Cómo preparar unos prácticos cubitos para bebidas instantáneas

Elena Martínez · 4 junio, 2016
Además de ayudarnos a alcanzar la cantidad diaria recomendada de agua, gracias a los ingredientes de estas bebidas instantáneas conseguiremos muchos beneficios para nuestra salud general

Sabemos que tenemos que beber más agua, pero nos cuesta mantener el hábito.

A menudo solemos terminar tomando bebidas azucaradas que, en vez de beneficiarnos, perjudican a nuestra salud. La solución pasa por tener siempre a mano bebidas instantáneas que sean saludables, ligeras y refrescantes.

En este artículo te enseñamos un truco para conseguirlo, elaborando unos sencillos cubitos que podrás utilizar siempre que lo desees.

¿Qué son las bebidas instantáneas?

Qué son las bebidas instantáneas

Estas bebidas instantáneas se preparan a partir de cubitos de diferentes sabores concentrados, los cuales podemos elaborar en cualquier momento y dejar listos para consumir.

Podemos poner dos o tres cubitos en un vaso de agua o bien batirlos para conseguir un sabor más intenso e instantáneo.

Para preparar los cubitos necesitaremos varias cubiteras, de modo que podremos llenar bastantes cada vez que preparemos un sabor.

Podemos endulzar estas bebidas instantáneas en el momento de hacer los cubitos o bien cuando ya tengamos lista la bebida. Recomendamos usar estevia o miel y evitar el azúcar blanco.

A continuación te proponemos algunos sabores y te indicamos cómo prepararlos.

Limón y menta

  • Para preparar estos refrescantes y depurativos cubitos necesitaremos limones con su peladura, por lo cual deberían ser ecológicos, así como hojas de menta fresca.
  • Batiremos los limones enteros con la menta con el mínimo de agua necesaria, ya que el mismo jugo de limón ya es una buena base. Colaremos la bebida y rellenaremos la cubitera.
  • Esta bebida nos ayuda a eliminar toxinas y combatir el calor, así como a mejorar el funcionamiento del hígado y de los riñones.

No olvides leer: 3 remedios increíbles con cáscara de limón

Naranja y canela

La-naranja

  • Esta deliciosa bebida es muy sencilla de preparar y resulta muy aromática y estimulante. Necesitaremos naranjas ecológicas, con su peladura, así como canela de Ceylán en polvo.
  • Lo batiremos todo con un poco de agua, colaremos y rellenaremos la cubitera.
  • Esta bebida nos aporta energía, mejora el sistema inmunitario, regula los niveles de azúcar y favorece la digestión.

Pomelo y cardamomo

Esta sorprendente y refrescante bebida conjuga dos sabores que combinan a la perfección. El ácido y amargo del pomelo se mezcla con el dulce y ligeramente picante del cardamomo, una especia que combina muy bien con cualquier cítrico.

  • En este caso no usaremos toda la peladura del pomelo, sino solamente un trocito junto con toda la pulpa, para que no resulte demasiado amargo.
  • Usaremos cardamomo en polvo, preferiblemente de la variedad verde o Malabar.
  • Esta bebida es muy desintoxicante y digestiva, excelente para mantener un hígado sano. 

Té verde y jengibre

Esta bebida tiene un alto poder antioxidante y es un verdadero remedio para prevenir muchos problemas de salud. Además, es muy diurética, por lo que nos ayuda a combatir la retención de líquidos.

  • Prepararemos una infusión muy concentrada de té verde, teniendo en cuenta que en cada cubitera debería haber la ración de una infusión normal.
  • La colaremos y le añadiremos jengibre fresco rallado o en polvo.
  • Una vez esté tibia, rellenaremos la cubitera, con el jengibre incluido.

Lavanda y azahar

Limon

Si lo que queremos es una bebida que nos relaje y nos ayude a descansar mejor, reducir los niveles de estrés o calmar la ansiedad, debemos optar por los cubitos de lavanda y azahar.

Además, su sabor es muy especial, diferente al de cualquier bebida.

  • Necesitaremos lavanda fresca o seca para preparar la infusión concentrada, a la cual le añadiremos, una vez preparada, unas gotas de esencia de azahar, que se suele comercializar para dar sabor a todo tipo de postres.

¿Quieres conocer más? Lee: 10 usos de la lavanda en el hogar, la cosmética y la medicina

Rooibos y ciruela

El rooibos tiene numerosos beneficios para la salud y la ventaja de no ser estimulante, ya que no es un té, aunque se lo denomine así.

Es diurético, ligeramente laxante, alcalinizante, antioxidante y remineralizante. También nos ayuda a fortalecer los dientes y los huesos, calma las alergias y regula el azúcar, entre muchas otras propiedades.

Las ciruelas darán un toque de sabor ideal a la bebida, además de aportarle dulzor natural. Además, son una fruta que favorece el tránsito intestinal, por lo que esta bebida es muy adecuada para prevenir el estreñimiento. 

  • Prepararemos una infusión muy concentrada de rooibos añadiendo ciruelas pasas (sin hueso) al agua.
  • Colaremos la bebida y batiremos bien el líquido junto con las ciruelas.