Cómo reparar el cabello dañado

Una de las mejores opciones para reparar el cabello y restaurar la puntas dañadas es la miel. Además de hidratar aporta brillo al cabello y puede llegar a aclararlo

Los agentes como el sol y el cloro, los tintes y permanentes; así como los secadores y las planchas para el pelo entre otros agentes, pueden dañar el cabello dejándolo sin brillo.

Para intentar cuidar de tu cabello, debes de cortar las puntas frecuentemente, aplicar un chorro de agua fría en el último lavado y utilizar un acondicionador después del champú.

Para reparar el cabello dañado, puedes utilizar diferentes tratamientos caseros, para recuperar la salud del cabello y devolverle su brillo. Aquí tienes remedios naturales que pueden ayudarte a reparar tu cabello.

1. Tratamiento con aceites

aceites naturales para el cabello

Después de peinar y desenredar tu cabello, utiliza a partes iguales aceite de oliva y aceite de cánola, a cuya mezcla puedes añadir unas gotas de aceite esencial de lavanda o romero, para que el tratamiento tenga otra fragancia.

Procura que los aceites estén calientes y viértelos en la palma de la mano; aplica primero en las puntas y siempre en dirección del  crecimiento del cabello.

Coloca un gorro de plástico y luego una toalla sobre la cabeza, y duerme con ella toda la noche; después aplica un champú suave y un acondicionador que hidrate convenientemente tu cabello. Este tratamiento le puedes aplicar dos o tres veces por semana.

2. Tratamiento con aceite de coco

Aceite de coco

El aceite de coco puede aumentar  la humedad en el cabello, y es capaz de ayudar a reducir la pérdida de proteína en el cabello. Aplícale durante 20 minutos sobre el cabello, antes de lavar el pelo.

Ver también: https://mejorconsalud.com/tratamiento-casero-aceite-coco-aceite-romero-crecer-cabello/

3. Mascarilla de aguacate

mascarilla de aguacate

El aguacate fortalece  e hidrata el cabello seco y dañado, por lo que esta mascarilla la puedes aplicar una o dos veces por semana. Mezcla la carne de un aguacate maduro con una cucharada de aceite de oliva o  de germen de trigo.

Aplica la mezcla sobre el cabello recién lavado, partiendo de la raíz del cabello y cubre el cuero cabelludo con un gorro de plástico durante 15 a 30 minutos; aclara con agua tibia y un champú suave.

4. Mascarilla de miel

La miel, además de reparar la humedad del cabello dañado, añade brillo al pelo, y restaura las puntas dañadas, Con el cabello húmedo, aplica la miel directamente y masajea especialmente en las puntas, coloca un gorro de plástico y deja que actúe al menos 20 minutos, y enjuaga con agua fría.

Esta mascarilla la puedes aplicar a diario si tienes el pelo claro, pero si tu cabello es oscuro, aplícala solo una vez por semana, porque tiende a aclarar el pelo.

  • Barrientos Priego, A. (2010). El aguacate. Biodiversitas.

  • Ulloa, J. A., Mondragón, P. M., Rodríguez, R., Reséndiz, J. A., & Rosas, P. R. (2010). La miel de abeja y su importancia. Revista Fuente Año. https://doi.org/10.1007/978-3-642-35125-9_6.

  • Bressani, R., Rodas, B., & Ruiz, A. S. (2009). La Composición Química , Capacidad Antioxidativa y Valor Nutritivo de la Semilla de Variedades de Aguacate. CONCYT-Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología-FONACYT.