Cómo reducir la ansiedad en los niños

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica María Belén del Río el 13 febrero, 2019
Antonella Grandinetti · 20 mayo, 2019
¿Tu hijo está enfadado o de mal humor? ¿Le duele la cabeza o el estómago regularmente? Estos pueden ser síntomas de ansiedad. Descubre todo en este artículo.

La ansiedad es la respuesta normal frente a algo que se percibe como un peligro o amenaza. Cuando una persona experimenta un miedo exagerado, hablamos de trastorno de ansiedad. Ahora bien, ¿cómo podemos ayudar a reducir la ansiedad en los niños?

Acompáñanos a descubrir qué es la ansiedad infantil, cuáles son sus síntomas y los mejores consejos para ayudar a los pequeños a sobrellevar la ansiedad para evitar el desarrollo de un trastorno psicológico.

¿Qué es la ansiedad?

Niño abrazado a su madre
La ansiedad es innata al ser humano. Una respuesta normal ante el miedo.

La ansiedad es una emoción básica. Todos hemos experimentado alguna vez ansiedad. ¿Te acuerdas cuando tenías que rendir tu último examen de la universidad? ¿O ese día que tuviste la entrevista por el trabajo que tanto deseabas? Sabes qué es sentir ansiedad, ¿verdad?

Los niños comienzan alrededor de los dos o tres años a experimentar miedos que pueden generarles ansiedad: ¿vive un monstruo bajo la cama?, ¿qué pasaría si mis padres se muriesen?, ¿y si entrase un ladrón a casa?.

Incluso montar en bicicleta y tener miedo a caerse puede generar ansiedad. El problema se da cuando ese sentimiento es tan fuerte, tan desmedido, que se convierte en un trastorno.

Síntomas de la ansiedad en los niños

Niño tumbado en el sofá: cómo reducir la ansiedad en los niños
La ansiedad afecta a tu hijo a nivel físico y emocional.

Para aquellos niños que viven los temores de manera excesiva y no logran manejar su angustia, la ansiedad puede convertirse en un compañero (indeseable) de ruta. Veamos juntos los posibles síntomas de la ansiedad en los niños:

  1. Dolores de cabeza o de estómago de manera frecuente y sin razón médica.
  2. Músculos tensos, temblequeos y sudor excesivo.
  3. Dificultades de sueño: ya sea problemas para conciliar el sueño (insomnio) o para mantenerse dormido.
  4. Sensibilidad extrema y angustia evidente a través de llantos habituales.
  5. Enfados sin razón aparente.
  6. Mal humor.
  7. Miedo excesivo a cometer errores
  8. Ataques de pánico.
  9. Fobias y miedos exagerados: el niño tiene un miedo extremo, por ejemplo a algún animal o fenómeno natural, como un huracán.
  10. Temor de no ser amado.
  11. Intranquilidad y nerviosismo habitual.
  12. No quiere ir a la escuela, ni comer allí ni mucho menos usar el baño del colegio.
  13. Busca la constante aprobación de sus padres.
  14. Pregunta constantemente ¿qué sucedería si…?
  15. Siente que no puede hacer cosas que aún no ha intentado.

Como puedes ver, esta sintomatología puede superponerse con la de otras problemáticas como el acoso escolar, por ejemplo. Si crees que tu hijo padece ansiedad, no lo dudes y consulta con el médico. Él mejor que nadie podrá diagnosticarle.

Quizá te interese: «Cómo deshacerse de los ataques de pánico»

Trastornos de ansiedad

La ansiedad puede convertirse en un trastorno y entre ellos, los más habituales son:

  • Las fobias: el pequeño siente un miedo extremo e irracional a alguna cosa, animal o situación, por ejemplo a los insectos o a ir al doctor.
  • La ansiedad de separación: al niño le da miedo separarse de sus padres.
  • La ansiedad social: el niño se pone ansioso cuando debe asistir a algún lugar con gran afluencia de personas, como el colegio o el centro comercial.
  • El trastorno de pánico: el niño suda, se siente mareado y tembloroso, tiene dificultades para respirar y siente que el corazón le palpita rápidamente frente a una situación que le genera miedo intenso.
  • La ansiedad general: el niño se preocupa por todo lo que le rodea.

Consejos para prevenir la ansiedad en los niños

1. Ayuda a tu hijo a enfrentar sus miedos

Niña con mochila rosa y un muñeco dentro
No hay que huir de la ansiedad, sino aprender a gestionarla.

Tu primera reacción como padre seguramente sea evitar las actividades que generan ansiedad a tu hijo. Pues ¡no lo hagas! Tu hijo debe aprender a afrontar sus miedos, sino solamente estarás eludiendo el problema y por ende, prolongando su ansiedad en el tiempo.

2. Da el ejemplo

Los niños observan a sus padres para calibrar cómo actuar ante diferentes situaciones. Muéstrale que sabes controlar tus emociones, aún cuando te enfrentas a situaciones que te generan ansiedad. ¡Sé el espejo en el que se miran tus hijos!

3. Habla con tu hijo

Si sabes que tu hijo deberá enfrentarse a una situación que le genera ansiedad, conversa con él antes. No es lo mismo enfrentarse a un temor sin saber que uno deberá hacerlo que con conocimiento de causa. Saber de antemano lo que sucederá puede ayudar a reducir la ansiedad en los niños.

No te pierdas: «5 niveles de la comunicación con nuestros hijos»

4. Demuestra tus sentimientos

Madre e hijo riendo
Demuestra tu amor incondicional para ayudar a tu hijo a sobrellevar su ansiedad.

Para reducir la ansiedad es importante demostrar empatía, es decir, escuchar a los niños sin juzgarles. Para lograr que tus hijos confíen en ti, puedes abrir tu corazón y demostrar qué te sucede. Compartir tus emociones con ellos, les hará más proclives a hacer los mismo contigo.

5. Felicita a tu hijo

Acompaña a tu hijo en el camino de vencer su ansiedad y felicítale por cada pequeño paso que dé en dirección a la superación de esta condición.

6. Demuestra tu apoyo y amor

Tu apoyo y tu amor son incondicionales… ¡Haz que tu hijo lo comprenda! No hay nada más importante para tu pequeño que saber que estarás siempre a su lado, no importa lo que suceda.

7. Corrige su actuar

Madre e hija haciendo los deberes
Acompaña a tu hijo en cada paso del camino para manejar la ansiedad.

No dudes en corregir su actuar, sin etiquetar su forma de ser. Recuerda que es importante ser capaces de hablar de las actuaciones, incluso criticándolas si han sido incorrectas pero sin asociar la ansiedad a un rasgo de personalidad del niño.

8. Busca ayuda profesional

Si la angustia de tu hijo se intensifica a tal punto que le impide mantener una vida normal, no lo dudes y acude al médico. El psicólogo ayudará al niño a enfrentarse a sus miedos e intentará descubrir el origen de los mismos.

La ansiedad en los niños es más común de lo que te imaginas. Al igual que nosotros, ellos se sienten a veces amenazados por lo que les rodea. Lo incierto genera temor, todos lo sabemos y lo hemos pasado. Lo importante es aprender a gestionar ese temor y no dejar que se apodere de uno.

  • Beesdo, K., Knappe, S., & Pine, D. S. (2009, September). Anxiety and Anxiety Disorders in Children and Adolescents: Developmental Issues and Implications for DSM-V. Psychiatric Clinics of North America. https://doi.org/10.1016/j.psc.2009.06.002
  • Hill, C., Waite, P., & Creswell, C. (2016, December 1). Anxiety disorders in children and adolescents. Paediatrics and Child Health (United Kingdom). Churchill Livingstone. https://doi.org/10.1016/j.paed.2016.08.007
  • Spence, S. H. (1998). A measure of anxiety symptoms among children. Behaviour Research and Therapy36(5), 545–566. https://doi.org/10.1016/S0005-7967(98)00034-5
  • Grondhuis, S. N., & Aman, M. G. (2012, October). Assessment of anxiety in children and adolescents with autism spectrum disorders. Research in Autism Spectrum Disorders. https://doi.org/10.1016/j.rasd.2012.04.006