Cómo protegerse del sol en verano

Solimar Cedeño 18 julio, 2018
Protegerse del sol en verano es fundamental para evitar quemaduras y otros problemas que pueden llegar a arruinarnos la época estival.

Es verano y disfrutar del sol es parte de la temporada. Así, ir a la playa o estar en la ciudad expone tu piel a los rayos solares. Si deseas disfrutar de un verano sin problemas, acá de te explicaremos cómo protegerse del sol.

El astro rey genera beneficios y peligros al cuerpo, porque los rayos UV penetran la piel y tejidos de los ojos. La exposición prolongada al sol puede ocasionar daño celular y afectación del estado general.

El verano es una época para disfrutar de la playa y el sol, pero sus altas temperaturas afectan al organismo. La exposición prolongada a los rayos solares puede ocasionar cáncer en la piel y la radiación también perjudica las áreas sensibles de la retina y la córnea de los ojos.

Según el Departamento de Seguros de Texas, se calcula que unos 68 720 americanos han sido diagnosticados con melanoma. Esta es una lesión de la piel que puede convertirse en cáncer y es un riesgo para la salud.

Las áreas del cuerpo con más vulnerables a la exposición de la radiación UV son la nuca, las orejas, la cara, los ojos y los brazos. Estas zonas son más sensibles a los rayos solares y su vulnerabilidad puede ocasionar insolación o quemaduras en la piel.

Acá te daremos unos consejos de cómo protegerse del sol. El uso de ropa apropiada, el uso de gafas, y cremas de protección solar serán tus aliados en el verano. ¡Protege tu piel de los rayos solares y disfruta del verano!

Cremas de protección solar

cómo protegerse del sol

Los protectores solares o cremas son esenciales para proteger la piel de los rayos solares. Estas cremas se recomiendan para trabajar al aire libre o salir a la calle. Cada una está compuesta por un factor de protección solar y ese número indicará el nivel de protección de la crema.

La protección mínima es de 15, pero existen otras mayores. Las cremas deben ser a prueba de agua, y tener un amplio espectro. También debes tener en consideración tu tipo de piel y debes aplicarla en las zonas vulnerables a los rayos solares como la cara, brazos, piernas y cuello.

Descubre: 7 alimentos que incluir en tu desayuno para protegerte del daño solar

Gafas de sol

Las gafas de sol serán tus aliadas en verano y no pueden faltar en tu bolso. Las gafas o lentes de sol sirven para absorber la radiación UV, y ayudan a proteger los ojos de los daños causados por el sol. La vista es vulnerable a los rayos solares, por eso debes cuidarla usando gafas de sol.

Las gafas de sol recomendadas son aquellas en las que la etiqueta del fabricante especifique la clasificación de UV de la lente. Si las gafas no tienen protección de rayos UV, solo te servirán como accesorio, pero no cuidarán tus ojos.

cómo protegerse del sol

Ropa adecuada

Usar la ropa apropiada te protege contra la radiación dañina de UV y ayudará a minimizar la insolación. Las camisas de manga larga y los pantalones largos de tela ligera y tejido fino (preferiblemente 100 % algodón) proporcionan comodidad al igual que protección.

No uses ropa de licra o tela gruesa, ya que podrán causar irritación en la piel. La ropa cómoda ayuda a evitar la insolación y golpes de calor. El verano es para estar cómodos, así que usa prendas frescas pero que te protejan de los rayos solares.

Sombreros y gorras

La cara es otra zona vulnerable a los rayos solares y una de las más delicadas. El sombrero o gorra te protegerá la cara y otras partes de la cabeza. Cuando vayas a la playa o estés caminando por la ciudad, úsalos para cubrirte la cabeza.

Usar sombrero o gorra evitará dolores de cabeza y te sentirás cómodo al caminar. El sombrero o la gorra deben ser de material liviano y fresco para permitir la circulación del aire en la cabeza. El sombrero no solo es un accesorio para la playa: será tu protector durante el verano.

No te pierdas: 10 trucos para combatir el calor

Hidrátate constantemente

Otra manera cómo protegerse del sol en verano es tomar agua y estar hidratado constantemente. Cuando el cuerpo se somete a altas temperaturas consume más energía y agua. Si no te hidratas correctamente, podrías deshidratarte y el cuerpo se puede descompensar.

La piel debe estar hidratada y el agua es el vital líquido que dará el combustible al cuerpo. No olvides consumir agua diariamente y llevar una botella al momento de salir fuera de casa. ¡Hidrátate y disfruta del verano!

Estos sencillos consejos te ayudarán a protegerte del sol y disfrutar el verano sin inconvenientes. Disfruta de la temporada pero cuida tu cuerpo y no abuses de la exposición solar.

 

Te puede gustar