¿Cómo prevenir la artrosis cervical?

Dado que pasamos un tercio del día en la cama, es fundamental que nuestro colchón y almohada sean los adecuados para favorecer una buena postura corporal y evitar dolores.

La artrosis es la enfermedad degenerativa de las articulaciones. En el caso de la artrosis cervical, se hace referencia a la condición ubicada en la columna cervical, es decir, la parte que constituye el cuello; donde los cartílagos que protegen las 5 vértebras correspondientes están desgastados.

A medida que estos cartílagos se van perdiendo, los huesos empiezan a rozarse y aplastarse, dando lugar a dolores severos, deformaciones e inflamaciones. Esta patología se presenta por lo general, con el avance de la edad y se debe tener cuidado al momento de padecerla.

¿Cuáles son sus síntomas?

La cervicoartrosis trae consigo una variedad de síntomas que se listan a continuación:

  • – hormigueos
  • – dolores de cabeza
  • – debilidad muscular
  • – pérdida de fuerza y equilibrio
  • – dolor en el cuello que aumenta con el movimiento brusco
  • – rigidez en el cuello y tensión

Diagnóstico de la artrosis cervical

Al presentarse esta condición, se realiza un diagnóstico sencillo que inicia con la revisión de la historia clínica y de los síntomas que estén apareciendo. Es importante acudir a nuestro médico o a un especialista para que nos informe acerca de las medidas, medicamentos y demás factores que se requieran para enfrentar esta patología. Asimismo, se debe poner mucha atención a todas las recomendaciones extras que nos den luego del diagnóstico. Dichas recomendaciones se sustentan más adelante.

Prevención de la cervicoartrosis

Es importante saber las medidas de prevención para esta condición. En esta oportunidad daremos a conocer unos consejos importantes para prevenir la artrosis cervical y aplicar los mejores cuidados.

En primera instancia se debe evitar cargas con un brazo, pues el mal balance del cuerpo afecta la estabilidad del cuello provocando dolores, tensión, rigidez y tortícolis.

dormir

Por otro lado, se sugiere no dormir con la cabeza apoyada en almohadas muy altas que provoquen cansancio en la parte cervical. Además de esto, se debe evitar la misma postura por mucho tiempo, o posturas que den lugar al dolor o incomodidad mientras se está acostado. Sumado a esto, se sugiere el uso de un colchón adecuado que permita la buena postura del cuerpo en general.

Las personas que realicen cualquier tipo de actividad, deben evitar los movimientos bruscos, rápidos u otros que requieran mayor esfuerzo físico y que sean riesgosos para la columna.

Para una mejor prevención de la artrosis cervical, se recomienda hacer distintos ejercicios aeróbicos, de estiramiento y de relajación. Entre estas técnicas se incluye la acupuntura, Pilates y meditación. Esto también ayuda a liberar el estrés, causante de muchas otras condiciones que afectan la salud de las personas hoy día.

Recuerda…

Recuerda que con la edad, van apareciendo condiciones y patologías que se pueden prevenir con anticipación. Es por esto que se sugiere un buen cuidado del cuerpo, mantenerlo sano y flexible para que nuestros huesos, músculos, ligamentos y cartílagos estén siempre en disposición para el movimiento. A esto se le incluye una buena alimentación y estilo de vida que nos permita estar preparados para cualquier enfermedad que tengamos que combatir.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar