Cómo rebozar si no puedes comer gluten

Cómo rebozar si no puedes comer gluten

A la hora de rebozar los alimentos podemos recurrir a diferentes opciones sin gluten que serán muy beneficiosas para nuestro organismo, tanto si somos intolerantes como si no

Las personas celíacas o bien las que, por cuestiones digestivas, no toleran bien los alimentos con este nutriente, tienen dificultades para encontrar opciones diferentes a las recetas habituales.

Uno de los problemas lo tienen a la hora de rebozar alimentos, ya que no pueden usar la harina de trigo.

En este artículo te damos a conocer algunas alternativas originales, nutritivas y muy sabrosas para rebozar de manera saludable y sin gluten.

Rebozar de mil maneras

La mayoría de personas rebozan con harina de trigo o con pan rallado, añadiéndole huevo batido.

No obstante, hay otras maneras de rebozar que no tienen por qué ser solamente opciones para celíacos, sino que pueden ser un modo original de dar diferentes toques de sabor y textura a nuestros platos de siempre.

En este artículo te proponemos rebozar con otras harinas, con legumbres, con patata e incluso con semillas.

comida rebozada

Harina de arroz

Es una de las harinas más baratas y que, por su sabor neutro, es muy parecida a la de trigo. Si no queremos notar la diferencia con nuestro rebozado habitual, podemos usar la harina de arroz del mismo modo.

En algunas tiendas de productos naturales podemos encontrar harina de arroz integral, la cual aportará una cantidad extra de fibra a nuestras recetas sin variar el sabor.

Harina de garbanzo

Una deliciosa y sorprendente harina, rica en proteína, fibra y otros nutrientes, es la de garbanzo.

En la India se usa de manera habitual para todo tipo de rebozados y masas, con la ventaja de estar mucho menos procesada que las harinas de cereales. Su elaboración se basa en un sencillo paso: moler los garbanzos.

La ventaja de esta harina, que se usa en recetas como la tortilla de camarones, es que no necesitamos mezclarla con huevo para darle la misma consistencia. Solamente tenemos que batirla con un poco de agua.

Harina de garbanzoHarina de maíz

La harina de maíz es una opción sabrosa y económica para rebozar, muy común en los países de latinoamérica para todo tipo de masas y tartas.

Es rica en minerales como el magnesio, el fósforo, el selenio o el zinc. Para que sea nutritiva y saludable, recomendamos que sea sin refinar y de calidad ecológica, ya que el maíz es uno de los cereales transgénicos más habituales hoy en día.

Harina de trigo sarraceno

A pesar de que se le suele llamar trigo sarraceno, el sarraceno o alforfón no es un cereal y está libre de gluten.

En Francia, las crêpesgalettes saladas se suelen elaborar con esta harina, la cual tiene un color marrón grisáceo y un sabor más fuerte. En Japón, los fideos de soba también son de trigo sarraceno.

Esta harina se puede usar sola o combinada con alguna de las otras opciones que ofrecemos en este artículo.

tortitas de trigo sarracenoSemillas de sésamo

Una delicia para los paladares sibaritas son los rebozados con semillas de sésamo. El sésamo, además de ser una fuente de calcio de muy buena asimilación, tiene la virtud de dar un delicioso sabor a los alimentos cuando se tuesta o se fríe. 

Este tipo de rebozado es excelente para todo tipo de carne, pescado y marisco. 

Puré de patata

¿Rebozar con puré de patata? Los celíacos ya hace tiempo que conocen esta alternativa jugosa y crujiente, la cual enamora también a los que suelen rebozar con harina.

Necesitaremos puré de patata instantáneo en copos. ¡No dudes en probar la carne rebozada con puré de patata, con un toque de ajo y perejil!

pollo rebozadoAvena sin gluten

La avena es un tema de debate entre celíacos e intolerantes al gluten, ya que no queda claro si se puede consumir o no.

Muchos expertos han afirmado que la avena está libre de gluten.

No obstante, el problema sería que se suele procesar en las mismas instalaciones que el trigo, por lo cual podría haber contaminación por trazas. 

Algunas tiendas especializadas comercializan avena libre de gluten, motivo por cual podemos probar de rebozar con este cereal, ya que es una opción muy beneficiosa para la salud.

La avena, tanto si es en polvo como si es en copos, es muy rica en fibra, vitaminas (B5, B6 y E), minerales (calcio, hierro, silicio, zinc y yodo) y grasas saludables.