Cómo quitar las arrugas de la ropa sin plancharla

La forma de almacenar y guardar la ropa va a ser determinante a la hora de evitar la aparición de arrugas. Procura colgarla para impedir que se creen pliegues indeseados

Cuando no tienes una plancha a mano es un tanto complicado lidiar con las arrugas de tu ropa. Podría ser un gran problema, en especial si te encuentras fuera de la ciudad por negocios y reuniones y lo apropiado es lucir impecable.

También existe la posibilidad de que no tengas una plancha o que no funcione. Afortunadamente existen diversas maneras de quitar las arrugas de tu ropa sin necesidad de tener una plancha.

Por ello, te enseñaremos algunos métodos que te resultarán muy útiles a la hora de evitar arrugas en tu vestuario.

Método 1

Hielo en secadora para planchar la ropa

Mete un cubo de hielo en la secadora cuando vayas a secar tu ropa, este lo que hará es derretirse y convertirse en vapor, o también podrías rociar un poco de agua en el interior, o en lugar de eso, meter un calcetín húmedo.

Las secadoras con un tambor interno de secado son una gran alternativa para quitar las arrugas.

  • Seca la ropa durante 15 minutos en el nivel medio.
  • Cuando la ropa esté seca, cuélgala inmediatamente para evitar que se vuelvan a formar pliegues, o también podrías usarla inmediatamente después de sacarla de la secadora.

Es probable que  tu ropa se vuelva a arrugar si la dejas demasiado tiempo en un cesto o en la máquina.

Método 2

Ducha para planchar la ropa

Utiliza la ducha para desarrugar tu ropa. Muchas personas aseguran que es uno de los métodos más utilizados en apartamentos pequeños debido a que los pliegues de la ropa se eliminan fácilmente gracias al vapor del agua caliente.

Es necesario que cierres la puerta de tu baño para que surta efecto.

  • Suspende una cuerda o cuelga tu ropa en la barandilla de la ducha, métete a bañar  y tapa todos los orificios del baño con una toalla.
  • No olvides cerrar las ventanas y las rejillas de ventilación para que no se escape el vapor.
  • Debes dejar que el vapor actúe por lo menos 15 minutos y asegurarte de no mojar la ropa.
  • Revisa que la barandilla esté limpia para que no manche las prendas (también podrías utilizar un gancho común para colgarlas).

Método 3

Aerosol para quitar arrugas

Existen diversas marcas de aerosoles para las arrugas en la ropa que podrías conseguir en cualquier tienda o supermercado. La ropa debe estar humedecida previamente para que el producto penetre en las fibras y funcione correctamente.

También tienes la opción de hacer tu propio aerosol antiarrugas casero.

Debes sujetar la ropa en lo alto y estirarla después de haber rociado el producto para que este actúe. Recuerda estirar la ropa constantemente para eliminar cualquier rastro de pliegues, en especial los que se hacen en las telas rígidas.

Las telas que están elaboradas con mezclas diversas de algodón son las mejores y las más tratables con este método. Recuerda que no todos los aerosoles funcionan de igual manera para todas las telas.

  • Debes tener especial cuidado con las prendas elaboradas con seda, podrían quedar manchas.
  • Si deseas hacer tu propio aerosol casero, puedes tomar un poco de agua y vinagre.
  • Utiliza una botella con atomizador y rocía tu ropa por partes para comprobar que no aparezcan manchas.
  • Recuerda que el vinagre tiene un olor fuerte, así que modera las cantidades y mezcla partes iguales para que no quede demasiado pesado.
  • Si el vinagre no te convence, puedes reemplazarlo por un poco de suavizante de telas. Podrás utilizar la mezcla en cualquier momento que desees alisar un poco tu vestuario.

Cuelga la ropa que rociaste y asegúrate de que se seque a la perfección. No mojes tu ropa demasiado con la mezcla o el resultado no se apreciará.

También debes tener en cuenta que doblar mal tus prendas podría crear pliegues y arrugas innecesarios.

Utiliza preferiblemente ganchos para colgar la ropa. Esto evitará que se encoja y así habrá menos posibilidades de que aparezcan nuevos dobleces en las prendas que vas a utilizar, en especial las que están elaboradas con telas delicadas.