Cómo preparar una infusión detox de ajo y jengibre

28 noviembre, 2015
Tanto el ajo como el jengibre tienen propiedades antiinflamatorias, diuréticas y depurativas pero, además, pueden ayudarnos a combatir otras afecciones a la vez que refuerzan nuestro sistema inmunológico

Por estos días la palabra “detox” está en boca de muchas personas en todo el mundo, pero aún hay gente que no sabe a qué se refiere con exactitud.

Pues bien, antes de hablarles de una interesante infusión detox, queremos dejar claro que este término se refiere a aquel proceso mediante el cual se estimula la limpieza general del organismo, eliminando toxinas, líquidos y otras sustancias que van obstruyendo su buen funcionamiento.

Una vez explicado esto, a continuación queremos compartir la sencilla receta de una bebida elaborada con ajo y jengibre, cuyas propiedades fortalecen el sistema inmunológico al tiempo que depuran el cuerpo para optimizar el trabajo de sus órganos principales.

¿En qué consiste la infusión de ajo y jengibre?

La infusión de ajo y jengibre es un té 100% natural que combina las propiedades de estos dos populares ingredientes para ofrecer una bebida con la capacidad de desintoxicar el cuerpo mientras le aporta otros increíbles beneficios.

Ambas especias están en el catálogo de alimentos con poder antioxidante, diurético y depurativo cuyos efectos en el organismo facilitan la expulsión de todos esos desechos que se van acumulando cuando no se tienen buenos hábitos de vida.

Ver también: 8 formas de usar el ajo para mejorar tu salud y belleza

Beneficios del ajo

Esmalte de ajo

De la planta de ajo la parte que se aprovecha es su bulbo, es decir, lo que la mayoría de personas llamamos cabeza.

Sus propiedades medicinales son ampliamente reconocidas y desde la antigüedad se han aprovechado para el tratamiento de problemas cardiovasculares, digestivos y respiratorios.

De forma más específica, entre sus beneficios encontramos que:

  • Mejora la circulación sanguínea y tiene una acción anticoagulante.
  • Regula los niveles de colesterol, controla la presión arterial y los triglicéridos.
  • Disminuye la inflamación.
  • Su acción antiséptica lo hace un buen remedio para desinfectar la piel en casos de heridas, quemaduras y picaduras.
  • Combate las infecciones que afectan con frecuencia el sistema respiratorio.
  • Puede reducir la toxicidad causada por los metales pesados.
  • Tiene un efecto antibiótico que puede ayudar a combatir bacterias intestinales.
  • Su efecto depurativo ayuda a filtrar las toxinas presentes en la sangre y facilita su expulsión para prevenir enfermedades.
  • Contiene una cantidad importante de antioxidantes que protegen contra el envejecimiento prematuro y el daño oxidativo.
  • Es un gran remedio contra los síntomas de la gripe y el resfriado.
  • Tiene una acción diurética que favorece la eliminación de líquidos retenidos en los tejidos.

Beneficios del jengibre

Jengibre

La parte que se utiliza del jengibre es su rizoma. Este contiene una sustancia conocida como gingerol, que es el activo que le da la mayor parte de sus poderes medicinales.

También es una fuente natural de aceites esenciales, minerales, aminoácidos, vitaminas y antioxidantes que lo convierten en una de las especias más saludables que se pueden encontrar.

Sus principales propiedades para la salud incluyen:

  • Prevención de enfermedades cardiovasculares y trastornos en la circulación sanguínea.
  • Gracias a su capacidad para bloquear los efectos de la protasgladina, es bueno para disminuir los síntomas de la migraña.
  • Combate el vértigo y los mareos.
  • Actúa como un protector contra los resfriados y gripes al favorecer la expectoración, aunque no es conveniente tomarlo en casos de fiebre porque suele elevar la temperatura corporal.
  • Su acción antiinflamatoria lo hace uno de los mejores tratamientos alternativos para calmar los dolores reumáticos, menstruales y de las articulaciones.
  • Tiene un efecto antidepresivo y disminuye el estrés.
  • Actúa contra los radicales libres para prevenir el envejecimiento prematuro.
  • Podría ser una ayuda para combatir la grasa abdominal, ya que es antiinflamatorio y acelera el metabolismo.
  • Tiene cualidades anticancerígenas.

Te recomendamos leer: Descubre los increíbles beneficios de la infusión de jengibre, canela y miel

Receta para preparar una infusión de ajo y jengibre

Receta para preparar una infusión de ajo y jengibre

La preparación de esta sencilla infusión no te tomará mucho tiempo y la puedes hacer de forma regular para aprovechar al máximo sus propiedades.

Como en este caso el objetivo es la desintoxicación del cuerpo, conviene tomar una taza de la infusión todos los días en ayunas, mínimo durante dos semanas seguidas.

Ingredientes

  • 1 litro de agua
  • 1 raíz de jengibre pequeña
  • 4 dientes de ajo
  • 1 limón (opcional)
  • 1 jarra o frasco de vidrio con tapa

Preparación

  • Calienta el litro de agua y cuando hierva, viértela en la jarra de vidrio para mezclarla con la raíz de jengibre y el ajo bien picados.
  • De manera opcional puedes cortar un limón en rodajas y agregarlo a la mezcla.
  • Déjalo reposar durante toda la noche e inicia el consumo a la mañana siguiente.

Como ocurre con muchos otros remedios naturales, los efectos de esta bebida no son inmediatos y suelen notarse a partir del tercer día de consumo. Por esto, te aconsejamos tener paciencia y tomarlo siguiendo las recomendaciones dadas anteriormente.

Disfruta de esta potente infusión y empieza a sentir un cuerpo más saludable y libre de toxinas.

 

 

 

 

 

Te puede gustar