Cómo reducir el colesterol de manera natural

Cómo reducir el colesterol de manera natural

Para reducir el colesterol llevaremos una dieta equilibrada, baja en grasa, a base de fruta, verdura, pescado y carne magra. Incluiremos cereales integrales, lácteos desgrasados y aceite oliva virgen extra en crudo

Los niveles altos de colesterol suponen un riesgo de enfermedades del corazón, ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares, y generalmente se desarrollan de manera gradual, como resultado de una dieta y hábitos de vida poco saludables; por ello llevar una dieta y seguir un estilo de vida sanos entre otros, pueden ayudar a reducir el colesterol.

HÁBITOS DE VIDA

Es muy importante modificar los hábitos de vida poco saludables, como el alcohol y el tabaco; el consumo excesivo de alcohol puede aumentar los niveles de colesterol y triglicéridos, por ello es necesario limitar la ingesta de alcohol, tanto en hombres, como en mujeres. También es importante  dejar de fumar, ya que daña los vasos sanguíneos y puede aumentar las probabilidades de desarrollar enfermedades del corazón o cáncer. Evita también el exceso de sal y cafeína.

EJERCICIO FÍSICO

El ejercicio es otro factor primordial en la reducción del colesterol naturalmente, ya que ayuda a perder el exceso de peso, y reducir los niveles de colesterol LDL; establece una rutina de ejercicios de intensidad moderada,  durante al menos 30 minutos unos cinco días de la semana.

EJERCICIOS AERÓBICOS

Los ejercicios aeróbicos, como caminar, correr, montar en bicicleta o nadar, son el mejor tipo de ejercicios para reducir los niveles de colesterol; estos ejercicios debes de realizarlos durante 30 minutos, al menos cinco días a la semana, con una intensidad moderada, aunque dependerá de tu  condición física y puede que debas de comenzar con una rutina más suave.

La realización de ejercicios aeróbicos harán que el corazón bombee más rápido y fuerte, lo que aumentará el metabolismo, y se quemarán más calorías, y afectará directamente a los niveles de colesterol LDL;  el ejercicio  estimulará la producción de enzimas,  que ayudan a mover el colesterol de las paredes de las arterias hasta el hígado, el cual será eliminado fuera del cuerpo.

DIETA

Si tienes el colesterol alto, adopta una dieta que ayude a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos.

Consume principalmente frutas, verduras, hortalizas, cereales integrales, legumbres y  lácteos desgrasados; así como pescados, carnes magras -pollo y pavo-, nueces y aceite de oliva virgen extra en crudo.

La dieta debe de ser baja en colesterol y grasa, donde la ingesta de grasa total debe estar entre el 25 y 35 % de las calorías diarias, de las cuales el 7 % de las calorías deben provenir de las grasas saturadas y menos del 1 %  de las grasas trans. Evita los fritos, alimentos procesados y precocinados,  carne grasa, embutidos, mantequilla y lácteos enteros, y reduce la ingesta de colesterol a menos de 300 mg por día, presente en la yema de huevo  y carnes rojas.

Imagen cortesía de Mataparda