Descubre cómo reparar el cabello quemado

Las propiedades de los ingredientes naturales de estas mascarillas son ideales para nutrir y regenerar el cabello. Para potenciar sus efectos, tras aplicarlas es conveniente cubrir la cabeza con un gorro plástico

El abuso de la plancha o el secador, así como la utilización de químicos e incluso la incidencia del sol en el cuero cabelludo pueden dañar el cabello. Que el pelo, por diferentes motivos, esté reseco, áspero, sin vida o tenga las puntas abiertas es un problema común que puede tener fácil solución.

Antes de cortarlo, existen muy diversos métodos de cuidar el pelo en caso de que la persona prefiera mantenerlo. Muchos profesionales recomiendan ciertos tratamientos naturales que pueden ayudar al cabello a recuperar su forma.

A continuación desarrollamos algunos consejos en que pueden ayudar a reparar el cabello quemado

Los mejores tratamientos naturales para cabello maltratado

Cada vez más, los expertos insisten en que no hace falta gastar mucho dinero para mantener un cabello sano. Igualmente, recomiendan no creer firmemente en las promesas de cremas y tratamientos químicos, que en determinadas ocasiones pueden llegar a ser contraproducentes.

Muchas veces los remedios naturales, además de económicos, son también más efectivos. Algunas de las recetas naturales enfocadas a ayudar en el tratamiento para cabellos quemados son los siguientes:

Tal vez te interese: 6 trucos para restaurar el cabello maltratado por el cloro de la piscina

Aloe vera y aceite de oliva

Consiste en una mascarilla formada por dos ingredientes de conocidas propiedades para la salud y la belleza. El aloe vera contiene propiedades que ayudan a nutrir y regenerar el cabello. Favorece su crecimiento y ayuda a que los tintes o calor excesivo no lastimen las hebras.

El aceite de oliva le aporta al pelo mayor suavidad y actúa como una película protectora ante los daños.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de aloe vera, 75 gramos.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva, 32 gramos.

Preparación

En primer lugar, abre un tallo de aloe vera y retira el gel de su interior. Coloca 5 cucharadas de ese líquido en un recipiente y mezcla con el aceite de oliva y después, aplica sobre el cabello dañado y deja que actúe durante media hora.

Para finalizar, lava como de costumbre el pelo usando un buen champú y acondicionador.

Mayonesa y diferentes aceites como tratamiento para el cabello quemado

Ingredientes

  • 3 cucharadas de mayonesa, 90 gramos.
  • 5 gotas de aceite de oliva.
  • 5 gotas de aceite de ricino.
  • 2 cápsulas de vitamina E, aunque este ingrediente es opcional.

Preparación

Para empezar, coloca en un recipiente la mayonesa y añade el aceite de oliva. A continuación, echa el aceite de ricino y mezcla bien. Si lo deseas, incluye las cápsulas de vitamina E.

Posteriormente, aplica en el cabello seco, desde el medio hasta las puntas. Retira con una buena cantidad de agua y lava como siempre. Se suele recomendar repetir el tratamiento una vez a la semana.

Tratamiento con miel y huevo

La mezcla está considerada como una combinación realmente buena que puede aportar grandes beneficios al cabello dañado. La miel tiene la capacidad de dar brillo a tu pelo y el huevo cuenta con nutrientes y enzimas que lo humectan y dejan sedoso.

Mascarilla de yema de huevo, aceite y miel

Ingredientes

  • 1 huevo.
  • 2 cucharadas de miel, 50 gramos.

Preparación

Primero se necesita un tazón en el que batir el huevo y mezclar después con la miel. Si se busca conseguir una gran hidratación, es posible añadir 1 cucharada de aceite de coco y otra de aceite de almendras.

Hay que esparcir por el cabello la mezcla y colocar una gorra plástica alrededor de la cabeza, cubriendo el pelo, para ayudar a que el tratamiento haga efecto.

Pasados 30 minutos enjuaga con agua tibia y lava como de costumbre dejando que se seque el pelo con aire, es decir, evita el secador.

Aguacate y aceite de coco

El aceite de coco destaca por la capacidad nutritiva que presenta de cara a tratar las hebras. Así mismo, la pulpa de aguacate le aporta la fuerza que necesita para recuperarse.

Semilla del aguacate

Ingredientes

  • 1 aguacate.
  • 3 cucharadas de aceite de coco, 45 gramos

Preparación

En primer lugar, abre por la mitad el aguacate y retira el hueso. Es necesario extraer la pulpa y colocarla en un tazón. Posteriormente, machaca con un tenedor o un mortero.

Agrega el aceite de coco y remueve para que se integren. La mezcla se aplica sobre el pelo, tras lo que hay que dejar actuar unos 20 minutos.  Para finalizar, retira los restos con agua tibia y a continuación lava el pelo de forma habitual.

Aceite de oliva, cerveza y mostaza

Los expertos recomiendan realizar este efectivo tratamiento dos veces a la semana. Es posible que en un mes, aproximadamente, empiecen a verse los resultados.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva, 32 gramos.
  • ½ vaso de cerveza, 100 ml.
  • 2 cucharadas de mostaza, o en su lugar, mayonesa, 30 gramos.

Preparación

Echa el aceite de oliva y la mostaza en el vaso con cerveza. Una vez esté todo preparado, mezcla bien hasta que se haya formado una pasta homogénea.

Esparce el producto por el cabello, haciendo hincapié en las puntas. Tras dejarlo actuar 30 minutos aproximados,  retira con una buena cantidad de agua tibia.

Stenn, K. S., & Paus, R. (2001). Controls of Hair Follicle Cycling. Physiological Reviews. https://doi.org/10.1152/physrev.2001.81.1.449 Harrison, S., & Sinclair, R. (2003). Hair colouring, permanent styling and hair structure. Journal of Cosmetic Dermatology. https://doi.org/10.1111/j.1473-2130.2004.00064.x