Cómo reconocer una enfermedad mental en niños

Virginia Martínez · 16 abril, 2019
No es fácil detectar los síntomas de enfermedades mentales en niños. En efecto, muchas veces creemos que es algo normal o pasajero. No obstante, debemos estar atentos e informados para poder brindarles cuanto antes los beneficios de una terapia efectiva

Las enfermedades mentales y otros trastornos pueden afectar tanto a adultos como a niños. No obstante, en el caso de los más pequeños, los síntomas pueden ser diferentes. ¿Sabes reconocer una enfermedad mental en niños? La observación por parte de los padres es muy importante.

Por lo anterior, hemos recopilado una serie de información que permite conocer el tema más a fondo para aprender a identificar esas manifestaciones que pueden indicar problemas de salud mental en los menores. ¡Descúbrelas!

Enfermedad mental en niños: lo que debes saber

Mientras que la detección de una enfermedad mental en adultos no es tan complicado, en el caso de los niños lo es realmente. En efecto, los más pequeños suelen mostrar determinados síntomas que, normalmente, pasan desapercibidos por los adultos que los cuidan.

De este modo, lamentablemente se pierde un tiempo valiosísimo en el tratamiento de la enfermedad. Además, debemos tener en cuenta que los niños carecen de vocabulario y de capacidad para expresar qué es lo que les sucede.

Por eso, es importante que los adultos a cargo estén informados sobre cómo se manifiestan las enfermedades mentales en los niños a fin de detectarlas lo antes posible. A continuación detallamos los trastornos mentales más frecuentes en los niños y los síntomas generales.

Enfermedad mental en niños
Detectar una enfermedad mental en niños puede ser más complejo debido a los continuos cambios de conducta que experimentan los menores. Es importante conocer sus principales síntomas para intervenir a tiempo.

Trastornos mentales más comunes en los niños

Los niños pueden presentar las mismas enfermedades mentales que los adultos. Sin embargo, algunas son más comunes. Veámoslas:

  • Trastornos de ansiedad. Se trata de trastornos como el obsesivo compulsivo, la fobia social, la ansiedad generalizada o el mutismo, entre otros.
  • Déficit de atención e hiperactividad.
  • Autismo.
  • Bulimia o anorexia. 
  • Trastornos del estado de ánimo. Se trata de trastornos como la depresión, el trastorno bipolar, etc.
  • Esquizofrenia, que suele manifestarse hacia el final de la adolescencia.

Síntomas de enfermedades mentales en niños

Según explicamos anteriormente, muchas veces los trastornos mentales en niños pasan desapercibidos para los padres. En efecto, en un principio los síntomas son vistos como algo normal en las conductas del niño, de forma que no es tenido en cuenta como una señal de alerta.

No obstante, si el signo se presenta durante un largo periodo de tiempo o de forma intensa, entonces debemos empezar a considerar que podría tratarse de un indicio de que algo no va bien.

Por otra parte, muchas veces los padres carecen de la información adecuada para poder detectar cuáles son los síntomas de una enfermedad mental en niños. Asimismo, es posible que no busquen ayuda, influenciados por la negatividad y la estigmatización de las enfermedades mentales en nuestra sociedad.

En cualquier caso, el primer paso es dejar atrás tabúes y prejuicios y reconocer que existe un problema. Sólo a partir de ese momento podremos ayudar de forma efectiva a nuestros hijos, buscando ayuda médica. Ahora bien, ¿cuáles son esos los síntomas?

1. Cambios de conducta

Se trata de cambios drásticos y radicales en el comportamiento del niño. Normalmente, empieza a mostrarse demasiado irritable y violento, adoptando conductas peligrosas y agresivas, de amenaza o constantes discusiones y riñas.

Se trata de una irritabilidad y agresividad inusuales y desproporcionadas que pueden estar indicando la existencia de algún tipo de trastorno.

Niño triste mirando por la ventana.
Los cambios notorios en la conducta del niño deben considerarse una señal de alerta de enfermedades mentales, especialmente si se prolongan o son demasiado intensos.

2. Cambios de estado de ánimo

Hablamos de cambios importantes que afectan a la vida diaria del pequeño. Así, por ejemplo, si un sentimiento de tristeza dura más de quince días y el niño se aísla y ensimisma demasiado, debemos estar atentos.

Por otra parte, si este comportamiento le impide realizar actividades que antes hacía o influye en su redimiento en la escuela, puede que nos encontremos ante un caso de trastorno mental como, por ejemplo, depresión infantil.

3. Dificultad para concentrarse

Es normal que a los niños les cueste concentrarse. No obstante, si esta dificultad es desproporcionada en comparación con la de otros niños, si afecta a su vida diaria y a su rendimiento escolar o, al menos, a dos ámbitos de su vida (escolar, en el hogar, etc.), podemos encontrarnos ante un síntoma de trastorno.

