¿Cómo sabemos si tenemos parásitos intestinales?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gerardo Paganelli el 29 noviembre, 2018
Para eliminar los parásitos primaremos el consumo de ajo, semillas de calabaza y papaya, e infusiones. Por otro lado, evitaremos el azúcar, alcohol, lácteos y carbohidratos

La infección por parásitos intestinales es, desgraciadamente, un problema de salud que afecta a muchas personas de cualquier edad.

Su detección no resulta sencilla, ya que los síntomas que presenta no son exclusivos de esta afección, como pueden ser: cansancio, ansiedad, nerviosismo, problemas digestivos, dolor de cabeza o problemas de peso.

En este artículo te mostramos cómo detectar los parásitos intestinales y qué debemos hacer para prevenirlos o combatirlos mediante la alimentación y algunos remedios naturales.

Los parásitos intestinales

Los parásitos son organismos que se instalan en nuestro organismo y viven alimentándose de nuestras células y de los alimentos que ingerimos.

Tanto los parásitos como los hongos o las bacterias abundan en nuestro cuerpo y si estamos sanos ellos viven en equilibrio con nosotros, aportándonos también beneficios.

El problema aparece cuando hay un desequilibrio que altera nuestros niveles de pH, enzimas o flora intestinal. Entonces, estos se vuelven patógenos y agresivos, y pueden originar todo tipo de enfermedades.

Por ello, conviene mantener equilibrado nuestro organismo a través de una buena alimentación y unos buenos hábitos. También, podemos usar algunos suplementos naturales para prevenirlos o combatirlos.

No existe un único tipo de parásito. El más conocido es la Cándida, pero también hay otros tipos comunes como las lamblias, áscaris o tenias.

¿Cómo podemos saber si tenemos parásitos?

Los síntomas más habituales son los siguientes:

  • Trastornos del apetito (exceso o falta de hambre sin motivo aparente).
  • Ojos hinchados.
  • Ansiedad y nerviosismo.
  • Picores en la punta de la nariz, en los ojos o en la zona anal.
  • Pupilas dilatadas.
  • Trastornos intestinales (estreñimiento o diarrea).
  • Insomnio sin motivos aparentes.
  • Cansancio.
  • Dolor de cabeza.

Aunque estos síntomas también pueden deberse a otros motivos, si los padecemos a menudo y durante varios días o semanas, se recomienda acudir a un especialista para que nos realice un diagnóstico y nos ofrezca tratamiento.

También son muy comunes en los niños y puede ser más difícil detectarlos. Sobre todo, nos fijaremos en si se rascan la punta de la nariz o la zona anal, o en si están más nerviosos sin que haya una causa aparente.

Además, si tenemos mascotas en casa debemos desparasitarlas cada mes, ya que con el contacto directo es fácil que nos pasen los parásitos que ellos suelen padecer a menudo.

La alimentación es fundamental

La alimentación que hay que seguir para eliminar los parásitos tiene que ser estricta, ya que los parásitos se alimentan de ciertos alimentos.

Será fundamental eliminar rotundamente:

  • El azúcar y los alimentos azucarados
  • El alcohol
  • La leche y derivados lácteos
azucar judy

Además, reduciremos el consumo de hidratos de carbono refinados (arroz blanco, pasta, bollería, etc.).

En cambio, incluiremos en nuestra dieta algunos alimentos fundamentales:

  • El ajo, un excelente antiparasitario. Se recomienda consumirlo crudo y a diario. Si tenemos dificultades para digerirlo, podemos untarlo en pan tostado o bien comprarlo en cápsulas o comprimidos.
  • Las semillas de calabaza también son un gran remedio para combatir los parásitos. Se recomienda comer diariamente al menos 30 semillas de calabaza crudas. Las podemos moler y mezclar con los alimentos si lo deseamos.
  • Las semillas de papaya. Podemos preparar un batido de papaya añadiendo también sus semillas, agua y un poco de estevia para endulzar. Lo tomaremos por la mañana en ayunas.

Además, durante el día, tomaremos infusiones de tomillo, orégano y manzanilla, una combinación que nos ayuda a subir las defensas y a matar a los parásitos.

semillas de calabaza Food Thinkers

El cuidado del intestino

La mejor prevención es cuidar que el intestino funcione correctamente, evitando sobre todo las diarreas recurrentes o el estreñimiento. Para ello, seguiremos una buena alimentación rica en frutas y verduras frescas, o con suplementos naturales.

  • Si tenemos estreñimiento tomaremos semillas de lino, ciruelas pasas, alimentos con salvado y beberemos mucha agua a lo largo del día.
  • Si sufrimos diarreas tomaremos alimentos astringentes como el arroz blanco (o el caldo del cocimiento), té verde o un suplemento de carbón vegetal.
arroz blanco Alicakes

Por otro lado, los parásitos intestinales alteran la flora intestinal y suelen proliferar cuando esta no está equilibrada. Por eso, conviene tomar probióticos para repoblar la flora intestinal y así prevenir los parásitos.

Los podemos comprar en farmacias y herbolarios y tomar a temporadas.

Imágenes por cortesía de judy, food thinkers y Alicakes

  • Mayer, F. L., Wilson, D., & Hube, B. (2013). Candida albicans pathogenicity mechanisms. Virulence. https://doi.org/10.4161/viru.22913

  • Fumadó, V. (2015). Parásitos intestinales. Pediatria Integral.

  • Gómez, J. A., Fernandez, R. R., & Gonzáles, M. I. (1998). Parasitosis intestinales frecuentes. Protocolos Diagnósticos y Terapéuticos En Pediatría.