¿Cómo reciclar una alacena con pintura y papel pintado?

Fernando Clementin 5 julio, 2018
Estos dos materiales pueden ser de total utilidad para cambiarle la cara a un mueble tan característico como es la alacena. Usa una o varias de ellas y sácale provecho a ese mueble que aún no termina de convencerte.

Si te interesa la idea de darle un nuevo aire a tu cocina, sala o comedor, tenemos una excelente idea para ofrecerte. En tan solo un día de trabajo, puedes reciclar una alacena con pintura y papel pintado. ¿Sabes cómo hacerlo?

Para reciclar una alacena utilizando pintura y papel pintado, será mejor que remuevas sus puertas; de este modo, el fondo quedará a la vista y podrás aplicar las diferentes técnicas de decoración sobre él. Si optas por dejarlas, puedes trabajar sobre ellas para cambiar su apariencia actual. Como ves, las opciones son muchas.

Formas de reciclar una alacena usando pintura y papel pintado

Con las siguientes sugerencias, puedes cambiar la apariencia de tu alacena con apenas un par de elementos. ¡Toma nota y aplica estos consejos en tu cocina!

1. Papel floreado

El papel floreado ofrece grandes resultados cuando se usa —sin exagerar— en las cocinas. Por ese motivo, usarlo en la alacena en la que guardas tu vajilla u otros objetos puede ser muy positivo. El método más sencillo de hacerlo es remover la pieza de madera que constituye el fondo del mueble. Luego, pegar el papel con sutileza y evitar que queden imperfecciones, sobre todo en los ángulos. 

Una muy buena idea para potenciar este uso es contar con papel de diferentes colores. De este modo, podrías usar uno distinto para el fondo de cada estante.

Si quitar el fondo no es una opción viable, no te preocupes; aunque te llevará algo más de trabajo, podrás decorar con papel de todas maneras. ¿Cómo? tan solo recorta recuadros del tamaño apropiado y pégalos por separado. Otra alternativa es la de empapelar un recuadro de madera de la misma dimensión que el del fondo de la alacena y luego clavarlo por encima de este.

Reciclar tu alacena le dará un nuevo aire a tu cocina

2. Cambiar el color de la alacena

Si consideras que para reciclar la alacena deberás darle una nueva capa de pintura, aquí te traemos algunas recomendaciones. En cuanto al color, queda claro que la primera opción, o al menos la más popular, es el blanco. También las diferentes tonalidades del marrón son muy aceptadas para estos ambientes.

Sin embargo, hay quienes se permiten experimentar un poco más y se juegan por grises oscuros, casi negros, o las diferentes tonalidades del rojo. En definitiva, todo dependerá de los colores que hayas escogido para los demás elementos de la cocina, como la nevera, la estufa y otros electrodomésticos.

Lee también: 8 ideas para optimizar el almacenaje en tu cocina

3. Reciclar una alacena pintando con aerosol

¿Qué hay de la técnica a utilizar? Por supuesto, los más tradicionales optarán por el querido pincel, y de seguro que este puede brindar grandes ventajas.

No obstante, desde aquí sugerimos considerar el uso de pintura en aerosol; se trata de un método rápido, efectivo y sencillamente manipulable, incluso para los menos expertos en el asunto. Es muy probable que necesites dos o tres latas, dependiendo del tamaño de la alacena.

Si decides hacerlo de este modo, es aconsejable que sigas las siguientes recomendaciones:

  • Limpia bien la superficie del mueble antes de pintar; de lo contrario, las partículas de suciedad quedarán pegadas y arruinarán la alacena.
  • Escoge el aerosol apropiado: vienen con diferentes efectos, como texturados, brillosos, etc. Además, considera la calidad; muchas veces, los más económicos no te permiten lograr el acabado que deseas, lo que puede estropear el proceso.
  • Pinta en lugares ventilados y, si cuentas con uno, usa un gatillo para evitar ensuciarte.

4. Detalles con pintura

La pintura blanca le da un aire sobrio a tu cocina

A la hora de usar pintura para cambiar la apariencia de una alacena, no es necesario que la pintes en su totalidad. Si todavía te agrada el tono anterior pero quieres renovarla parcialmente, puedes pintar las puertas, los laterales o el frente de los cajones —recuerda quitar los tiradores para que no queden huecos—.

Ver también: ¿Cómo limpiar el horno de la cocina con 5 ingredientes naturales?

5. Detalles con papel pintado

Como mencionamos en el primer punto, el papel pintado te ofrece muchas alternativas para reciclar una alacena. Además de trabajar sobre el fondo, tienes la opción de empapelar las puertas, o al menos parte de ellas.

Pero no te quedes solo con eso; también los laterales, los estantes o la superficie superior de la alacena —en caso de que sea visible— quedan muy bien cuando colocas este papel sobre ellos.

Por mínimos que parezcan, los detalles con papel pintado pueden quedar perfectos con la iluminación y la decoración adecuadas. Puedes encontrar motivos muy discretos, típicos de diseños minimalistas o tradicionales, y también de los más osados, que le darán un toque de vitalidad innegable a tus espacios.

Por último, vale mencionar que estas cinco ideas son perfectamente combinables unas con otras. De hecho, de este modo puedes explotar al máximo las posibilidades que tienes a disposición. ¡Manos a la obra y a crear!

Te puede gustar