Cómo reutilizar los saquitos de té o café

Yamila Papa Pintor·
23 Marzo, 2020
Reutilizar los saquitos de té y el café es una buena manera de cuidar el bolsillo y, al mismo tiempo, proteger el planeta.

Una vez que bebemos un té o un café, lo más habitual es arrojar el saquito a la basura. Sin embargo, se pueden reutilizar los saquitos de té o café de diferentes maneras.

Esta acción no solo ayudará al medio ambiente al evitar la acumulación de tanta basura orgánica sino que, también, te permitirá ahorrar dinero. Seguramente, no conoces algunos de los usos alternativos que puedes darles. Continúa leyendo y aprende cómo reutilizar los saquitos de té o café en el siguiente artículo.

Reutilizar los saquitos de té o café

reutilizar los saquitos de té

Sin dudas, esta es una de las premisas del reciclado. Si quieres aportar tu granito de arena al planeta, entonces presta atención a las siguientes recomendaciones para reutilizar los saquitos de té y café.

1. El café y el té como abono orgánico

Puedes comenzar tu propia composta en casa, tengas o no jardín. Al arrojar los residuos orgánicos (cáscaras y desechos de frutas y vegetales) conseguirás tierra negra bien abonada para tus plantas y flores. ¡Y evitarás tanta contaminación y enfermedades!

Si no te animas a ello porque vives en un piso pequeño y le temes a los malos olores, no te preocupes: puedes abrir el saquito y echarlo en la tierra de las hermosas flores que decoran tu sala.

Será abono para ellas y aromatizará tu sala, lo mismo sucede con el poso de café. Recuerda que el té y el café deben estar fríos y secos al aplicarlos en las macetas para evitar la proliferación de hongos o atraer insectos.

2. Prepara un desodorante para la nevera

Tanto el té como el café te pueden ayudar a eliminar o neutralizar los olores que se desprenden de la nevera. Esta es una de las propiedades menos conocidas de estas bebidas. De hecho, por eso se las utiliza para “limpiar” la nariz de aromas cuando uno prueba varios perfumes.

La próxima vez que bebas una taza de té, recuerda escurrir el saquito y colocarlo dentro de la nevera. Si usas café en granos, puedes colocarlos en un recipiente tapados con una gasa. Ambas opciones absorberán los malos olores.

reutilizar los saquitos de té

3. Reutilizar los saquitos de té o café como remedios caseros

¿Sabías que los expertos en medicina natural recomiendan usar las bolsitas de té de manera tópica para aliviar los síntomas de diferentes problemas de la piel? ¡Ahora, ya estás al tanto!

Por ejemplo, podrían utilizarse para las bolsas debajo de los ojos, cuando nos pica un mosquito o pulga, como antiinflamatorio tópico o para descansar la vista después de usar mucho el ordenador. Esto se debe al efecto antiinflamatorio del té.

Diversos estudios, como el publicado en Journal of Advanced Pharmaceutical Technology & Research, señalaron que el té negro y el té verde exhiben propiedades que combaten la inflamación.

Así, podría ser una interesante idea tener siempre en la nevera algunos saquitos de té usados para utilizar ante una emergencia. La sabiduría popular recomienda colocar un saco de té en cada párpado tras el trabajo para mejorar posibles malestares.

Quizá te interese: Café instantáneo: ¿es recomendable?

4. Teñir telas con los restos de té o café

Desde hace muchos siglos, se ha usado el té, entre otras plantas y flores, como tintura para las telas. Si colocas una tela blanca en té, lograrás que se vea antigua. ¿Conoces el estilo “sepia” de las fotografías? Bueno, algo similar.

Por tanto, puedes reutilizar los saquitos de té para cambiar de color la tela del sofá, de las cortinas o de una prenda que ya te ha aburrido. Si te gusta hacer artesanías, dale a los lienzos un efecto antiguo.

