Cómo preparar una empanada de atún y pimientos

Una vez la metas en el horno Vigila la empanada para evitar que se queme. Dado que el relleno ya está cocinado, solo debemos esperar a que se dore, unos 40 minutos

La empanada es un plato fácil de realizar y muy versátil en la cocina, ya que son muchos los rellenos que se pueden utilizar para prepararla, y es bien aceptada en cualquier situación; en esta ocasión la elegida es una empanada de atún y pimientos, donde también se elaborará de forma casera la masa.

INGREDIENTES QUE VAS A NECESITAR

PARA EL RELLENO

– 300 gramos de atún en lata
– 2 tomates maduros
– 2 cebollas dulces
– 200 gramos de pimientos rojos de lata
– 8 cucharadas de aceite de oliva

PARA LA MASA

– 600 gramos de harina de trigo
– 6 cucharadas del aceite sobrante del relleno
– 250 mil. de agua tibia
– 1 cucharadita de sal
– 1 cucharadita de pimentón dulce
– 20 gramos de levadura fresca
– 1 huevo

MODO DE ELABORACIÓN

Lo primero que has de realizar, es el relleno, para aprovechar el aceite sobrante para la masa.   Vierte las ocho cucharadas de aceite de oliva en una sartén, y ponlo a calentar; cuando esté caliente, añade la cebolla y los tomates picados en trocitos pequeños, y déjalos que se pochen a fuego suave, hasta que la cebolla se muestre transparente.

En los últimos minutos añade los pimientos rojos cortados en trocitos, y añade su caldo al guiso y deja que cueza unos minutos; apaga el fuego y añade el atún desmenuzado, y deja que se enfríe, colocando los ingredientes del relleno en un colador grande, para que suelte todo el caldo, que deberás de recoger en un recipiente, que utilizarás para preparar la masa de la empanada cuando esté frío.

Ahora deberás de preparar la masa de la empanada de la siguiente manera:

Vierte en un bol la sal, el pimentón, la levadura y el aceite ya frío sobrante del relleno, y junta bien estos ingredientes; añade la harina, remueve bien y realiza un agujero en el medio, donde deberás de ir vertiendo el agua tibia poco a poco y mezclar todos los ingredientes muy bien.

Esparce un poco de harina sobre la mesa de trabajo y vete amasando bien, hasta formar una masa suave, elástica y que no sea pegajosa; recuerda que puedes necesitar más agua o más harina, dependiendo de la textura resultante de la masa.

Cuando la masa este lista. colócala en un bol enharinado, y tápala con papel film, y déjala reposar durante una hora, para que doble su volumen; un buen sitio es colocarla dentro del horno.

Pasado ese tiempo y en una superficie enharinada, extiende la mitad de la masa en una placa fina y  pon un papel engrasado sobre la bandeja de horno; coloca la base que acabas de preparar, cortándola con un cuchillo, para darle forma cuadrada, y guardando los sobrantes de masa para decorar más tarde.

Añade un poco del caldo escurrido al relleno para que éste no esté seco, remueve todo bien y extiende sobre la placa que has preparado, dejando una separación de los bordes, y tapa con la otra placa de masa ya estirada.

Corta los sobrantes y cierra los bordes de la empanada trenzándolos, realiza un agujero en el centro de la empanada y pincha simétricamente con un tenedor por el resto de la empanada, con el fin de que no se hinche. Decora la tapa de la empanada con los sobrantes y píntala con un huevo batido.

Precalienta el horno a 200-220ª, y colócala en la parte media unos 40-45 minutos, hasta que la empanada esté dorada, y déjala enfriar sobre una rejilla cuando esté lista.

Imagen cortesía de Cocinar con Thermomix

Categorías: Platos Etiquetas:
Te puede gustar