Cómo preparar un jarabe de bardana para curar el herpes labial

Para acelerar la curación del herpes labial es fundamental tratar la afección tanto desde fuera, con cremas de acción local, como desde dentro, a través de remedios depurativos.

El herpes labial es un problema difícil de solucionar, ya que algunas personas los suelen sufrir de manera recurrente. El virus que lo causa permanece en nuestro organismo y, ante cualquier factor, puede desencadenar la famosa lesión en el labio.

Descubre en este artículo cómo preparar un jarabe de bardana para curar el herpes labial. Esta planta medicinal tiene propiedades eficaces para actuar a nivel depurativo en las capas externas de la piel. ¡Prueba este eficaz remedio!

El tratamiento del herpes labial

herpes labial

  1. Desde la perspectiva de la medicina natural, el herpes labial está relacionado con una ulceración en las paredes intestinales. Por este motivo, también tenemos que equilibrar la función intestinal con la alimentación adecuada y, si fuera necesario, con suplementos medicinales, como por ejemplo los probióticos, la vitamina C o el zinc.
  2. Debemos fortalecer las defensas de nuestro organismo. Podemos tonificar el sistema inmunitario con algunos superalimentos como el propóleo, el ajo o la equinácea.
  3. En este sentido, es importante destacar uno de los desencadenantes más comunes del herpes en la mayoría de los casos: el estrés. Este es un trastorno demasiado habitual hoy en día que altera las funciones del organismo y nos lleva a enfermar.
  4. Por último, podemos completar el tratamiento con la aplicación tópica de algún remedio. Una buena opción son los aceites esenciales, como por ejemplo el de ravintsara, que tiene excelentes propiedades antivirales.

¿Por qué es tan eficaz la bardana?

La bardana es una planta que se incluye entre las infusiones medicinales para depurar las toxinas de la sangre. Se utilizan las semillas, las hojas y la raíz tanto a nivel oral como para su aplicación tópica.

Esta planta es eficaz desde diferentes perspectivas, ya que facilita la desintoxicación del organismo a través del hígado y los riñones. Al potenciar la función de estos órganos, nuestro organismo puede eliminar sustancias tóxicas con más facilidad.

Lee: Prepara esta planta en infusión y limpia tus riñones

¿Por qué la bardana cura el herpes labial?

bardana para el herpes labial

  • Depura las toxinas de la piel y previene no solamente el herpes labial, sino también el acné, los forúnculos, los eczemas, los quistes y todo tipo de erupciones cutáneas.
  • Tiene propiedades antibacterianas.
  • Ayuda a reducir la inflamación y calmar las molestias.
  • En el caso de que haya pequeñas vesículas o ampollas, la bardana facilita su drenaje y eliminación.
  • Aporta una gran cantidad de minerales.
  • Promueve la cicatrización y regeneración de tejidos.

Otros beneficios para la salud

Además de curar el herpes, la bardana tiene otras propiedades para nuestra salud:

  • Reduce los niveles de azúcar en sangre y previene la diabetes y la resistencia a la insulina.
  • Su propiedades depurativas la convierten en un remedio eficaz para evitar los cálculos renales y el ácido úrico.
  • Es muy antioxidante, por lo que nos protege del envejecimiento prematuro que nos causan los radicales libres.
  • Favorece la eliminación de líquidos del organismo y previene la hinchazón.
  • Es un poderoso antibiótico natural que fortalece nuestras defensas.
  • Previene infecciones urinarias.

Jarabe de bardana

Ingredientes

Para preparar este jarabe de bardana necesitaremos las siguientes cantidades:

  • Hoja seca de bardana (30 g).
  • Miel de abeja (125 g).
  • Agua (400 ml).

Aunque la mayoría de jarabes se elaboran con azúcar, recomendamos sustituirlo por miel de abeja. De este modo, evitamos los efectos perjudiciales para la salud y potenciamos el tratamiento con las virtudes curativas de la miel. También podríamos utilizar azúcar o miel de caña.

Descubre: Cómo mejorar la salud con una mezcla de bicarbonato y miel de abejas

Preparación

Para preparar el jarabe medicinal seguiremos estos pasos:

  • Poner el agua a hervir en una cazuela.
  • Añadir las hojas de bardana y la miel de abeja e ir removiendo con una cuchara.
  • Cuando empiece a hervir, contar 15 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, apagar el fuego y tapar la cazuela para que repose durante 10 minutos.
  • Colar y conservar en un recipiente de cristal durante un máximo de 15 días.

¿Cómo lo tomamos?

Podemos tomar este jarabe de dos maneras diferentes:

  • A modo preventivo: Una cucharada en ayunas cada día.
  • Cuando ya tenemos el herpes o ante los primeros síntomas: Tres cucharadas a lo largo del día, a poder ser media hora antes de cada comida.

Consigue tener unos labios bonitos y sin herpes tomando este jarabe de bardana y aprovechando así todos sus beneficios.

  • González, B. M., Hernández, A., & Estevez, A. (2008). Tratamiento del herpes simple labial con láser de baja potencia. Colombia Medica.