Por otra parte, debemos también prestar atención a otros posibles síntomas como pérdida o alteraciones de la memoria, dificultad para pensar con claridad o creencias anormales.

4. Adelgazamiento excesivo

Una pérdida de peso excesiva, vómitos o pérdida de apetito pueden estar indicando trastornos de la alimentación. En estos casos, es importante estar alertas y buscar ayuda a fin de que puedan comenzar a tratarse lo antes posible. En efecto, la anorexia y la bulimia pueden tener consecuencias muy negativas si no se tratan cuanto antes.

Te recomendamos leer: Todo lo que deberías saber sobre la anorexia

5. Autolesiones

En muchos casos, una enfermedad mental puede llevar al niño a autolesionarse. En este sentido, debemos estar atentos a posibles heridas en su cuerpo (cortes o quemaduras) provocadas por el mismo.

Es importantísimo buscar ayuda si aparece este síntoma. De hecho, muchas enfermedades mentales presentan también pensamientos suicidas, de forma que cuanto antes se detecten, antes comenzará el tratamiento.

Síntomas de enfermedad mental en niños
Es primordial estar atentos a los cambios notorios de conductas en los niños. Las autolesiones, los pensamientos suicidas y las dificultades para concentrarse son un indicio de que algo va mal.

6. Sentimientos demasiado intensos

Es normal que los niños y adolescentes experimenten sentimientos de forma intensa. No obstante, si no existen motivos y, por ejemplo, el niño sufre un miedo irracional excesivo, quizás estemos ante un síntoma de algún trastorno mental.

Hablamos de fobias o miedos que interfieren negativamente en sus actividades diarias y cuya intensidad está fuera de lo normal.

7. Dolores de cabeza y de estómago

Mientras que los adultos tendemos a presentar otros síntomas como ansiedad o tristeza, los niños pueden expresar algunos trastornos mentales de otra manera. Así, dolores de cabeza o de estómago inusuales o constantes pueden ser un síntoma de que algo no va bien.

Por otra parte, también debemos estar atentos a posibles trastornos del sueño sin explicación aparente. En cualquier caso, debemos primero descartar problemas físicos que originen estos dolores o dificultad para dormir. 

8. Abuso de sustancias

Sobre todo durante la etapa de la adolescencia, el uso de sustancias como el alcohol o las drogas pueden ser para el niño una forma de «afrontar» o «evadir» sus problemas. Por esa razón, debemos estar atentos a cualquier signo de abuso de este tipo de sustancias.

Te recomendamos leer: Cómo saber si tu hijo está consumiendo drogas

9. Alteraciones perceptivas

En estos casos, el niño expresa que ve u oye personas o cosas que, en realidad, no existen. Aunque la imaginación de los más pequeños es ilimitada, puede que sea también un síntoma de alguna enfermedad mental. Por esta razón, debemos estar atentos.

10. Dificultad para socializar

Muchos niños son tímidos, y eso es algo normal. No obstante, puede que no se trate de timidez, sino de un trastorno mental que impida al pequeño relacionarse con normalidad con su entorno.

Por otra parte, si la dificultad para relacionarse con los demás es excesiva y el niño rehúye cualquier contacto con otros niños u otras personas o se siente incapaz de interactuar con ellos, quizás nos encontremos ante un trastorno de la ansiedad o una fobia social

¿Qué hacer en caso de detectar una enfermedad mental en niños?

Madre con su hijo en el psicólogo.
La ayuda psicológica es determinante para hacerle frente a los trastornos mentales que afectan a los niños. Por eso, tras reconocer los síntomas es primordial buscar ayuda.

Buscar ayuda. Si detectamos algunos de estos síntomas con la intensidad y duración que hemos descrito, lo mejor es hablar con el médico e informarle al respecto. Asimismo, también deberíamos hablar con el maestro del niño, a fin de que nos pueda describir mejor si los síntomas se dan también en el ámbito escolar o si experimenta otros.

A partir de ahí, si se confirma, comenzará un tratamiento psicológico que dará sus frutos. Eso sí, el niño debe siempre contar con el apoyo incondicional y el amor de su familia. En ese sentido, debemos hacerle saber que no está solo, que su problema tiene solución, y que estaremos ahí para brindarles nuestro apoyo.

 

 

 

 

  • Kathleen Ries Merikangas, “Epidemiology of mental disorders in children and adolescents”, Dialogues Clin Neurosci. 2009 Mar; 11(1): 7–20.
  • Barbara J. Burns et al. “Effective Treatment for Mental Disorders in Children and Adolescents”, Clinical Child and Family Psychology Review, December 1999, Volume 2, Issue 4, pp 199–254
  • Charlotte Johnston, Eric J. Mash, “Families of Children With Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder: Review and Recommendations for Future Research”, Clinical Child and Family Psychology ReviewSeptember 2001, Volume 4, Issue 3, pp 183–207