5. Reutilizar los saquitos de té o café para hacer más té

Seguro que has visto a tus padres o abuelos guardar las bolsitas de té en una taza por algunos días y después hacerse una infusión o tisana con ellas. La realidad es que los expertos en té sostienen que es posible infusionar una bolsa de té más de una vez, siempre aumentando el tiempo de reposo para extraer todo el sabor y el aroma. ¡Ahorrarás mucho dinero!

reutilizar los saquitos de té

6. Reutilizar los saquitos de té o café para reducir la celulitis

¿Has pensado alguna vez en utilizar los posos de café para preparar un exfoliante anticelulítico? Según la American Society of Dermatologic Surgery, los masajes podrían ayudar a mejorar la apariencia de la celulitis.

Por otra parte, muchos artículos cosméticos incluyen cafeína entre sus ingredientes, esto se debe a que esta sustancia, combinada con otras como, por ejemplo, el retinol, incrementaría el grosor de la epidermis y esto mejoraría su apariencia en general. No obstante, hay que remarcar que los estudios hablan de cafeína y no específicamente de los posos del café.

Para preparar este exfoliante natural necesitarás el café usado. Lo colocas en un recipiente junto a varias gotas de aceite de coco o de almendras y mezclas hasta formar una pasta. Tomas con la mano y, mientras te estás bañando, realizas masajes circulares en las zonas afectadas por la celulitis (sobre todo glúteos, muslos, vientre, piernas y brazos). Luego, enjuagas y continúas disfrutando del baño.

Recuerda que, ante cualquier problema en la piel como la aparición de la celulitis, lo más recomendable es acudir al dermatólogo para recibir su asesoramiento especializado.

Lee: Cómo terminar con la celulitis: 5 soluciones alternativas

7. Reutilizar los saquitos de té o café para quitar mal olor de las manos

Después de cocinar ciertos alimentos, como pueden ser el ajo, el pescado, las olivas en salmuera o la cebolla, las manos quedan percudidas con un olor que no se quita fácilmente, aunque nos lavemos varias veces o nos coloquemos perfume.

Si has dejado en un recipiente los restos de café, no dudes en usarlos para que tus manos no apesten. Simplemente, toma un poco y refriega algunos minutos. Luego, lava con agua tibia.

8. Reutilizar los saquitos de té o café para un cabello más brillante

Mujer en ducha

Sin duda, todas las mujeres deseamos tener un cabello brillante y saludable como el de las publicidades de champú y acondicionador. Ciertas personas sostienen que es posible alcanzar este resultado usando café. Se trataría de un tratamiento sencillo y completamente natural.

Una vez que hayas juntado varios posos de café, añade agua hirviendo y deja enfriar. Filtra y vierte sobre tu cabello limpio y húmedo (después del baño), deja que actúe 20 minutos y enjuaga con agua tibia. Realiza este tratamiento una vez a la semana y se supone que al cabo de un mes verías los resultados.

En resumen, te hemos presentado 8 ideas para reutilizar saquitos de té y café. Esperamos que te hayan servido y hayan despertado tu curiosidad. Por encima de todo, debemos ser cuidadosos con el medio ambiente. Por lo tanto, lo más inteligente es aprender a reciclar y a reutilizar objetos, ¿no te parece?

  • J Adv Pharm Technol Res. 2012 Apr-Jun; 3(2): 136–138. Evaluation of anti-inflammatory effects of green tea and black tea: A comparative in vitro study. doi: 10.4103/2231-4040.97298
  • American Society of Dermatologic Surgery. Cellulite. https://www.asds.net/skin-experts/skin-conditions/cellulite
  • Int J Cosmet Sci. 2011 Dec;33(6):519-26. Evaluation of the efficacy of a topical cosmetic slimming product combining tetrahydroxypropyl ethylenediamine, caffeine, carnitine, forskolin and retinol, In vitro, ex vivo and in vivo studies. doi: 10.1111/j.1468-2494.2011.00665.x. Epub 2011 May 13.