Cómo saber si estás empezando a sufrir hipotiroidismo

Elena Martínez 5 diciembre, 2015
Ante el menor indicio es conveniente que consultemos con un especialista para que nos haga una analítica completa y pueda así verificar si nuestros síntomas son indicativos de alguna dolencia tiroidea

El hipotiroidismo es una patología mucho más común de lo que creemos. El problema es que sus síntomas pueden confundirse con otras enfermedades o incluso disfrazarse de las molestias habituales derivadas de etapas de estrés.

Otros síntomas más específicos, en cambio, son poco conocidos.

En este artículo te damos las claves para que averigües si podrías estar sufriendo una fase inicial de esta enfermedad o bien podrías llegar a desarrollarla en un futuro, así como una prueba que te ayudará a tener más certeza sobre esta posibilidad.

¿Qué es el hipotiroidismo?

El hipotiroidismo es una enfermedad que sufre el 3% de la población y que se caracteriza por una disminución de los niveles de hormonas tiroideas en el plasma sanguíneo. Es más frecuente entre las mujeres que entre los hombres, en especial, entre las mayores de 50 años y también después del parto.

Es importante explicar que la tiroides es una glándula que está ubicada encima de la tráquea y tiene la función de regular el metabolismo del cuerpo y contribuye en la producción de hormonas.

¿Quieres conocer más? Lee: Plantas medicinales para regular y cuidar de tu tiroides

Hipotiroidismo

Síntomas más frecuentes

A continuación explicamos cuáles son los síntomas más frecuentes y también los menos conocidos del hipotiroidismo:

  • Cansancio y agotamiento: La persona puede sufrir dolores y debilidad muscular.
  • Sensación constante de frío, incluso cuando las demás personas tienen calor.
  • Aumento de peso inexplicable o dificultad para bajar de peso a pesar de controlar la alimentación y hacer ejercicio. En algunos casos también puede suceder lo contrario, que la persona se adelgaza mucho.
  • Tendencia al estreñimiento a pesar de consumir alimentos ricos en fibra y beber suficiente agua.
  • Tendencia a la depresión o a cambios de estado de ánimo.
  • Tez pálida o amarillenta.
  • Retención de líquidos que se hace muy visible en el rostro. La cara se hincha, en especial por las mañanas, y aparecen bolsas debajo de los ojos que dan una apariencia de agotamiento.
  • Desequilibrios hormonales y, en algunos casos, dificultades para quedarse embarazada.
  • Pérdida de cabello a pesar de llevar una alimentación equilibrada. El cabello está seco, frágil y quebradizo.
  • Piel seca. En general, necesitamos hidratarla muy a menudo y con productos muy nutritivos.
  • Falta de vello en el extremo exterior de una de las dos cejas o de ambas. Esta señal es muy característica y pocas personas la conocen.
  • Papada o doble mentón.
  • Tendencia a padecer infecciones.
  • Dolores de cabeza frecuentes.
  • Pérdidas de memoria y falta de concentración.

No olvides leer: Cómo hacer limonada de lavanda para tratar el dolor de cabeza y la ansiedad

pérdida-del-cabello

La prueba del termómetro

Hay una sencilla prueba que podemos hacer nosotros mismos en casa, sin ningún coste, y que nos dará un dato más para saber si podemos estar sufriendo hipotiroidismo. Solamente necesitamos un termómetro, digital u oral, para realizarlo.

Debemos seguir los siguientes pasos:

  • Al acostarnos, dejaremos el termómetro preparado a nuestro lado para no tener que levantarnos por la mañana.
  • Justo al despertarnos, antes de hacer nada, cogeremos el termómetro y nos tomaremos la temperatura.
  • Recomendamos realizar esta prueba durante varios días seguidos, al menos diez, para saber cuál es la temperatura media de nuestro cuerpo en reposo total.

¿Qué significa?

Esta temperatura media nos da la clave para conocer el funcionamiento de nuestra tiroides:

  • Normal: Si está entre los 36,2 y los 36,7 grados centígrados.
  • Posible hipotiroidismo: Si es inferior a los 36,2 grados. La glándula tiroides está funcionando más lenta de lo normal.

Para que esta prueba sea fiable debemos prescindir todo aquello que pueda alterar nuestra temperatura corporal natural, como las mantas eléctricas o beber alcohol u otras sustancias estimulantes la noche anterior.

Las mujeres también deberán evitar realizarse la prueba durante los primeros días del periodo y durante la ovulación (aproximadamente en el día 14 del ciclo).

La fiebre, evidentemente, también alterará esta prueba.

Disminuir-fiebre

¿Si tengo los síntomas?

Si cumples al menos cinco de los síntomas que hemos explicado y, además, la prueba del termómetro te confirma que tu temperatura corporal es inferior a la media normal, te recomendamos que acudas a un especialista para que pueda realizarte las analíticas pertinentes y confirmar el diagnóstico lo antes posible.

No obstante, siempre es importante consultar con médico o naturópata con regularidad ante cualquier síntoma que persista en el tiempo y que no tenga causa aparente.

Te puede gustar