Cómo preparar un arroz con leche bajo en calorías

3 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva
Aunque siempre relacionemos los postres con un exceso de azúcar y calorías, el arroz con leche puede ser una opción perfecta para disfrutar de una receta sana y equilibrada.

¿Te gustaría aprender a preparar un arroz con leche bajo en calorías? Aunque estamos acostumbrados a preparar la receta tradicional con azúcar y leche entera, podemos optar por otros ingredientes que suponen un menor contenido calórico. 

Por supuesto, esto no quiere decir que puedas comer grandes cantidades del postre. Para mantener el concepto de dieta saludable, debes moderar las porciones y prepararlo solo de forma ocasional. Disfrútalo después de tus comidas principales o como parte de la merienda.

Arroz con leche bajo en calorías

Los ingredientes que utilizamos en la preparación de este arroz con leche bajo en calorías contienen nutrientes muy importantes para la salud. Para empezar, como destaca un estudio publicado en Journal of the American Dietetic Associationel arroz blanco enriquecido puede aportar tiamina, niacina, hierro y ácido fólico.

Por otro parte, proponemos emplear leche descremada, ya que es más baja en calorías y conserva la calidad nutricional de los lácteos que, según una publicación en Food & Nutrition Research pueden proteger contra diversas enfermedades.

Entre otras cosas, proponemos utilizar otros ingredientes como ralladura de cítricos, canela y edulcorante con el fin de dar un sabor más agradable. Nuevamente, recuerda que la clave para disfrutarlo sin remordimientos es tomar porciones moderadas.

Ingredientes

  • 1 taza de arroz blanco (170 g)
  • 4 tazas de leche descremada (1 litro)
  • La ralladura de 1 cáscara de naranja
  • La ralladura de 1 limón (solo la parte amarilla de la cáscara)
  • Edulcorante
  • 1 rama de canela o canela en polvo

Lee: ¿El deporte mejora nuestra vida psicológica?

¿Cómo elaborar el arroz con leche bajo en calorías?

  • En primer lugar, lava el arroz y escúrrelo. Tras esto, ponlo a hervir en un litro de agua.
  • Posteriormente, agrega la canela, las cáscaras ralladas y el edulcorante.
  • Deja hervir el arroz hasta que el agua se evapore en su totalidad. No nos podemos olvidar de mover el arroz para que no se pegue abajo de la cazuela.
  • Una vez esté el arroz cremoso y sin agua, añade el litro de leche descremada. Ahora, solo hay que dejar que la leche hierva junto al arroz.
  • Cuando llegue a ebullición, déjalo reposar un rato con una tapa. Si lo quieres consumir frío, puedes meterlo en la nevera cuando pierda el calor.

Con esta receta, una porción del postre serán en torno a unas 83 kcal. Por otro lado, tendrá poco contenido graso. Y es que la canela o las ralladuras de pieles de naranja y limones no tienen carga calórica.

Otras opciones para un arroz con leche bajo en grasa

Hay otra versión de la receta de arroz con leche que puede ser preparada por aquellos que tienen intolerancia o alergia a la lactosa. También es idónea en caso de llevar una dieta vegana o vegetariana. En este último caso, debe emplearse una leche de origen vegetal.

Sin embargo, quienes son intolerantes pueden optar por leche deslactosada. La elección depende de los gustos de cada uno. Lo más importante es que podrás disfrutar un postre sano sin temor a aumentar de peso. 

Ingredientes

  • ½ taza de arroz integral (85 g)
  • 3 tazas de leche de avena (750 ml)
  • 2 cucharadas de estevia (30 ml)
  • 1 corteza de limón
  • 1 rama de canela
  • Canela en polvo

¿Lo sabías? Avena en el embarazo: ¿por qué es un desayuno ideal?

Preparación

arroz con leche bajo en calorías

  • En primer lugar, hierve el arroz integral con poco agua. En este caso, no son necesarias grandes cantidades de agua. Una vez hecho, refréscalo con agua fría bajo el grifo.
  • A continuación, pon a hervir la leche de avena junto a la rama de canela y la cáscara de limón. Una vez empiece a hervir, introduce el arroz en la leche.
  • Deja hervir durante 30 minutos y sin parar de remover para que no se pegue abajo.
  • Finalmente, retira el arroz del fuego y mételo en la nevera para que pueda enfriar. Una vez servido, añade canela en polvo por encima.

Como hemos indicado antes, también se pueden usar otros tipos de leche bajos en grasa. Está la leche sin lactosa desnatada o la leche de origen vegetal, como la de soja o almendra.

Si notamos algún tipo de problema digestivo con los derivados de vaca, sin duda, nuestra opción perfecta es la leche de origen vegetal: es mucho sana e igual de rica. ¡Anímate a probar esta receta!

  • Thorning TK, Raben A, Tholstrup T, Soedamah-Muthu SS, Givens I, Astrup A. Milk and dairy products: good or bad for human health? An assessment of the totality of scientific evidence. Food Nutr Res. 2016;60:32527. Published 2016 Nov 22. doi:10.3402/fnr.v60.32527
  • Leon Guerrero, R. T., Gebhardt, S. E., Holden, J., Kretsch, M. J., Todd, K., Novotny, R., & Murphy, S. P. (2009). White Rice Sold in Hawaii, Guam, and Saipan Often Lacks Nutrient Enrichment. Journal of the American Dietetic Association109(10), 1738–1743. https://doi.org/10.1016/j.jada.2009.07.008
  • Gaucheron, F. (2005). The minerals of milk. Reproduction Nutrition Development. https://doi.org/10.1051/rnd:2005030
  • Steinmetz, K. A., Childs, M. T., Stimson, C., Kushi, L. H., McGovern, P. G., Potter, J. D., & Yamanaka, W. K. (1994). Effect of consumption of whole milk and skim milk on blood lipid profiles in healthy men. American Journal of Clinical Nutrition. https://doi.org/10.1093/ajcn/59.3.612
  • Arrowsmith, S., Kendrick, A., & Wray, S. (2010). Drugs acting on the pregnant uterus. Obstetrics, Gynaecology and Reproductive Medicine. https://doi.org/10.1016/j.ogrm.2010.05.001