Cómo prevenir una crisis de hipoglucemia

Este artículo ha sido verificado y aprobado por María Vijande el 14 noviembre, 2018
Es importante que, en lugar de hacer tres comidas fuertes, hagamos cinco un poco más ligeras. De esta forma conseguiremos mantener equilibrados los niveles de azúcar durante más tiempo

Una crisis de hipoglucemia ocurre cuando el nivel de azúcar en sangre es demasiado bajo, es decir, por debajo de 65 mg/dl. Sin embargo, a veces pueden presentarse síntomas de hipoglucemia con valores de glucosa en sangre por encima de estas cifras.

Una crisis de hipoglucemia se puede producir por haberse administrado a una dosis excesiva de insulina, por haber hecho ejercicio físico en exceso, no haber comido suficiente o por un episodio de vómitos.

Cuando la glucemia, que es el nivel de azúcar en sangre, baja, el organismo se defiende y segrega unas hormonas que, además de subir la glucemia, dan lugar a síntomas o “señales de alerta” que pueden variar dependiendo de la persona.

Síntomas de una crisis de hipoglucemia

crisis de hipoglucemia

Los síntomas de una crisis de hipoglucemia varían según la fase en la que se desarrollen. Inicialmente, el paciente puede tener sensación de hambre, dolor de cabeza, sudoración fría, cambio de carácter, temblores o dolor abdominal, entre otros.

Si estos síntomas continúan sin tratarse, es posible que se desencadenen algunos de los siguientes:

  • Dificultad para pensar o hablar.
  • Comportamientos extraños.
  • Visión borrosa.
  • Adormecimiento.
  • Mareos.

En las crisis agudas, cuando el descenso del nivel de azúcar en sangre es muy pronunciado, puede llevar a la pérdida de la conciencia, a convulsiones e incluso inducir el coma.

Quizás te interese leer también: Cómo afecta el azúcar al organismo: todo lo que debes saber

Consejos para prevenir una crisis de hipoglucemia

7 síntomas de que tu azúcar en sangre está demasiado elevada.

Estas crisis de hipoglucemia se pueden prevenir si tomas una serie de medidas que te explicamos a continuación:

  • Planea tus comidas con antelación: incluyendo alimentos saludables y nutritivos. Además, no debes saltarte ninguna comida. Realiza tres comidas principales y toma algún aperitivo saludable entre ellas.
  • Ten siempre a mano una fruta o una barrita de cereales: especialmente si eres propenso a las bajadas de azúcar.
  • Controla tu nivel de actividad: si haces algún deporte o realizas alguna actividad pesada, ten cuidado y no te excedas demasiado. Es recomendable, sobre todo en estos casos, que siempre lleves una fruta o algún entretenimiento azucarado como una barrita energética.
  • Evita el alcohol o la cafeína: estas bebidas pueden crear picos repentinos en los niveles de azúcar en sangre.
  • Lleva un diario de los momentos en que sufres crisis de hipoglucemia: anotando la hora, para que los compares con la ingesta de alimentos y el nivel de actividad.
  • Realizar ejercicio regular y aprender a reducir el estrés: son necesarios para mantener los niveles de azúcar en sangre sanos; también puede ser útil realizar meditación o trabajo de respiración.

Cómo actuar ante una crisis de hipoglucemia

Se debe actuar de forma diferente dependiendo si la crisis hipoglucémica se ha dado sin alteración de la conciencia o con alteración de la misma.

En el caso primero, se debe dar al paciente alimentos con hidratos de carbono sencillos, es decir, azúcares. Por ejemplo, 2 terrones de azúcar, un zumo de frutas, refrescos no “light” o un vaso de leche desnatada.

Después de 10-15 minutos, se mide la glucemia para saber si se han normalizado los niveles. En el acaso en el que no se haya normalizado, el paciente debe volver a ingerir los mismos alimentos que antes, para aportar hidratos de carbono sencillos al organismo.

Si los niveles de glucemia ya se habían normalizado, se aconseja dar otros alimentos con hidratos de carbono de acción más prolongada como:

  • Pan.
  • Galletas del tipo María.
  • Un vaso de leche entera.
  • Una pieza de fruta.

Cuando la crisis de hipoglucemia se ha dado con alteración de la consciencia, no se pueden dar alimentos ni sólidos ni líquidos al paciente por la boca.

Lee también: 6 endulzantes naturales para sustituir el azúcar refinado

En estos casos, se debe administrar una hormona que se llama glucagón por vía intramuscular o subcutánea. Lo que va a hacer el glucagón es estimular la producción de glucosa en el hígado y, así, aumentar los niveles de azúcar en sangre.

 

Imagen cortesía de GonzaloMMD

  • NATIONAL INSTITUTE OF DIABETES AND DIGESTIVE AND KIDNEY DISEASES. (2011). La hipoglucemia. National Diabetes Information Clearinghouse.
  • Jiang, G., & Zhang, B. B. (2003). Glucagon and regulation of glucose metabolism. American Journal of Physiology - Endocrinology And Metabolism. https://doi.org/10.1152/ajpendo.00492.2002
  • Mur, A. M. (2008). Glucosa.