Cómo preparar un buen gazpacho andaluz

Según el espesor que queramos añadiremos más o menos pan, así como agua. Para que no pierda color añade el aceite después de batir y colar el gazpacho

El gazpacho andaluz es típico del sur de España; es una sopa fría,  y es muy recomendable en dietas de adelgazamiento, ya que no tiene apenas calorías. Es un plato muy refrescante e hidratante, ya que aporta gran cantidad de agua,  y lo que es mejor esta lleno de nutrientes, en especial vitaminas, minerales, antioxidantes como el licopeno, presente en el tomate y fibra.

INGREDIENTES

Para la realización del gazpacho necesitarás:

– 1 kilo de tomates maduros
– 1/2 cebolla pequeña
– 1 ajo
– 1 pepino grande
– 1 pimiento verde italiano grande
– Agua
– 100 gramos de pan del día anterior
– Sal
– Aceite de oliva virgen extra
– Vinagre

CONSIDERACIONES

Elige cebollas que no piquen y ten la precaución de eliminar el germen interior, tanto de la cebolla como del ajo, para que no repitan.

– Puedes pelar o no el pepino; hay quien incluso deja un poco de piel.

Escoge tomates maduros, de pera o de rama; contra más maduros y rojos, más intenso será el color rojo de la sopa.

– Si la textura no es la deseada, puedes añadir un vaso de agua, ya que depende del gusto de cada persona. Puedes también dejar ciarta cantidad de cada ingrediente, picados muy pequeños, y servirlos en el gazpacho.

El aceite, sal y vinagre, dependen del gusto de cada persona – mi proporción es 1 cucharadita de sal, 4 cucharadas de vinagre y 4-5 de aceite de oliva virgen extra-, varíalo a tu gusto.

– Ten en cuenta que si añades el pan, te quedará un gazpacho con un color un poco más claro y si bates los ingredientes junto con el aceite, también perderá color; es mejor que lo añadas después de batido y colado el gazpacho.

MODO DE ELABORACIÓN

Lava los tomates y el pimiento, despojando a este último de semillas y nervios,  pela el pepino y trocea todos los ingredientes, junto con la cebolla y el ajo.

Por  otro lado, coloca el pan a remojar en un vaso de agua, para que absorba todo el líquido, y cuando lo haya hecho, añade el pan sin agua, junto con el resto de  ingredientes a una batidora de vaso preferentemente y bate todos los ingredientes a potencia fuerte. Si no tienes este tipo de batidora, puedes añadirlos a una batidora tradicional, nada más que te costará un poco más de tiempo y constancia, batir los ingredientes.

Ahora debes de pasar la sopa resultante por un chino, para retirar la pulpa más gruesa y que el gazpacho quede más fino. Si la textura te parece muy gorda, añade un vaso de agua. No te olvides de echar en este momento la sal, vinagre y aceite y mezcla bien con una cuchara de madera, para homogeneizar bien todos los ingredientes.

Imagen cortesía de BocaDorada

Categorías: Platos Etiquetas:
Te puede gustar