opción perfecta es la leche de origen vegetal: es mucho sana e igual de rica.

  • Gaucheron, F. (2005). The minerals of milk. Reproduction Nutrition Development. https://doi.org/10.1051/rnd:2005030
  • Steinmetz, K. A., Childs, M. T., Stimson, C., Kushi, L. H., McGovern, P. G., Potter, J. D., & Yamanaka, W. K. (1994). Effect of consumption of whole milk and skim milk on blood lipid profiles in healthy men. American Journal of Clinical Nutrition. https://doi.org/10.1093/ajcn/59.3.612
  • Arrowsmith, S., Kendrick, A., & Wray, S. (2010). Drugs acting on the pregnant uterus. Obstetrics, Gynaecology and Reproductive Medicine. https://doi.org/10.1016/j.ogrm.2010.05.001