Prevención de la diabetes mellitus de tipo 2

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 14 mayo, 2019
Miriam · 28 diciembre, 2012
Tanto en el control como en la prevención de la diabetes, resulta fundamental la implantación de hábitos de vida saludables, tales como la realización de ejercicio físico de manera regular y el seguimiento de una dieta sana y equilibrada.

La diabetes tipo 2 tiene una gran prevalencia a nivel mundial, por esto, han surgido numerosos estudios que tratan de prevenir su aparición. La diabetes mellitus es una enfermedad metabólica y crónica, en la que existe una alteración en los niveles de glucemia del organismo.

La patología se debe a la existencia de una resistencia a la insulina. Así como a unos niveles reducidos de la hormona, lo que conduce a una hiperglucemia. Este tipo de diabetes representa en torno al 90 % de los casos.

La enfermedad, además, tiene asociadas una serie de complicaciones de mayor o menor gravedad. Entre estas encontramos daños nerviosos, daños en la retina, insuficiencia renal y el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Mujer con diabetes

Factores de riesgo

En el desarrollo de la diabetes de tipo 2, influyen diversos factores, tanto genéticos, como ambientales. En cuanto a los factores genéticos, hoy en día, se conocen diversos genes que podrían estar implicados en la patología. No obstante, no se ha determinado con exactitud la contribución de cada uno de ellos.

Por otra parte, atendiendo a los factores ambientales, se ha identificado la obesidad como uno de los grandes factores de riesgo para el desarrollo de la enfermedad.

En este contexto, la implantación de hábitos de vida saludables parece ser el mejor aliado a la hora de prevenir la diabetes tipo 2. Por ejemplo, una buena alimentación y la práctica de ejercicio físico.

Conocer los factores de riesgo asociados a esta enfermedad metabólica es esencial para diseñar las estrategias de prevención de la patología. Especialmente aquellos que son modificables.

Tal vez te interese: Consejos para disminuir el consumo de azúcar y ayudar a la dieta

Obesidad y estados prediabéticos

Numerosos estudios han confirmado que la obesidad asociada a factores prediabéticos tales como la glucemia basal alterada (GBA), o la tolerancia alterada a la glucosa (TAG), son dos de los más importantes factores de riesgo de la diabetes de tipo 2.

Los llamados estados prediabéticos son aquellos en los que la concentración de glucosa en sangre es más alta de lo normal. Pero no alcanzan las cifras que corresponderían al diagnóstico de diabetes.

Otros factores

Otras variables que se han asociado con la aparición de la diabetes de tipo 2 son, por ejemplo:

  • El sedentarismo o los hábitos alimentarios.
  • Algunos micronutrientes y alimentos.
  • La diabetes gestacional.
  • El peso al nacer en relación a la edad gestacional.
  • La lactancia materna.
Frutas ayudan a prevenir diabetes

Prevención de la diabetes tipo 2

Algunas de las pautas a seguir que pueden ayudar a prevenir la aparición de la diabetes mellitus de tipo 2 son la realización de ejercicio físico y la modificación de los hábitos alimenticios.

Realización de ejercicio físico

Evitar llevar una vida sedentaria y practicar ejercicio físico de forma habitual aporta números beneficios. Mejora los niveles de colesterol y reduce la presión arterial. También ayuda a prevenir la obesidad y mejora la resistencia a la insulina.

Diversos estudios demuestran que las personas que realizan ejercicio físico de forma regular presentan un menor riesgo de padecer diabetes. La clave está en incrementar el gasto energético global. Por ejemplo, realizar algún ejercicio aeróbico, como caminar rápido o montar en bicicleta.

Modificar los hábitos alimenticios

El control de la alimentación también se señala como uno de los factores clave en la prevención de la diabetes tipo 2.

La pauta de alimentación más recomendada para prevenir la enfermedad, es la alimentación hipocalórica. Esto es reduciendo la ingesta de grasas y proteínas. Así mismo, reducir las porciones de comida puede ayudar a conseguir ayudar bajar de peso.

Pautas como beber agua en lugar de bebidas azucaradas, incrementar el consumo de fibra, no realizar cenas copiosas o comer despacio, son hábitos que pueden ayudar a mantener un mejor estado nutricional y prevenir la diabetes.

Agua ayuda prevenir diabetes

Por otra parte, hábitos como fumar y beber en exceso tienen un efecto negativo en el control y la prevención de la patología.

Para saber más: Cómo diagnosticar diabetes

Medidas farmacológicas

En casos concretos es posible que se lleguen a implantar medidas farmacológicas. El objetivo es prevenir la aparición de la enfermedad. Es el caso de pacientes prediabéticos, o personas con un alto riesgo de padecer diabetes.

Este tipo de terapias puede implantarse en personas con tolerancia alterada a la glucosa (TAG). Esto se debe a que se emplean medicamentos insulino-sensibilizadores.

El uso de la metformina en etapas prediabéticas está bastante extendido. Debido a sus bajos efectos secundarios, su demostrada acción hipoglicemiante y su efecto protector cardiovascular.

  • Donnelly R, Emslie-Smith A, Gardner I, et al. Vascular complications of diabetes. BMJ 2000; 320: 1062-1066.
  • Geiss LS, Herman WH, Smith PJ. Mortality in non-insulin-dependent diabetes. «Diabetes in America», 2nd edition. National Diabetes Data Group. National Institutes of Health. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. NIH Publication No. 95-1468, 1995.
  • Mandrup-Poulsen T. Recent Advances: Diabetes. BMJ 1998; 316: 1221-1225.
  • Mokdad AH, Serdula MK, Dietz WH, et al. The Spread of the obesity epidemic in the United States, 1991-1998. JAMA 1999; 282: 1519-1522.
  • Mokdad AH, Bowman BA, Ford ES, et al. The continuing epidemics of obesity and diabetes in the United States. JAMA 2001; 286: 1195-1200.