Cómo reconocer un problema de humedad en el hogar

Francisco María García · 17 marzo, 2019
¿Cómo podemos localizar un problema de humedad en casa? En la práctica, hay diferentes señales que nos alertarán de este tipo de situaciones. Es muy importante la higiene, así como realizar un buen plan de mantenimiento.

Pueden aparecer síntomas en cualquier rincón de la casa. Para reconocer un problema de humedad en el hogar, es importante es estar atento a las evidencias. Combatir estas señales de inmediato es imprescindible para evitar males mayores.

En nuestro hogar siempre habrá humedad. El solo hecho de habitarlo implica el uso de servicios que conllevan a ella. Al menos unos 15 litros de agua al día se utilizan en cualquier vivienda. En la ducha, la cocina, el lavabo o en los quehaceres habituales, usamos ese líquido que conlleva la presencia de humedad.

Pero si todos los aparatos y tuberías funcionan adecuadamente, el agua se evaporará y no ocasionará problemas. De allí la importancia de un buen mantenimiento.

Problemas de humedad en el hogar

Causas diversas

Humedades en casa.
Las humedades son un gran problema que puede dañar tu salud y las diferentes partes de tu hogar.

La humedad puede generarse cuando existe mala ventilación en el hogar o vivamos en sitios con climas húmedos. Si en invierno la casa no se airea, pueden aparecer manifestaciones de humedad en el hogar.

Las paredes, el techo, la terraza o el garaje pueden ser víctimas de la humedad. Esta situación puede aparecer de un momento a otro, sin previo aviso. Por suerte, hay signos que delatan su existencia y nos permiten actuar con prontitud.

¿Cómo reconocer un problema de humedad en el hogar?

Si la humedad aparece en sitios de fácil acceso, apreciarla será sencillo: paredes enmohecidas o negruzcas nos indican que allí hay un problema. Pero a veces, los lugares no son tan asequibles y podemos tardar tiempo en detectarlas.

El olor que desprende ayuda a encontrar el sitio donde se produce esa humedad. Aunque puede variar, por lo general está vinculado con la presencia de moho y hongos en sitios oscuros y húmedos.

Cuando se liberan las esporas, generan un hedor característico que nos permite actuar. Debemos tener precaución, puesto que son particularmente dañinas para la salud y pueden desencadenar o incrementar alergias y otros problemas respiratorios.

Quizá te interese: Trucos caseros para eliminar el moho del hogar

Constante supervisión

Mancha en madera
Las superficies de madera, así como las paredes y el techo, son zonas de rápida detección de humedades.

En casa, no debemos descuidar la vigilancia permanente. Los sitios donde se concentra más vapor de agua deben ser habitualmente chequeados. La cocina y los baños son especialmente susceptibles a su aparición. La condensación en las superficies evidencia la presencia de humedad.

El contacto permanente de las bodegas y los sótanos con la tierra las hace proclives a la humedad. Es lo que se conoce como humedad por capilaridad. Se produce cuando a falta de un buen forjado de los cimientos, la humedad del suelo penetra a través de la estructura.

Si en alguna pared se cae la pintura puede haber una filtración. Este tipo de humedad está relacionado con problemas en la construcción o posteriores a ella. La falta de impermeabilización en techos, paredes o sótanos y el deterioro de las juntas de los azulejos del baño, son causas habituales.

Las microfugas en conductos de agua o roturas de tuberías, cañerías, arquetas rotas o desagües obstruidos también son síntomas. Estos deben ser reparados a tiempo, preferiblemente por profesionales, para evitar un mayor desgaste y daños más severos.

La madera es un buen ayudante en la tarea de detectar la humedad en el hogar. En los rodapiés, las puertas o diversos muebles pueden aparecer más síntomas. Las filtraciones de agua en cristales de espejos y ventanas también son buenas señales.

Aliados contra la humedad

Para apoyar nuestra búsqueda de humedad en el hogar, podemos valernos de ciertos aliados. La cromatografía ofrece tarjetas o cintas indicadoras que cambian de color cuando la humedad aparece. Son económicas y muy fáciles de usar, además de desechables.

El higrómetro, cuyo funcionamiento es similar a un termómetro, proporciona información sobre el grado de humedad. Los hay de condensación, de absorción o bien digitales que muestran el dato en la pantalla

Quizá te interese: 10 tips para cuidar el medio ambiente en tu hogar

Prevenir y combatir la humedad en el hogar

Mujer abriendo la ventana
Una ventilación adecuada de la casa reduce la humedad acumulada por la condensación.

Si se trata de una humedad producida por el ambiente, lo que se denomina de condensación, mantener una buena ventilación en casa nos ayudará a prevenirla. En especial, la cocina y el baño deben tener la capacidad de airearse, por lo que los extractores de cocina son muy útiles para evitarla.

El uso moderado de la calefacción es otra ayuda. Lo ideal es mantenerla entre 15 y 20 °C para minimizar la condensación. En lo posible, hay que invertir en ventanas amplias que permitan la circulación del aire. Por otra parte, un exceso de plantas puede contribuir al incremento de la humedad, así como el hábito de secar la ropa en el interior.

Pero si la humedad tiene que ver con filtraciones, la solución debe ser inmediata. Estas reparaciones deben estar preferiblemente a cargo de profesionales.

Los problemas de humedad en el hogar pueden ser fáciles de prevenir, detectar y combatir. Hay que tomar las medidas adecuadas y evitar una incomodidad en casa que, además, puede perjudicar la salud de su familia.

  • EPA 2015. Una guía contra el moho y la humedad en casa. Extraído de: https://espanol.epa.gov/sites/production-es/files/2015-08/documents/moldguide_sp_1.pdf
  • araucosoluciones.com. Cómo prevenir la humedad en casa. Extraído de: https://web.araucosoluciones.com/_file/01_15955_foll-web_sugerencias_prevenir_hum_mexco_01_sep_15_2322.pdf