¿Cómo reconocer un ataque de apendicitis?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Maricela Jiménez López el 12 noviembre, 2018
El dolor de la apendicitis aparece en la zona del ombligo y se hace más intenso al presionar allí. Es fundamental tratarlo pronto para que no derive en una peritonitis, lo que potenciaría su peligrosidad.

Al tratarse de una afección que se presenta sorpresivamente, es bastante importante reconocer un ataque de apendicitis y los síntomas que implica. Es muy peligroso dejarlo avanzar sin buscar ayuda médica de manera rápida, ya que se puede presentar una peritonitis.

El síntoma más importante para reconocer esta condición es el fuerte dolor abdominal, en conjunto con otros que no son menos importantes y que luego detallaremos. Es fundamental estar bien informados sobre estas señales y de los riesgos de sufrir un cuadro repentino de apendicitis.

¿Qué es la apendicitis?

El apéndice es un órgano pequeño que parece un saco y se encuentra en el abdomen, adherido al comienzo del intestino grueso. Cuando este se hincha y se inflama, puede llenarse de pus; esta condición, que ocasiona un terrible dolor, es el comienzo de la apendicitis.

El apéndice sobresale del colon y está ubicado en la parte más baja del abdomen. Si bien aún no se conoce qué función cumple en el organismo, lo que sí se sabe es que puede causar muchos inconvenientes cuando se inflama.

El dolor de una apendicitis es bastante fuerte y generalmente comienza a sentirse alrededor del ombligo. A medida que transcurren las horas, esta aumenta su intensidad y se siente también en la zona baja del abdomen, hacia la parte derecha.

Cuando los primeros síntomas aparecen, pueden pasar unas 12 a 18 horas de dolor intenso casi insoportable. Después de este lapso, la situación empeora y se vuelve realmente peligrosa.

Lee también: ¿Cómo prevenir los dolores lumbares?

¿Quiénes pueden sufrirla?

Todas las personas pueden llegar a sufrir un ataque de apendicitis a cualquier edad, aunque los casos mas frecuentes se han presentado entre personas de diez a treinta años. Sin embargo, puede darse en adultos mayores o inclusive en niños muy pequeños.

Síntomas de la apendicitis

Realizar un diagnóstico sobre apendicitis en un tiempo corto —como lo requiere esta condición— es realmente muy complicado, especialmente si se trata de niños o adultos mayores.

El motivo es que los síntomas varían de persona a persona; el proceso de la enfermedad es muy corto y la urgencia de actuar con prontitud y sin equivocarse, sumado a la eficacia del diagnóstico, son esenciales para la vida del paciente.

Las señales más comunes de una apendicitis se presentan a medida que el problema avanza y se agrava. Las más reconocidas son las siguientes:

  • Dolor que comienza alrededor del ombligo y cambia de posición al pasar las horas.
  • Dolor intenso e insoportable al hacer presión en la zona, sobre todo en la parte inferior derecha.
  • Escalofríos.
  • Estreñimiento o diarrea.
  • Fiebre: esta aumenta a medida que transcurre el tiempo.
  • Falta de apetito.
  • Náuseas y vómitos.
Apendicitis_1

¿Qué causa la apendicitis y qué complicaciones genera?

Las causas que producen esta afección son diversas. En la mayoría de los casos, puede tratarse de una obstrucción en las cavidades del apéndice por restos de comida y heces o por una infección. Asimismo, la apendicitis puede aparecer después de sufrir una infección gastrointestinal.

En cualquiera de los casos, las bacterias se multiplican con bastante rapidez. De este modo, logran que el material infeccioso y los fluidos —como el pus— llenen todas las cavidades y provoquen inflamación y un posible rompimiento del apéndice.

La complicación más preocupante es que si la inflamación no es tratada de forma inmediata y correcta, el apéndice se rompe y todo el material infeccioso que lleva dentro se libera y provoca peritonitis, un problema que puede ser mortal. Por esta razón, lo más indicado es acudir a una cirugía para extraer el apéndice antes de que se agrave.

En última instancia, otro tipo de complicaciones que puede causar esta condición es la formación de una fístula, un absceso o una infección en la herida.

Te puede interesar: Peritonitis: causas, síntomas y tratamiento

¿Cómo se puede reconocer un ataque de apendicitis?

Para reconocer un ataque de apendicitis, presta atención a las siguientes señales:

  • Si presentas un dolor intenso en la zona del ombligo que luego se instala en la parte inferior derecha y se intensifica al pasar las horas; también si aumenta al hacer presión en la zona.
  • Fiebre intensa.
  • Vomito o diarrea con sangre.
  • Sientes el abdomen duro y dolores en el pecho o cuello.
  • Sientes ardor al orinar.
  • Tienes mareos.

Si en el momento menos pensado tienes estos síntomas, debes acudir urgentemente a un hospital. La situación lo amerita: muchas personas han sufrido una peritonitis por no acudir a tiempo a una consulta médica, pensando que se trataba solo de un malestar pasajero o una indigestión.

Lamentablemente, la apendicitis es imposible de prevenir. No obstante, como mencionamos antes, lo que sí se puede hacer es evitar todas las complicaciones que se presentan si no acudimos al médico de manera inmediata. Recuerda: reconocer un ataque de apendicitis a tiempo puede incluso salvarte la vida.

_