Cómo revitalizar el hígado y páncreas

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 17 noviembre, 2018
¿Te gustaría saber cómo favorecer la salud y revitalizar el hígado y páncreas? Te damos 4 pautas sencillas que te van a servir de gran ayuda.

El páncreas y el hígado son dos órganos vitales para la digestión de alimentos. Cumplen funciones depurativas en nuestro torrente sanguíneo, además de la regulación de numerosas hormonas. Debido a la importancia de sus funciones, es necesario revitalizar el hígado y páncreas de vez en cuando.

¿Cómo ayudarles a que trabajen mejor? ¿Cómo evitar enfermedades o que las toxinas se acumulen en ellos? En este artículo te daremos 4 remedios caseros para revitalizar el hígado y páncreas.

La importancia del hígado y páncreas

El hígado es un órgano esencial para nuestro organismo, su función depurativa es básica para que encontremos equilibrio diario para sentirnos bien. Purifica la sangre, regula el colesterol, el azúcar, las hormonas.

El páncreas es una glándula situada en el abdomen, detrás del estómago. Tiene como función principal segregar enzimas digestivas que pasan al intestino delgado. Además produce insulina, que regula nuestra energía; glucagón y somatostatina. Estas hormonas mantienen los niveles correctos de azúcar en sangre.

Si el hígado y el páncreas no se encuentran bien, no podremos digerir correctamente los alimentos. Esto podría llegar a causar problemas con nuestro nivel de azúcar.

Es muy posible que alguno de tus órganos esté demasiado lleno de toxinas y no pueda cumplir sus funciones correctamente, si tienes alguno de estos síntomas:

  • Te sientes cansado.
  • Tienes sensación de hinchazón en el abdomen.
  • Te cuesta hacer la digestión y lo que comes no te sienta bien.
  • Tienes pequeños picores e incluso algunos granitos en tu piel.

Es necesario evitar que esto ocurra, siguiendo unos correctos hábitos alimenticios, y “revitalizando” estos órganos al menos una vez al mes mediante una dieta adecuada, que pasamos a explicarte a continuación.

Remedios caseros para revitalizar el hígado y páncreas

1. Frutas cítricas

Limón, naranja y pomelo para revitalizar el hígado y páncreas

Seguro que ya conoces los grandes beneficios de un vaso de limón en ayunas. Su jugo, al igual que el de las naranjas o los pomelos, nos aportan vitamina C, esencial para desintoxicarnos, y para proteger estos órganos en cuestión, revitalizando sus funciones.

Sería ideal que al levantarte te tomaras un vaso de jugo de limón, para, una hora después, seguir con un vaso de naranja. Para tu almuerzo o tu cena puedes comer una taza de papaya fresca cortada a trocitos. Esta fruta es excelente para la digestión.

Por otro lado, hay frutas que no son adecuadas para el hígado y el páncreas. Si tienes algún padecimiento de estos órganos, será mejor que las evites. Son aquellas que disponen de los llamados “ácidos orgánicos”, como pueden ser las fresas, los melones o las sandías.

2. Infusiones curativas

El cardo mariano permite revitalizar el hígado y páncreas

Existen una serie de plantas medicinales que son perfectas para revitalizar el hígado y páncreas. Deben tomarse de forma seguida, al menos durante 10 días al mes, en tu desayuno y a media tarde. Te indicamos cuáles son:

Infusión de regaliz

La raíz de la regaliz es una planta que tiene la virtud de equilibrar los niveles de azúcar en nuestro organismo. Algo básico tanto para el páncreas como para el hígado. Si tu nivel baja, él lo restaura. Y si es muy bajo, lo compensa. Debe tomarse durante 10 días, por la tarde. Haz la infusión con 4 hebras de raíz de regaliz por cada taza de agua.

Infusión de cardo mariano

Encontrarás fácilmente en tus farmacias y tiendas naturales el cardo mariano. Es una planta curativa por excelencia para el hígado y el páncreas. Su composición básica a base de silimarina, es magnífica para regenerar estos órganos y desintoxicarlos. Toma una infusión por las mañanas durante diez días.

Infusión de diente de león

El diente de león es una maravilla de la naturaleza al alcance de cualquiera. Depura el hígado, reduce la inflamación del páncreas y estimula la producción de la bilis. Es una de las infusiones más sanas y curativas que existen, de ahí que te recomendemos que la tomes después de tu comida principal. Te irá muy bien.

3. Verduras frescasRúcula para revitalizar el hígado y páncreas

Para una dieta depurativa con la cual podrás revitalizar el hígado y páncreas, es necesario tomar abundante líquido, jugos naturales como los indicados más arriba, y abundantes verduras frescas. Puedes preparar ensaladas con verduras de hoja verde como espinaca, rúcula, berro, alcachofa. Todas ellas muy ricas en vitamina B.

Además de sabrosas son curativas para estos órganos. Las verduras crucíferas, como es el caso del brócoli o las coles de bruselas también son muy adecuadas. Complementa las ensaladas con carne magra como pechuga de pollo o pavo, o algo de salmón, y frutos secos como las nueces o almendras.

4. Probióticos

Yogur natural para revitalizar el hígado y páncreas

No todos los lácteos son buenos para revitalizar el hígado y páncreas. El yogur natural fermentado puede ser muy beneficioso para nuestro organismo, debido a los probióticos. Eleva las defensas y nos aporta bacterias buenas para protegernos. Mejor aún si lo preparas tú mismo en casa.

Otros alimentos ricos en probióticos son el Kéfir; el alga espirulina; la sopa de Miso, o el sabroso té de Kombucha, que encontrarás en tu tienda natural o en tu farmacia.

Incorpora alguna de estas soluciones naturales a tu dieta y comienza a cuidar de estos órganos tan importantes. No olvides consultar a tu doctor en caso de cualquier malestar o molestia.

  • Abdel-Misih, S. R. Z., & Bloomston, M. (2010). Liver Anatomy. Surgical Clinics of North America. https://doi.org/10.1016/j.suc.2010.04.017
  • Breijo, A., & Prieto, J. (2014). Pancreatitis Aguda. Articulo de Revisión. IntraMed.
  • Hay, J. E. (2004). Acute liver failure. Current Treatment Options in Gastroenterology. https://doi.org/10.1007/s11938-004-0005-5
  • Madaria, E., & Martinez, J. (2010). Páncreas y vías biliares. Unidad de Patología Pancreática. Unidad de Gastroenterología y Endoscopia Digestiva.
  • Mayorga Luis. (2000). Fisiología Pancreática. Fisiologia de La Práctica Médica.
  • Schneiderman N, et al.STRESS AND HEALTH: Psychological, Behavioral, and Biological Determinants. Annu Rev Clin Psychol. 2005; 1: 607–628.https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2568977/