Cómo quitar el sarro y las manchas de cal de la ducha

La acumulación de sarro en la ducha da lugar a unas antiestéticas manchas que hacen ver el espacio sucio y antihigiénico. Descubre algunos trucos para facilitar su eliminación con ingredientes naturales.

Para quitar el sarro y las manchas de cal en la ducha se pueden preparar algunas soluciones de origen natural. Si bien es cierto que los productos industriales pueden facilitarlo, muchos contienen sustancias tóxicas que, además de contaminar el ambiente, producen alergias.

La ducha es uno de los espacios del hogar que suele ensuciarse con facilidad, ya que no tiene la misma ventilación que otras habitaciones y está en continuo contacto con la humedad. Además, si la zona es de agua dura, pueden quedar rastros de sarro blanco o marrón que hacen ver la superficie sucia y antiestética. ¿Cómo eliminarlo?

Trucos para quitar el sarro y las manchas de cal de la ducha

Muchos limpiadores convencionales permiten limpiar la ducha para evitar la proliferación de gérmenes. Sin embargo, en ocasiones no son suficientes para remover esos depósitos duros de cal y minerales que van formando manchas en los azulejos y mamparas.

Por suerte, existen algunas soluciones de origen natural que simplifican esta tarea para no tener que recurrir a otros productos químicos que pueden resultar agresivos. ¿Te interesa probarlas? Te las compartimos en detalle en el siguiente espacio.

Lee también: 5 trucos para quitar los residuos de jabón de la ducha

Vinagre blanco y bicarbonato de sodio

Productos de limpieza con vinagre blanco y bicarbonato
La mezcla de estos dos componentes genera una reacción instantánea capaz de remover la cal y otros residuos.

La combinación de vinagre blanco y bicarbonato de sodio es una de las mejores alternativas para quitar las manchas de cal que se forman en la ducha. Ambos ingredientes desprenden los residuos de calcio y, de paso, inhiben el crecimiento de moho y bacterias.

Ingredientes

  • 1/2 taza de vinagre blanco (125 ml)
  • 1 taza de bicarbonato de sodio (200 g)

Instrucciones

  • Para empezar, mezcla los dos ingredientes en un recipiente hondo.
  • Cuando pase el efecto efervescente, frota la pasta sobre los azulejos de la ducha con la ayuda de una esponja o paño.
  • Déjala actuar durante 30 minutos, frota nuevamente con la esponja y enjuaga.
  • Repite este procedimiento por lo menos cada 2 semanas.

Bicarbonato de sodio y zumo de limón para las manchas de cal de la ducha

Si prefieres usar zumo de limón en lugar de vinagre blanco, prueba este truco. Su ventaja es que el zumo de limón ayuda a abrillantar el grifo de la ducha, dejándolo con un aspecto más limpio. Asimismo, remueve las marcas de sarro y actúa como desinfectante.

Ingredientes

  • 1 taza de bicarbonato de sodio (200 g)
  • Zumo de 2 limones grandes

Preparación

  • En primer lugar, vierte el bicarbonato de sodio en un recipiente hondo.
  • Luego, mézclalo con el zumo de los limones hasta obtener una pasta. Notarás que se forma un burbujeo, pero pasará pronto.
  • Tras obtener la pasta, frótala en la superficie y grifos de la ducha, ayudándote con una esponja.
  • Deja actuar el producto 20 o 30 minutos y aclara.
  • Procura repetir el procedimiento cada 2 o 3 semanas para mantener la ducha libre de cal.

Descubre: ¿Cómo escoger la ducha para tu baño de manera correcta?

Vinagre de manzana y limón

Vinagre de manzana
Al ser dos productos ácidos, su combinación elimina los residuos de cal y microorganismos fácilmente.

Aunque a menudo se usa vinagre blanco para la limpieza, el vinagre de manzana también es bastante efectivo. En esta ocasión, proponemos su mezcla con zumo de limón para obtener una solución más potente contra las manchas de cal de la ducha.

Ingredientes

  • 1 taza de vinagre de manzana (250 ml)
  • Zumo de un limón
  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (40 g)
  • 2 tazas de agua caliente (500 ml)

Instrucciones

  • Primero, vierte la taza de vinagre de manzana en un balde o recipiente hondo.
  • Luego, agrega las tazas de agua caliente, el zumo de limón y el bicarbonato. Este último agrégalo poco a poco para minimizar el efecto efervescente.
  • Una vez obtengas una mezcla homogénea, rocíala sobre los azulejos y grifos de la ducha.
  • Frótala con una esponja o cepillo y déjala actuar 20 minutos.
  • Para terminar, aclara con agua templada.

Recomendaciones finales…

Si deseas simplificar la limpieza de la ducha y el baño, asegúrate de tener siempre a mano todas las herramientas necesarias: cepillos, esponjas, paños, vinagre blanco y cualquier otro elemento de ayuda. Ten en cuenta que este espacio tiene un ambiente propicio para el crecimiento de microorganismos debido a su contacto con la humedad.

Por lo anterior, debes desinfectarlo de manera regular usando productos adecuados. No es necesario esperar a que la suciedad y el sarro sean notorios sobre los azulejos y mamparas. Así, asegúrate de hacer una limpieza profunda como mínimo cada 2 semanas.

¿Ya probaste estos productos naturales para quitar el sarro y las manchas de cal de la ducha? Elige la opción que más te llame la atención y acaba con este problema en simples pasos.

  • Heras Berigüete, M. (2019). Los tipos de azulejos que más se llevan. Retrieved May 15, 2019, from https://midecoracion.com/casas/los-tipos-de-azulejos-que-mas-se-llevan/
  • Jiménez, F. (2018). Grifos vanguardistas para el baño. Retrieved May 15, 2019, from https://midecoracion.com/bano/grifos-vanguardistas-para-el-bano/