Cómo reutilizar los saquitos de té o café

Yamila Papa Pintor · 20 febrero, 2015
Podemos reutilizar los saquitos de té como relajante para los ojos. Una vez usados, mójalos con agua fría y colócalos sobre tus párpados para desinflamar la zona

Una vez que bebemos un té o un café, lo más habitual es arrojar el saquito a la basura. Sin embargo, se pueden reutilizar los saquitos de té o café de diferentes maneras. Esto no solo ayudará al medio ambiente evitando la acumulación de tanta basura orgánica, sino que también le darás más usos a las mismas cosas. Además, aseguro que no conoces algunos de estos usos secretos. Aprende cómo reutilizar los saquitos de té o café en el siguiente artículo.

Reutilizar los saquitos de té o café

Esa es una de las premisas del reciclado. Si quieres aportar tu granito de arena al planeta, entonces presta atención a las siguientes recomendaciones para reutilizar los saquitos de y café, una vez que ya los hayas usado.

reutilizar los saquitos de té

1. Reutilizar los saquitos de té o café como abono orgánico

Puedes comenzar tu propia composta en casa, tengas o no jardín. Al arrojar los residuos orgánicos (cáscaras y desechos de frutas y vegetales) conseguirás tierra negra bien abonada para tus plantas y flores. ¡Y evitarás tanta contaminación y enfermedades! Si no te animas a ello porque vives en un piso pequeño y le temes a los malos olores, no te preocupes: puedes abrir el saquito y echarlo en la tierra de las hermosas flores que decoran tu sala.

Serán abono para ellas y hasta un delicioso aroma sobre todo si usas mucho café (lo puedes hacer con el poso de la cafetera también). Recuerda que para aplicarlos en las macetas los saquitos deben estar fríos y secos, para evitar la proliferación de hongos o atraer insectos.

2. Reutilizar los saquitos de té o café como desodorante para la nevera

El saquito de café te puede ayudar a eliminar o neutralizar los olores que se desprenden de la nevera. Esta es una de las propiedades de la infusión más bebida de todo el mundo. Entonces, la próxima vez que bebas café, recuerda escurrir el saquito y colocarlo dentro de la nevera. Si usas café en granos, puedes colocarlo en un recipiente tapado con una gasa. Absorberá los malos olores y le dará un aroma más delicioso a este electrodoméstico tan importante del hogar.

reutilizar los saquitos de té

3. Reutilizar los saquitos de té o café como remedios caseros

¿Sabías que las bolsitas de té se pueden usar de manera tópica para varios problemas de la piel? ¡Ahora ya estás al tanto! Por ejemplo, para las bolsas debajo de los ojos, para cuando nos pica un mosquito o pulga, como antiinflamatorio o para descansar los ojos después de usar mucho el ordenador. Esto se debe a que el té tiene un componente llamado ácido tánico, que tiene la capacidad de desinflamar la piel. Una buena idea es que tengas siempre en la nevera algunos saquitos de té usados para utilizar ante una emergencia.

No dudes en comenzar un buen hábito cuando regresas del trabajo: siéntate en el sofá (o en la tina o bañera con agua tibia y sales), pon música relajante, cierra los ojos y coloca un saquito de té en cada uno de los párpados, previamente mojado con agua fría. Verás los efectos que esto tiene.

4. Reutilizar los saquitos de té o café para teñir telas

Desde hace muchos siglos, se ha usado el té, entre otras plantas y flores, como tintura para las telas. Cuando colocamos una tela blanca en té logramos que se vea como antigua. ¿Conoces el estilo “sepia” de las fotografías? Bueno, algo similar.

Es perfecto para cambiar de color la tela del sofá, de las cortinas o de una prenda que ya te ha aburrido. Si te gusta hacer artesanías, dale a los lienzos un efecto antiguo, como que lo has encontrado en el baúl de los recuerdos de tu abuela. Y si estás organizando tu boda vintage al aire libre, quedará perfecto.

5. Reutilizar los saquitos de té o café para hacer más té

Seguro que has visto a tus padres o abuelos guardar las bolsitas de té en una taza por algunos días y después hacerse una infusión o tisana con ellas. Si juntas cinco bolsitas, tendrás un té bastante cargado. De esta manera, estarás ahorrando bastante dinero. Por ejemplo, si bebes un té por día de lunes a viernes… el del sábado ¡es gratis! Puedes hacer mezclas con diferentes gustos para obtener sabores extraños u originales.

reutilizar los saquitos de té

6. Reutilizar los saquitos de té o café para reducir la celulitis

Seguro que ya sabes que las cremas anticelulitis son muy costosas y además no hay ninguna que sea 100% efectiva (porque igualmente te has endeudado hasta la médula para comprar más de una). Si a eso le sumamos que los productos que compramos en el mercado no tiene compuestos del todo sanos para nuestro cuerpo, esta receta casera te vendrá de maravillas.

Necesitarás el café usado (puede ser de saquito o no). Lo colocas en un recipiente junto a varias gotas de aceite de coco o de almendras, formando una especie de pasta. Tomas con la mano y mientras te estás bañando realizas masajes circulares en las zonas afectadas por la celulitis (sobre todo glúteos, muslos, vientre, piernas y brazos). Luego enjuagas y continúas disfrutando del baño.

7. Reutilizar los saquitos de té o café para quitar mal olor de las manos

Después de cocinar ciertos alimentos, como puede ser el ajo, el pescado, las olivas en salmuera o la cebolla, las manos quedan percudidas con un olor que no se quita tan fácilmente, aunque nos lavemos varias veces o nos coloquemos perfume. Si has dejado en un recipiente los restos de café, no dudes en usarlo para que tus manos no apesten. Simplemente toma un poco y refriega algunos minutos. Luego lava con agua tibia.

8. Reutilizar los saquitos de té o café para un cabello más brillante

reutilizar los saquitos de té

Sin duda, todas las mujeres deseamos tener un cabello brillante y saludable, como el de las publicidades de champú y acondicionador. Puedes lograrlo usando café que ya hayas consumido. Se trata de un tratamiento sencillo y completamente natural.

Una vez que hayas juntado varios posos de café, añade agua hirviendo y deja enfriar. Filtra y vierte sobre tu cabello limpio y húmedo (después del baño), deja que actúe 20 minutos y enjuaga con agua tibia. Realiza este tratamiento una vez a la semana y en un mes tendrás resultados.

En resumen, te hemos presentado 8 ideas para reutilizar saquitos de té y café. Esperemos que te hayan servido y hayan despertado tu curiosidad. Por encima de todo, debemos ser cuidadosos con el medio. Por lo tanto, lo más intelegente es aprender a reciclar y a reutilizar objetos.