Cómo prevenir el mal de Parkinson

El mal o enfermedad de Parkinson es causado por el daño irreversible del 80% de células nerviosas ubicadas en el cerebro, éstas se atrofian por la insuficiencia en la producción de dopamina. Esta sustancia química es de vital importancia y sumamente necesaria, pues influye en la función del movimiento muscular, el equilibrio y la coordinación.

El Parkinson ataca las funciones del sistema nervioso central, impidiéndole a la persona controlar sus movimientos, haciéndolos erráticos y temblorosos. Se especula con que la enfermedad puede adquirirse por el acceso a agua contaminada con químicos; también el uso de algunos pesticidas puede generar el mal, por lo que es recomendable el uso de guantes, gafas y máscaras a la hora de utilizar estas sustancias.

El Doctor G. Webster Ross, neurólogo en el centro Médico para Veteranos de Guerra en Honolulu, realizó un experimento a 8.000 hombres, Ross demostró en su estudio que el consumir de 5 a 6 tazas de café diariamente impedía que la enfermedad se desarrolle gracias a que la cafeína eleva los niveles de dopamina en el cerebro. Lo que no es claro aún es si el compuesto activo del café previene la enfermedad o solo la detiene.

El Parkinson se relaciona con la edad y se acelera en determinadas personas. Esta aceleración puede deberse a factores genéticos, a la actuación de tóxicos desconocidos y sobre todo a un efecto oxidante, ocasionado por un exceso del ataque de los temidos radicales libres a las neuronas. Es decir, las neuronas se degeneran porque se oxidan sus estructuras intracelulares. Esto hace que una de las principales estrategias de prevención sea el aumentar el nivel de antioxidantes en el cerebro, lo que se consigue con algunos alimentos.

Productos que ayudan a tratar el Parkinson

Te verde (2)

  • El té verde: Muestra signos de poder ayudar contra la enfermedad de Parkinson. Investigaciones realizadas por el Dr. Baolu Zhao indican que los polifenoles del té verde protegen las neuronas productoras de dopamina. En un estudio similar en la National University College of Medecine de Seoul, se encontró que el agente neuroprotector que se encuentra en el té verde recortó la tasa de muerte neuronal a la mitad cuando se administró a ratones.
  • Alimentos ricos en vitamina E: La vitamina E constituye un poderoso antioxidante que puede ayudar a proteger las células del cerebro. Las grasas de origen vegetal son ricas en esta vitamina como el aceite de germen de trigo, el aceite de oliva o el aceite de girasol. Otros alimentos son muy ricos en esta vitamina son semillas de girasol, avellanas y las almendras. Otras fuentes vegetales poseen cantidades menores pero resultan adecuados como los espárragos, los mangos y los aguacates.
  • Alimentos ricos en vitamina C: La vitamina C también funciona como un potente antioxidante y ayuda a proteger las células encargadas de la producción de dopamina. Los cítricos son ricos en esta vitamina como las naranjas, limones y pomelos. Otras plantas que contienen esta vitamina son:
  • Espinacas.
  • Plátanos.
  • Melones.
  • Sandia.
  • Piña.
  • Pera.
  • Papaya.
  • Cebada.
  • Ajo.
  • Mora.
  • Apio.
  • Fresas.
  • Frambuesas.
  • Arándanos.
  • Uvas.
  • Higos
  • Patatas.
  • Chirimoyas.
  • Granadas.
  • Coco.
  • Gingko Biloba: Es conocida como una hierba milagrosa. El Ginkgo Biloba es tan beneficioso para el cerebro porque ayuda a incrementar su circulación de la sangre. El aumento del flujo sanguíneo aumenta el número de células nerviosas en el cerebro a las que puede llegar la dopamina. Además, en un estudio de 2012 en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía en México, se distribuyó un extracto patentado de hojas de ginkgo en modelos animales con enfermedad de Parkinson. El uso del extracto mostró efectos neuroprotectores y neurorrecuperadores contra el daño de neuronas de dopamina en el mesencéfalo y e incluso en la locomoción. Los investigadores declararon, “estos estudios  sugieren al Gingko Biloba como una alternativa en el tratamiento en la enfermedad de Parkinson”.

Alimentos que aumentan los niveles de dopamina

Remolacha

Los alimentos que ayudan a aumentar nuestros niveles de dopamina son: pescado (por su Omega 3), huevos, espirulina (ambos por su tirosina), remolacha (por su betaína y tirosina), manzanas (contienen quercetina, para prevenir la neurodegeneración y aumentar la dopamina), col rizada (rica en ácido fólico, detona la producción de dopamina), aceite de orégano (tiene efectos prometedores en cambios de humor y antojos, aumentando los niveles de dopamina), plátanos, fresas y arándanos (tirosina).

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar