Cómo prevenir el glaucoma de manera natural

Yamila Papa Pintor·
24 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli al
21 Noviembre, 2018
El glaucoma es una afección del nervio óptico que, de no ser detectada a tiempo, puede hacer que la persona pierda la visión. ¿Qué puede contribuir a su prevención? En este espacio detallamos todo al respecto.
 

¿Es posible prevenir el glaucoma? Este problema visual, también conocido como tensión ocular, se origina por una serie de deficiencias en el ojo. Estas, provocan lesiones en el nervio óptico y, si no se atienden de manera oportuna, podrían causar ceguera en los casos más graves. 

Por su parte, esta condición no presenta signos de advertencia evidentes, y su efecto se da de forma gradual. Debido a esto, es posible que no se note un cambio en la vista hasta que la afección se encuentre en una etapa avanzada. En el siguiente artículo, hablamos más en detalle sobre sus causas y los hábitos para reducir los riesgos.

¿Qué es el glaucoma?

La presión intraocular ocurre por problemas con el drenaje del líquido ocular, encargado de mantener los ojos sanos e hidratados. Una publicación del Glaucoma Research Foundation señala que la cámara anterior, es decir, la parte frontal del ojo, está formada por un líquido llamado humor acuoso. Este líquido, sale por unos canales que forman la córnea y el iris, llamados ángulos.

 

Si la persona tiene glaucoma, ese líquido queda bloqueado y no puede salir. Al acumularse, genera presión en la parte posterior del ojo. La tensión en esa zona, destruye las células nerviosas del ojo de manera progresiva y, por ende, genera la pérdida de la visión.

Glaucoma
En casos graves, el glaucoma puede conducir a la ceguera. Por eso, es importante adoptar hábitos para su prevención.

Entre tanto, coincidiendo con la Clínica Mayo, hay varios tipos de glaucoma, según su origen y evolución. Asimismo, los síntomas son diferentes en cada tipo. A continuación los detallamos.

De ángulo abierto

  • Ocurre en ambos ojos, y se caracteriza por la aparición de puntos ciegos irregulares en la visión lateral o central.
  • Visión de túnel o pérdida de campo visual, en las etapas avanzadas.

De ángulo cerrado

  • Dolor de cabeza intenso.
  • Dolor ocular.
  • Náuseas y vómitos.
  • Visión borrosa.
 
  • Halos alrededor de las luces.
  • Enrojecimiento de los ojos.

Lee también: Cómo tener los ojos sanos

¿Cuáles son las causas del glaucoma?

Aunque el factor hereditario es una de las causas más frecuentes para sufrir de esta condición, una publicación de la corporación estadounidense WebMD, sugiere que existen otros factores menos comunes, entre los que se encuentran los siguientes:

  • Lesión contusa o química en el ojo.
  • Infección ocular grave.
  • Vasos sanguíneos bloqueados dentro del ojo.
  • Afecciones inflamatorias.

Hábitos saludables para prevenir el glaucoma

Como mencionamos, esta es una condición que se presenta de manera progresiva y, en la mayoría de los casos, es difícil de detectar. Sin embargo, realizar algunos cambios en el estilo de vida podría contribuir a prevenir el glaucoma.

Una publicación de American Academy of Ophtalmology sugiere que, aunque los exámenes regulares resultan muy importantes para la detección temprana de esta afección, también hay otros hábitos para prevenirlo.

 
  • Reconocer si se está dentro de la población con factores de riesgo y acudir al oftalmólogo una vez al año para un chequeo general.
  • Suspender el uso de esteroides si se han consumido por mucho tiempo, ya que estos pueden aumentar la presión de los ojos. Esto se debe consultar con el médico.
  • Llevar una alimentación balanceada e incluir alimentos como vegetales de hoja verde y frutas.
  • Practicar ejercicio de forma regular, al menos 30 minutos al día.
  • Proteger los ojos de cualquier lesión.
  • Evitar posiciones que requieran poner la cabeza hacia abajo por tiempo prolongado.
  • Proteger los ojos de los rayos del sol.

No te pierdas: Cómo reducir la presión ocular para evitar el glaucoma

Otros hábitos para prevenir el glaucoma

Otros hábitos para prevenir el glaucoma
Para prevenir el glaucoma es conveniente asegurar un buen descanso y una buena alimentación. Además, es primordial consultar de manera periódica al oftalmólogo.

Descansar

Es muy importante dormir las horas recomendadas a diario (entre 7 y 8) y, además, descansar la vista durante la jornada, sobre todo si esta requiere pasar varias hora al frente del ordenador.

 
  • Retira la vista de la pantalla unos minutos cada hora. Puedes cerrar los ojos, o bien, mirar por la ventana. Esto hace que los ojos se relajen y permite que la energía circule mejor.

Ejercitar los ojos

Así como los músculos precisan de un entrenamiento, la vista también. Además de limitar el tiempo frente a las pantallas y de reducir su brillo, es preciso mover los ojos en todas las direcciones.

  • Abrir y cerrar los ojos, mirar hacia la derecha y luego hacia la izquierda, girarlos en sentido de las agujas del reloj y viceversa. Todo esto ayudará a que se relajen.
  • Una buena idea es extender el brazo delante del cuerpo, poniendo el dedo índice hacia arriba. A continuación, mover el brazo en diversas direcciones y hacer que los ojos lo sigan, sin mover la cabeza.

Controlar la presión arterial

Si bien el glaucoma es independiente de la hipertensión arterial, también están relacionados. Es bueno tomarse la presión una vez a la semana o cuando el médico lo indique. De esta manera, se podrá detectar a tiempo cualquier anomalía para tratar con anticipación esta afección, que puede llegar a ser grave.

 

Algunos factores de riesgo

Por último, hay factores de riesgo asociados a esta condición que no se pueden evitar, como la raza, la herencia o la edad. En tales casos, no existe opción para prevenir el glaucoma, pero, si se detecta a tiempo, se pueden tomar algunas medidas.

Ahora bien, el glaucoma solo se puede diagnosticar mediante un examen oftalmológico completo. La detección en su etapa inicial y el tratamiento son fundamentales para conservar la visión.

 
  •         Chrysostomou, V., Rezania, F., Trounce, I. A., & Crowston, J. G. (2013). Oxidative stress and mitochondrial dysfunction in glaucoma. Current Opinion in Pharmacology. https://doi.org/10.1016/j.coph.2012.09.008
  •         Siak, J., Tan, G. S., & Aung, T. (2014). Diabetes Mellitus and Glaucoma. In Handbook of Nutrition, Diet and the Eye. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-401717-7.00011-3
  •         Chandrasekaran, S., Rochtchina, E., & Mitchell, P. (2005). Effects of caffeine on intraocular pressure: The Blue Mountains Eye Study. Journal of Glaucoma. https://doi.org/10.1097/01.ijg.0000184832.08783.be
  • Glaucoma Research Foundation. What is Glaucoma. (2017). Recuperado el 27 de abril de 2020. https://www.glaucoma.org/glaucoma/what-is-glaucoma.php
  • Clínica Mayo. Glaucoma. (2019). Recuperado el 27 de abril de 2020. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/glaucoma/symptoms-causes/syc-20372839
  • American Academy of Ophtalmology. 10 Things to Do Today to Prevent Vision Loss from Glaucoma. (2020). Recuperado el 27 de abril de 2020.