¿Cómo quitar el sarro de los dientes? 4 consejos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 6 mayo, 2019
La apariencia de unos dientes con sarro crea una mala imagen. Esta capa amarillenta es molesta y afea nuestro rostro en general, además de originar riesgos como la caries. ¿Cómo eliminar el sarro?

El sarro, también llamado cálculo dental o tátaro, es la calcificación o endurecimiento de la placa bacteriana sobre los dientes. Su apariencia es muy desagradable. Se trata de una masa amarillenta, blancuzca o un poco marrón que se deposita en el esmalte de los dientes en su unión con las encías.

Además de ser muy poco estético y molesto, el sarro también puede provocar varios problemas de salud dental. Uno de los más conocidos y también más temidos es la periodontitis o piorrea que provoca sangrado, mal aliento, caries y puede terminar con la caída de los dientes.

Consejos para quitar el sarro en los dientes

La presencia de sarro en los dientes puede deberse a varias razones. La mayoría de las veces, es causado por una higiene bucal deficiente, pero también puede deberse al consumo de ciertos alimentos y medicamentos o a la presencia de determinadas enfermedades como la diabetes.

A continuación, veremos cuatro recomendaciones para combatir el sarro.

El cepillado dental

Cepillado dental
Lavarse los dientes todos los días nos evitará la formación de la placa bacteriana causante del sarro y otros problemas bucales.

Una de las mejores maneras de combatir el sarro es eliminando cotidianamente la placa bacteriana para evitar así que esta se endurezca. En efecto, cuando la placa se calcifica, se convierte en sarro y es mucho más difícil eliminarla. Para evitar que esto suceda, lo mejor es mantener buenos hábitos de higiene bucal, empezando por un correcto cepillado.

El cepillado es el cuidado básico que debemos tener para garantizar nuestra salud bucal y en particular, para combatir el sarro de los dientes. Lo primero que tenemos que hacer es cepillarnos siempre los dientes después de cada comida. Esta limpieza debe ser regular y profunda.

Es importante usar un cepillo y una pasta de dientes adecuados. Los especialistas recomiendan un cepillo de cerdas suaves, debido a que los de cerdas duras podrían desgastar el esmalte de los dientes. En cuanto a la pasta, es necesario que contenga flúor, ya que este fortalece los dientes y previene la caries.

Quizá te interese: Cómo frenar la sensibilidad dental de forma natural

El uso del hilo dental

El hilo dental es un elemento importante dentro de los buenos hábitos de higiene bucal. Y muchas personas no lo saben o simplemente no lo utilizan. El hilo dental ayuda a eliminar las bacterias y los restos de comida que se quedan entre los dientes. Contribuye así a evitar la formación de placa y por lo tanto, de sarro en los dientes.

Para que el hilo dental sea efectivo se debe utilizar por lo menos una vez al día antes de dormir. Lo ideal es utilizarlo siempre antes de cepillarse los dientes. Se debe pasar el hilo entre los dientes de forma suave y delicada para evitar irritar los tejidos de las encías.

Es importante tener en cuenta que la sección de hilo dental que utilicemos debe estar siempre limpia, pues de lo contrario se estarían trasladando bacterias de una zona a otra de la boca.

La limpieza profesional

Dentista
Periódicamente, una limpieza realizada por un profesional nos ayudará con los restos de placa bacteriana más difíciles de eliminar.

Además de estos cuidados básicos que debemos tener en casa, es indispensable realizarse una limpieza profesional una o dos veces al año. Aún si somos muy disciplinados y cuidadosos en la limpieza diaria, la limpieza profesional hecha por un especialista será necesaria para eliminar la placa dental más rebelde y difícil de alcanzar.

Por otro lado, si nuestra higiene ha sido deficiente y el sarro ya está presente en nuestros dientes, solo una limpieza profunda hecha por el dentista en el consultorio será capaz de eliminarlo. En casa ya no podremos hacer nada para combatirlo.

Es probable incluso que se necesiten varias visitas al dentista para lograr quitar el sarro de los dientes, en caso de que este sea muy abundante o esté muy incrustado.

En ese caso, es probable que el especialista utilice una técnica llamada tartrectomía o eliminación del sarro y placa. Para ello se realizará un raspado coronal o radicular. Mediante esta técnica se busca eliminar, tanto el sarro visible en los dientes, como el que se deposita dentro de las encías.

Quizá te interese: Revisión dental en los niños

Alternativas caseras para eliminar el sarro de los dientes

Existen algunas soluciones caseras que se utilizan tradicionalmente para eliminar el sarro de los dientes. Estos remedios se pueden utilizar como complemento, y en ningún caso como reemplazo, de los cuidados antes mencionados.

El objetivo de estos métodos es raspar los dientes para eliminar el sarro. Entre los más conocidos están el bicarbonato de sodio, las semillas de sésamo y las cáscaras de naranja o limón.

  • Dientes.org. 2012. Control de la placa y el sarro. Extraído de: http://dientes.org/wp-content/uploads/2012/12/Control-de-la-placa-y-el-sarro.pdf
  • Jovenclub. 2018. Cómo quitar el sarro de forma natural. Extraído de: https://capacitacioncgr.jovenclub.cu/wp-content/uploads/2018/02/C%C3%B3mo-quitar-el-sarro-de-forma-natural.pdf