¿Cómo quitar el olor a humedad de las toallas?

Daniela Echeverri Castro · 26 julio, 2019
Las toallas de baño suelen adquirir un molesto olor a humedad tras varios usos. Por fortuna, hay algunos consejos y productos naturales que ayudan a eliminarlo. ¡Descúbrelos!

Las toallas de baño son un elemento de uso constante que tiende a ensuciarse con facilidad. Debido a su contacto con la piel y la humedad, suelen ser un foco para el crecimiento de hongos y bacterias. ¿Sabes cómo quitar el olor a humedad de las toallas?

Para cualquier persona, resulta incómodo tener que usar una toalla con mal olor. Por eso, además de lavarlas regularmente, es necesario saber cómo neutralizar ese aroma desagradable. Te damos algunas recomendaciones.

Consejos para quitar el olor a humedad de las toallas

La mejor manera de evitar el olor a humedad de las toallas es poniéndolas a secar al aire libre tan pronto como se usan. Además, lo ideal es cambiarlas constantemente, ya que la acumulación de humedad y microorganismos favorece este problema.

Ahora bien, si ya existe el problema, hay algunas medidas que pueden ayudar a solucionarlo. En el siguiente espacio te compartimos los mejores trucos para que los apliques en tu hogar. ¡Toma nota!

Eliminar el mal olor de las toallas

Te puede interesar: 5 métodos caseros para blanquear las toallas sin químicos agresivos

Evita tirarlas al cesto de la ropa sucia

¡No cometas este error! Si ha llegado el momento de lavar las toallas, hazlo de inmediato. Tirarlas al cesto de la ropa sucia y esperar varios días para su lavado puede empeorar el problema del mal olor.

Aunque parezca que están secas, los tejidos sucios ya tienen gérmenes que inciden en este problema. Incluso, dejarlas sucias por mucho tiempo, les hace adquirir un tono amarillento o percudido. 

Utiliza una cantidad moderada de detergente

La primera recomendación para quitar el olor a humedad de las toallas es emplear una cantidad moderada de detergente o jabón líquido. Si bien estos productos facilitan su limpieza y desinfección, en exceso pueden deteriorar los tejidos.

Además, cuando quedan residuos de jabón en la tela de la toalla, esta queda susceptible a adquirir mal olor cuando se utilice. De hecho, la acumulación de jabones es la razón por la que la toalla pierde su capacidad de absorción.

Bicarbonato de sodio contra el mal olor de las toallas

¿Sabías que puedes usar bicarbonato de sodio para sustituir el detergente a la hora de lavar las toallas? Es una gran opción, sobre todo cuando las toallas han adquirido mal olor. Gracias a sus propiedades, remueve el moho, elimina bacterias y deja los tejidos libres de mugre.

De hecho, es uno de los productos incluidos en la publicación «Homemade Household Cleaners» del Institute of Food and Agricultural Sciences, University of Florida, debido a su eficacia para desinfectar y eliminar malos olores a la hora de limpiar. 

Instrucciones de uso:

  • En primer lugar, vierte una taza de bicarbonato de sodio en un balde con agua caliente.
  • Luego, pon a remojar la toalla durante 20 minutos.
  • Pasado este tiempo, enjuaga como de costumbre y déjala secar al aire libre.
  • Si la toalla tiene manchas difíciles, aplícale el bicarbonato de madera directa y frótalo.
  • Además, si lo prefieres, agrega el producto al ciclo normal de la lavadora.
Bicarbonato para las toallas

No te pierdas: Un truco eficaz que dejará tus toallas viejas como nuevas

Vinagre blanco

Otro producto natural que resulta útil en el momento de quitar el olor a humedad de las toallas, es el vinagre blanco. Este ingrediente tiene la capacidad de neutralizar el mal olor; además, como lo destaca el estudio Functional Properties of Vinegar, publicado en el Journal of Food Science, resulta útil para combatir hongos y bacterias.

Por otro lado, sus propiedades ayudan a mantener los tejidos en buenas condiciones y desprenden los residuos que causan manchas y percudidos. Asimismo, es ideal para remplazar los suavizantes convencionales.

Instrucciones de uso:

  • La primera opción que tienes para aprovechar este ingrediente natural, es agregarlo al ciclo de lavado de la lavadora.
  • Sin embargo, si prefieres usarlo en lavado a mano, te aconsejamos diluirlo en agua caliente. Luego, dejas remojando las toallas unos 15 o 20 minutos.
  • También, en caso de manchas difíciles, frota el producto de manera directa en la toalla.

Dales un buen almacenamiento

Después de eliminar el mal olor de las toallas, llega el momento de mantenerlas limpias y evitar la reaparición de este problema. Para eso, como ya mencionamos, debes asegurarte de almacenarlas secas. 

Bien sea que las seques al aire libre o en secadora, tendrás que asegurarte de que están bien secas antes de doblarlas y guardarlas. Además, lo ideal es que revises los sitios de almacenamiento, pues muchas veces son el foco de humedad (como pasa con algunos armarios).

En caso de tener humedad en los armarios, haz bolsitas con sal, café o arroz y ponlas en su interior. Este simple truco ayuda a absorberla y, a su vez, previene el mal olor.

¿Percibes un molesto olor a humedad en las toallas? ¿Las notas sucias y percudidas? Entonces apunta estos consejos y tenlos en cuenta a partir de ahora.

  • Griffin, A. Cantrell, R. (July, 2014.). Homemade Household Cleaners. Institute of Food and Agricultural Sciences, University of Florida. Available in http://edis.ifas.ufl.edu/pdffiles/FY/FY144900.pdf
  • Budak, N. H., Aykin, E., Seydim, A. C., Greene, A. K., & Guzel-Seydim, Z. B. (2014). Functional Properties of Vinegar. Journal of Food Science79(5). https://doi.org/10.1111/1750-3841.12434