Cómo prevenir y tratar la caspa

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez el 6 enero, 2019
Katherine Flórez · 6 enero, 2019
Hay productos que contienen elementos químicos que maltratan y dañan el cuero cabelludo, propiciando la aparición de la caspa. Tener una dieta equilibrada interviene positivamente en el proceso de recuperación del tejido capilar y, además de curar la caspa, puede prevenirla.

La caspa es una molesta condición de la piel en la cual el cuero cabelludo pierde su hidratación, causando que el tejido dérmico se desprenda en trozos resecos. Además, con el paso de las horas, la piel reseca se acumula, por lo que es normal la sensación constante de picazón.

La caspa es bastante común y, por ello, puede ser tratada con distintos productos existentes en el mercado. Además, existen otros tratamientos caseros que te brindarán resultados positivos.

La caspa puede afectar la buena imagen de una persona, haciéndola parecer poco higiénica. Por esta razón, es muy importante tener trucos bajo la manga con el fin de aliviar este padecimiento que puede llevar a situaciones y vivencias incómodas.

Todos somos vulnerables ante la aparición de la caspa y estamos constantemente expuestos a múltiples factores que pueden causarla.

Factores naturales pueden ser el sol, alimentación inadecuada y falta de hidratación. Sin embargo, existen productos como el champú, algunos geles para el cabello, lacas y tintes, que contienen elementos químicos que maltratan y dañan el cuero cabelludo propiciando la aparición de la caspa.

Champú casero

Muchas veces ignoramos los correctos cuidados que debemos tener con la salud de nuestro cuero cabelludo. En efecto, no solemos prestar mucha atención a esta parte del cuerpo que requiere cuidados como cualquier otra zona. Con el paso del tiempo y la aplicación de productos químicos, se deteriora la buena salud de la piel.

Por otra parte, llevar una dieta equilibrada interviene positivamente en el proceso de recuperación del tejido capilar. Además de ayudar a curar la caspa, los buenos hábitos alimenticios pueden prevenirla.

Recomendaciones para tener una correcta alimentación

Vinagre

  • En primer lugar, debes evitar productos con altos contenidos de azúcar. Estos benefician la gradual aparición de la caspa. Por tanto, es recomendable regular el consumo de productos, como el azúcar refinado, pues es poco saludable.
  • Ciertas sustancias, como el café, el alcohol y el té deben consumirse con moderación, pues el exceso de estas también contribuye a padecer la condición.
  • Por otra parte, es importante resaltar que el consumo de alimentos con elevados porcentajes de grasas deben ser vigilados estrictamente. No sólo benefician la aparición de enfermedades coronarias y vasculares, sino que también pueden hacer que la caspa se haga presente en el tejido capilar.

Algunos remedios

Por fortuna, existen preparaciones que pueden preparse con ingredientes naturales.

Lavanda

Este procedimiento consiste en realizar un enjuague con una sustancia a base de lavanda. Contiene también vinagre de manzana y cebolla, pues previenen la caspa.

La preparación debe ser aplicada alrededor de 15 minutos y retirada totalmente.

El enjuague repara y devuelve la buena salud de las células dérmicas.

Aceite de almendras

El aceite de almendras no se debe pasar por alto. En efecto, la aplicación de una cantidad moderada beneficia la reparación capilar. Este aceite es una forma natural de tratar la caspa.

Alimentos

Debemos asegurarnos de ingerir alimentos ricos en ácidos grasos como el omega 3, además de zinc, vitaminas B y E. La aparición de la caspa se encuentra directamente relacionada con el surgimiento de una seta u hongo que prolifera en medios donde se concentran altos contenidos grasos o de azúcares.

¡Ten cuidado!

Las preocupaciones suelen alterar el organismo en gran medida. En efecto, el estrés excesivo reduce la eficiencia del sistema inmune. En consecuencia, la defensa natural del organismo puede quedar vulnerable. A su vez, esto genera las condiciones ideales para la aparición de enfermedades que puedan afectarnos en mayor o menor medida.

Por otra parte, los productos para el cabello son uno de los factores que más influyen en la proliferación de la caspa, pues son parte de nuestra vida cotidiana y muchas veces nuestra buena presentación depende de estas sustancias destinadas a mejorar la apariencia.

Algunos sprays y geles contienen químicos que afectan a determinadas personas. No obstante, no se puede generalizar. En efecto, cada persona es distinta y los productos pueden afectar a unas y no a otras.