Cómo preparar una cazuela de fideos fácilmente

La sopa de fideos es una de las recetas más fáciles de hacer en el mundo de la gastronomía. Gracias a sus diferentes variantes podemos conseguir un plato completo y nutritivo.

Las sopas y  la pasta son platos que dan mucho juego en las cocinas. Esto se debe a que son fáciles de combinar con otra gran cantidad de alimentos. Así pues, los fideos son una mezcla de ambos: sopa y pasta.

El caldo de la sopa, por un lado, se puede conseguir tanto con productos vegetales como con productos animales. Es decir, a nadie le sorprendería ver una sopa de verduras ni, por ejemplo, una sopa de cocido a base del caldo sacado de huesos de animales.

Al fin y al cabo, una sopa no es más que una cocción de productos en agua. El sabor lo dan los propios productos y otros condimentos, como la sal.

Además, los fideos, al ser tan finos, se cuecen enseguida. Puedes tener una rica sopa de fideos en unos 15 minutos.

Por ser un producto cocido, la sopa de fideos es un primer plato perfecto para invierno: es un plato que aporta muchos nutrientes por su combinación de alimentos y su calor siempre es de agradecer cuando hace frío.

Finalmente, la sopa es una buena manera de incorporar pescado. Los comensales que no reciban con gusto estos productos se los comerán sin saber qué están comiendo.

Pasos para hacer los fideos

En este caso, vamos a realizar unos fideos malagueños. Se trata de una mezcla de verduras y pescado típica del sur de España.

Como se verá a continuación, y como se ha venido diciendo a lo largo del artículo, una sopa es una combinación de ingredientes que pueden o no, sobre el papel, combinar bien.

Ingredientes

  • Una cebolla
  • Un pimiento verde
  • 3 dientes de ajo
  • 2 tomates maduros
  • 1 bolsa de calamar congelado (200 g)
  • 1 o 2 filetes de pescado para caldo (200 g)
  • ⅔ taza de guisantes (100 g)
  • 1 cucharadita de pimentón dulce (5 g)
  • 4 tazas de caldo de pescado (1 litro)
  • ¾ taza fideos gordos (150 g)
  • 1 hoja de laurel
  • ½ vaso de aceite de oliva (100 ml)
  • Sal
  • Pimienta
  • Agua (la necesaria)

Descubre: El pescado más saludable y el que hay que evitar

Preparación

  1. Primero, hay que picar fino la cebolla, los pimientos y los dientes de ajos. Con estos ingredientes, realiza un sofrito en una cazuela con el aceite de oliva.
  2. Una vez tiernos, añade el tomate también picado y remueve constantemente. Deja sofreír 10 minutos o, en su caso, hasta que estos productos se vean tiernos.
  3. Mientras, lleva ebullición una cazuela con agua hirviendo con sal. Limpia el pescado de pieles y espinas: el pescado debe ponerse limpio en la sopa. Si lo deseas, en esta cazuela puedes incorporar las espinas del pescado o huesos para dar más sabor.
  4. A cintinuación, añade el pimentón dulce al sofrito y remueve. Inmediatamente, incorpora el agua caliente a dicho sofrito. Si previamente se pusieron las espinas o la piel al agua, debes incorporar el agua con un escurridor de rejilla. No se pueden añadir espinas, pieles o huesos a la sopa.
  5. Es momento de añadir el pescado, los guisantes congelados y los fideos. Simplemente, hay que dejar cocer durante 8 o 10 minutos o hasta que los fideos queden perfectamente cocidos.

No te pierdas: Exquisita pasta de verduras muy fácil de preparar

Otras recetas de sopa de fideos

Sopa de fideos saludable.

En este caso, vamos a hacer una típica cazuela de sopa de fideos. Se trata de una receta fácil, que nos llevará unos 30 minutos.

Ingredientes

  • 2 ½ tazas de fideos (300 g)
  • 1 taza de magro de cerdo (200 g)
  • 4 cucharadas de tomate frito (60 ml)
  • 1 cucharada de sofrito de cebolla (15 g)
  • 1 pimiento verde
  • Ajo y perejil
  • 1 cucharada de aceite (15 ml)
  • Sal
  • Huesos
  • Agua (la necesaria)

Preparación

 

  1. En primer lugar, dora la carne en una cazuela con aceite de oliva.
  2. Añade la cebolla y el pimiento picado fino y sofríe. Remueve constantemente para que no se queme.
  3. Para acabar el sofrito, incorpora el tomate frito y rehoga todos los ingredientes durante un minuto.
  4. Mientras, en una cazuela aparte, ve cociendo en agua con sal los huesos de la carne. Una vez hervida durante unos 10 minutos, incorpora el caldo resultante al sofrito. Añade también el ajo y el perejil.
  5. Sube el fuego, añade los fideos y deja que hierva durante unos minutos la mezcla resultante.
  6. Una vez hervido, deja cocer con el fuego bajo durante 10 o 15 minutos.

Así se consiguen dos platos sencillos y sabrosos de fideos. No llevan mucho tiempo y te transportarán a las comidas en invierno en casa de tu abuela durante tu infancia.