Cómo preparar unos aros de cebolla bien crujientes

David Sanchez · 5 febrero, 2019
Los aros de cebolla ya preparados incluyen gran cantidad de conservantes e ingredientes cuya procedencia desconocemos, por lo que es mejor elaborarlos nosotros mismos con productos de calidad.

Los aros de cebolla son un acompañamiento perfecto para una hamburguesa o un perrito caliente. Se trata de un plato fácil de preparar y, aunque podremos tomar con cualquier salsa como complemento, habitualmente se utiliza salsa de tomate o salsa barbacoa.

Ingredientes para los aros de cebolla

Para preparar aros de cebolla, se necesitan los siguientes ingredientes:

  • 1 cebolla de tamaño mediano
  • 1 taza de harina (120 g)
  • ¼ cucharada de levadura en polvo (1 g)
  • Sal (al gusto)
  • ¼ cucharada de pimentón o de chile rojo en polvo (1 gramo)
  • 1 huevo
  • 1 vaso de leche (200 ml)
  • ¼ cucharadita de pimienta negra molida (1 gramo)
  • 1 taza de pan rallado (120 g)
  • 1 taza de aceite de girasol (250 ml)

Elaboración de los aros de cebolla

Para conseguir que los aros de cebolla queden crujientes, se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Pelar las cebollas y cortarlas en círculos de 1 centímetro de grosor, aproximadamente.
  2. Separar los aros con cuidado, y reservar los de tamaño grande y mediano, que serán los que utilizaremos en la receta. El resto de aros los se pueden usar en otra receta.
  3. Combinar la harina, la levadura, la sal y el pimentón, y remover para integrar bien los ingredientes.
  4. Pasar por los aros de cebolla por la mezcla, uno a uno, y sacudirlos ligeramente para eliminar el exceso de harina en ellos.
  5. Añadir la leche, la pimienta y el huevo en la mezcla de harina. Batir para conseguir una mezcla bien integrada y sin grumos.
  6. Rebozar los aros de cebolla, uno a uno, por la nueva mezcla, y escurrir el exceso.
  7. Pasar los aros por el pan rallado sobre un plato llano.
Aros de cebolla crujientes

Pasos para freír los aros de cebolla

  1. Poner a calentar abundante aceite de girasol en una sartén.
  2. Cuando esté bien caliente, empezar a freír los aros de cebolla de cuatro en cuatro.
  3. Darles la vuelta cuando el rebozado esté dorado, con cuidado de no quemarlos.
  4. Una vez que estén dorados por los dos lados, sacarlos del aceite y colocarlos en un plato con papel absorbente, para retirar el exceso de aceite.

Para acompañar estos deliciosos aros de cebolla, podemos preparar una salsa barbacoa casera.

Salsa barbacoa casera

Ingredientes

  • ½ cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • ½ taza de tomate triturado (125 ml)
  • 1 cucharadita de azúcar (5 g)
  • 2 cucharadas de mostaza (30 ml)
  • 3 cucharadas de miel (50 g)
  • 3 cucharadas de vinagre (45 ml)
  • ½ cucharadita de sal (2 g)
  • ½ cucharadita de pimienta negra (2 g)
  • 2 cucharadas de refresco de cola (30 ml)
  • 2 cucharadas de zumo de limón (30 ml)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (45 ml)
La salsa barbacoa es ideal para acompañar aros de cebolla.

Preparación

  1. Poner el aceite en un cazo y rehogar el ajo y la cebolla troceados.
  2. Añadir el tomate, el azúcar y una cucharada de vinagre.
  3. Remover constantemente, y añadir poco a poco el resto de ingredientes.
  4. Cuando esté todo mezclado, dejar que la salsa reduzca y se espese..
  5. Una vez que la salsa obtenga la consistencia deseada, introducir la mezcla en un vaso de batidora y triturar hasta que tenga una textura homogénea y sin grumos.
  6. Para un toque picante más intenso, añadir unas gotas de tabasco.
  7. Dejar reposar en la nevera durante un par de horas.