Cómo realizar una manicura de forma sencilla y económica

Camila · 10 marzo, 2013
Antes de aplicar el esmalte es importante que nos demos una capa de barniz protector, para endurecerlas y evitar que los componentes del pintauñas las dañen

Las manos dicen mucho de nosotros y son nuestra carta de presentación. Unas uñas comidas y mal pintadas pueden hacernos parecer desprolijas, y unas manos secas y ásperas nunca resultan atractivas al tacto. Sólo hace falta media hora de cuidado en casa para que tus manos luzcan impecables….No es necesario recurrir a un salón de belleza: tu misma puedes hacerlo como la mejor profesional. Sigue estos pasos, y sorprende a todos con tu manicura casera.

Pasos para realizar una manicura de forma sencilla

1)     Primero, debes remojar tus manos en agua caliente cinco minutos. Esto ablandará la piel y abrirá los poros para que absorban los nutrientes de las cremas humectantes y se aflojen las cutículas.

2)      Acto seguido, aplica con masajes circulares una crema nutritiva en las manos y en las cutículas. Se recomiendas las cremas de avena o con extractos de nueces, que son más pesadas y oleosas.

3)     ¡Nunca cortes tus cutículas! Puedes lastimarte, y además, no es necesario. Con un palito de madera en forma de cuña que puedes comprar en una farmacia, empuja las cutículas lo más que puedas para que sean lo más pequeñas posibles.

4)      Recorta con un alicate tus uñas, y lima las asperezas. Piensa en tus actividades diarias, y en base a eso, elige el largo que van a tener. Hoy en día, las uñas largas y gatunas pasaron de moda. Es preferible llevarlas cortas y prolijas.

5)      Para empezar a pintar tus uñas, aplica primero un barniz protector con vitaminas que endurezcan la superficie de tus uñas. Suele ser transparente, y sirve no solo para protegerlas, sino también para emparejar la superficie de las mismas. Una sola mano de este esmalte será suficiente.

6)      Para pintarlas, elije un color adecuado: muchas veces, hay trabajos que requieren manos sobrías. En ese caso, si buscas algo discreto, los tonos pastel son ideales. Si quieres algo un poco más jugado, puedes experimentar con azules o magentas, pero el color rojo siempre será el más elegante. Recuerda que estos colores requieren más cuidado y no son muy aconsejables si realizas trabajos manuales, ya que pueden descascararse muy rápido.

7)       Para que queden prolijas, debes mojar el pincel y cuidar que no esté goteando. El esmalte debe ser fluido y no tener una textura pringosa. Para pintar, debes comenzar por el centro de la uña siempre desde arriba hacia debajo de forma uniforme. Luego, pintar los costados. De esta manera, bastan tres pinceladas para pintar una uña.  Una vez que estén secas, y no antes, puedes aplicar una segunda capa.

8)      Cuando tengas tus uñas ya pintadas del color que hayas elegido y estén completamente secas, puedes repasarlas con un esmalte transparente para proteger el esmalte de color y evitar que se descascaren muy pronto.

9)      Con un hisopo embebido en acetona, repasa los bordes para borrar los restos de esmalte que pueden haber excedido tus uñas. Es indispensable chequear que estén completamente secas para evitar que queden residuos de algodón.

10)  Ahora que tus manos lucen impecables, ¿Quién no diría que parecen salidas del mejor salón?

realizar-una-manicura-de-forma-sencilla

Imagen cortesía de Suncine City