¿Cómo prevenir el cáncer oral?

Como prevención del cáncer oral es fundamental que prioricemos nuestra higiene bucal y que evitemos todos aquellos agentes que puedan influir de manera negativa en nuestra salud, como el tabaco o el alcohol

El cáncer oral se produce con mayor frecuencia en los labios y en la lengua, pero también puede ocurrir en la zona interior de las mejillas, la base de la boca, las encías o el paladar. La mayoría de los cánceres bucales comienzan en la lengua y la base de la boca.

Presentamos las posibles causas y síntomas de este cáncer y maneras sencillas y naturales de prevenirlo.

En general, el cáncer se origina cuando las células normales cambian y crecen sin control, y forman una masa llamada tumor, el cual puede ser benigno (no canceroso) o maligno (canceroso). Este segundo, si no se controla, puede extenderse a otras partes del cuerpo (metástasis) a través de la sangre y la linfa.

Posibles causas

  • Tabaco: el tabaco que se comercializa hoy en día contiene muchas sustancias tóxicas y cancerígenas. La frecuencia con la que la persona fuma hace que esté expuesta a esas sustancias continuamente, y el organismo tiene grandes dificultades para eliminarlas. Si no lo consigue las va acumulando en lo que podría llegar a ser un tumor.
  • Alcohol: el consumo excesivo de alcohol también incrementa el riesto de padecer cáncer oral.
  • Irritación crónica en la zona oral
  • Infección del virus del papiloma humano (VPH)
  • Medicamentos que debilitan el sistema inmunitario (inmunodepresores)
  • Mala alimentación a lo largo de la vida
  • Higiene oral deficiente

Este cáncer es más habitual en hombres que en mujeres, especialmente a partir de los 40 años.

Posibles síntomas

El síntoma principal suele ser una fisura profundas con el borde endurecido en la lengua, labio u otra zona de la boda.

Otros síntomas pueden ser:

  • Problemas para masticar
  • Úlceras bucales
  • Dolor al tragar
  • Dificultades en el habla
  • Ganglios linfáticos inflamados
  • Problemas linguales

Prevención natural

Un tumor es un proceso biológico de defensa (como un “cubo de basura”) porque los mecanismos de expulsión no funcionan bien o están saturados. Pueden influir cuestiones como la alimentación, la contaminación, cuestiones emocionales, etc.

Hay por lo tanto que eliminar toxinas, ayudar a los órganos a desintoxicar (hígado, riñones, intestino) y alcalinizar y oxigenar el organismo, ya que el tumor sólo vive en un terreno ácido.

Eliminación de toxinas

Lo principal es eliminar las toxinas de nuestro organismo, empezando por las de la zona oral. Lo haremos de la siguiente manera:

  • Beber en ayunas dos vaso de agua tibia con el jugo de medio limón
  • Tomar diariamente 30 semillas de calabaza (nos ayudan a eliminar parásitos)
  • Realizar los enjuagues de aceite para eliminar patógenos de la zona oral y digestiva
  • Consumir diariamente ajo crudo, que también ayuda a eliminar parásitos. Podemos realizar la cura tibetana del ajo
  • Tomar infusiones de diente de león, bardana y boldo, endulzadas con estevia
  • Si tenemos estreñimiento prepararemos cada noche un vaso de agua con semillas de lino y dos ciruelas pasas. Tomaremos todo el preparado por la mañana en ayunas.
  • También nos ayudará mucho tomar arcilla de uso oral, ya que ayuda a eliminar toxinas y alcalinizar el organismo

Alcalinización del organismo

Para alcalinizar el organismo lo haremos con una alimentación rica en los siguientes alimentos:

  • Frutas y jugos de frutas naturales
  • Verduras y ensaladas
  • Mijo (el único cereal alcalino) y arroz integral
  • Legumbres
  • Semillas
  • Frutos y frutas secas
  • Sirope de agave y estevia para endulzar
  • Un poco de sal marina o sal del Himalaya para salar

mijo Lucy Crabapple

Por otro lado, evitaremos alimentos acidificantes:

  • Carne, especialmente roja
  • Lácteos
  • Harinas refinadas
  • Alimentos fritos
  • Azúcares
  • Sal de mesa o refinada

Otros alimentos y suplementos recomendables

  • Vitamina C: la tomaremos tres veces al día
  • Té verde: podemos tomarlo en infusión, tres veces al día.
  • Uña de gato, una planta anticancerígena con muchas otras propiedades. La tomaremos en infusión o comprimidos
  • Cúrcuma, muy anticancerígena, antiinflamatoria y antioxidante. La añadiremos a los guisos, sopas, cremas de verduras.
  • Shiitake y reishi, dos hongos anticancerígenos que podemos conseguir secos o frescos
  • La planta Kalanchoe Daigremontiana, también conocida como aranto o aulaga, tiene propiedades altamente anticancerígenas

kalanchoe napy84

Otros consejos

Además de evitar el tabaco, el alcohol y seguir estas indicaciones de alimentación, vigilaremos atentamente la higiene de nuestra boca. Si tenemos encías sensibles o tendencia a otros problemas optaremos por un dentífrico más suave que los convencionales, que contienen sustancias agresivas. Podemos comprar uno orgánico.

De vez en cuando nos podemos enjuagar con un poco de agua y unas gotas de agua oxigenada, o bien añadir un poco de bicarbonato al cepillo de dientes. Estas sustancias nos ayudarán a eliminar gérmenes y a alcalinizar toda la boca. En un terreno alcalino no puede sobrevivir un tumor.

Imágenes por cortesía de napy84 y Lucy Crabapple

Te puede gustar