¿Cómo reacciona tu bebé al quitarle el pañal?

Cuál es el momento para dejar el pañal es una pregunta frecuente entre los padres. La edad no es determinante. Más bien se trata de que el niño esté efectivamente maduro para controlar sus esfínteres.

Dejar de usar pañales es uno de los procesos del desarrollo que marca un hito fundamental en la independencia de tu bebé: el control de esfínteres. Cómo reacciona tu bebé al quitarle el pañal marca si lo estás haciendo en el momento adecuado o no.

Normalmente, aunque no lo creas que es así, los niños terminan aprendiendo a controlar los esfínteres antes de lo esperado. Algunos pueden tardar un poco más, mientras que otros lo logran en pocas semanas, incluso días.

Lo importante, como siempre decimos, es que tengas presente que cada niño es diferente. Alcanzará este hito de desarrollo a su tiempo y a su ritmo, cuando alcance la maduración necesaria para hacerlo.

¿Cómo saber si tu bebé está preparado para quitarle el pañal?

Hay niños que empiezan a esconderse para hacer sus deposiciones. Otros retienen la orina por más de tres horas. Estos son indicadores de que tu bebé está preparado para quitarle el pañal.

En cambio hay niños que se asustan y solo quieren hacer sus necesidades en el pañal. Esto podría indicarte que el niño no está preparado para quitarle el pañal. No hay que forzarlo y lo más prudente es retrasarlo hasta encontrar el momento adecuado.

Al cabo de dos o tres meses puedes volver a probar, y ver si el niño está listo o no. Antes debes prepararle. Comienza a contarle qué es lo que va a ocurrir en determinado tiempo, muéstrale cuentos con dibujos o fotos con los que puedas explicarle qué van a hacer y qué esperas de él.

¿Cuál es la mejor edad?

Si pruebas a quitarle el pañal a tu bebé entre el año y medio y los dos años de vida, es muy probable que no lo consigas tan rápido si fuera más grande. Sin embargo, se puede intentar.

Hacia el año y medio a muchos niños no les gusta llevar pañal, ya les molesta y les causa rozaduras. Este es, en teoría, es el momento perfecto para dejarlo. Puedes probar a dejarlo sin pañal a ver qué pasa. La paciencia y el buen ánimo serán claves en todo este proceso.

Una edad promedio suele ser entre los 2 y 3 años, cuando los niños incluso son capaces de darle nombre a sus excrementos y son capaces de avisar de que ya tienen ganas de orinar o de evacuar.

Lee este artículo: ¿Qué hacer si tu bebé tiene rozaduras en la zona del pañal?

¿Qué pasa si reacciona negativamente al quitar el pañal?

Muchos padres se preguntan por qué hay niños que no llevan con buen ánimo o se aterran al no llevar pañal. Seguramente, los niños no eran conscientes de que llevaban puesto un pañal. Ahora se enfrentan a un gran reto.

Los pañales desechables modernos son muy absorbentes y el niño casi no nota las consecuencias al orinar o evacuar. Por eso, cuando queremos quitar el pañal, muchas veces se asustan, porque no entienden aún lo que pasa.

Otros bebés se asustan cuando se sientan en el inodoro, así que el uso de un adaptador para el asiento es fundamental para que el bebé no sienta ese vacío y se niegue a sentarse allí. También es buena idea incorporar una banqueta o cajón que evite que los pies del niño queden colgando.

¿Cómo empezar a quitarle el pañal?

quitar pañal al niño

Primero, los niños que están realmente listos para quitarle el pañal deben ser capaces de seguir instrucciones. Hay que comenzar despacio. Prueba en un principio a que practique subiendo y bajando su ropa interior o el pañal. Después, pasa a instrucciones más difíciles, como que se quite el pañal e inmediatamente se siente en el inodoro.

Otra forma de interesarlo en el proceso es dejar que participe en las decisiones sobre cuál sería su equipo ideal para su aprendizaje. Es cuestión de investigar y probar cuál es el mejor modelo para ustedes. Lo que les brinde más comodidad.

Cuando hayan elegido el equipo adecuado, deja que tu hijo tenga la oportunidad de elegir cuál es el suyo: con su color favorito y el diseño que más le llame la atención. Le encantará saber que será de uso exclusivo para él.

Descubre: ¿Es recomendable despertar al bebé para cambiarle el pañal?

¿Preparado para algunos accidentes?

Es completamente normal que tu hijo falle algunas veces en su camino a dejar el pañal. Una vez que empieza a andar sin pañal pueden haber accidentes, como que no llegue a tiempo al inodoro o se haga sus necesidades encima.

Es importante la forma en que abordas los accidentes que puede haber en el proceso. Recuerda que no aprenderá a controlar sus esfínteres de la noche a la mañana.

Evita regañarle porque haya tenido un pequeño tropiezo en su aprendizaje, suele suceder. Mantén una actitud positiva. Tu reacción ante estos accidentes es muy importante, ya que tu hijo siempre espera tu apoyo.

Algunos padres deciden quitarle el pañal tanto de día como de noche. Mantener el pañal de la noche puede ser más cómodo para no tener que cambiar tantas sábanas y menos exigente para el pequeño. No obstante, si optas por quitar el pañal nocturno, una sugerencia que puedes seguir es colocar un protector clínico desechable en la cama y retirarlo cuando esté mojado.

¿Hay diferencias en quitar el pañal a un niño y a una niña?

bebés en orinal

Sí. Hasta los 3 años de edad el desarrollo de niños y niñas es bastante parecido. Sin embargo, cuando alcanzan los 4 años las diferencias comienzan a hacerse notar y van aumentando con el paso de los años.

Por una parte, los niveles de testosterona en los niños se duplican cuando cumplen los 3 años. Por otra parte, las influencias sociales inciden y van dirigiendo a niños y niñas en diferentes sentidos.

Estas diferencias pueden marcar el momento adecuado para retirar el pañal. Las niñas durante los primeros años de vida adelantan en desarrollo a los niños, es decir, alcanzan los hitos de desarrollo con mayor rapidez. Sin embargo, desde el punto de vista psicológico, los niños suelen estar más dispuestos a enfrentar los nuevos retos y pueden reaccionar mejor ante el nuevo desafío que significa dejar de usar pañales.

¿Cuáles son las diferencias?

No es de extrañar que muchas niñas logren controlar los esfínteres antes que los niños. También suelen desarrollar antes el lenguaje, lo que les permite avisar cuando quieren orinar o evacuar. Este es un punto a su favor con respecto a los varones.

Los niños necesitan menos precaución en la higiene que las niñas. Para las niñas, el aseo en sitios públicos es más complicado. Ello lleva a muchos padres a seguir usando el pañal con sus hijas por mayor tiempo.

Las niñas aprenden más rápido la rutina para ir al baño. Su desarrollo cognitivo les permite aprender con mayor facilidad los diferentes pasos para comenzar a utilizar el baño. A los varones esto les suele costar un poco más.

En síntesis

En todo el proceso de quitarle el pañal a los hijos, sea niño o niña, lo más importante es tener mucha paciencia. Para todos es un gran paso, así que es una oportunidad para demostrar amor y comprensión. Son niños y están aprendiendo. Los padres también estamos aprendiendo a conducir y educar mejor a nuestros hijos.