Cómo saber si las gafas de sol son buenas

21 julio, 2018
¿Quieres saber si tus gafas de sol son buenas? Antes de poner en peligro tu salud visual debes tener en cuenta una serie de aspectos para asegurar que son fiables.

¿Quieres saber si tus gafas de sol son buenas? Proteger los ojos del sol es algo indispensable para evitar problemas futuros debido a los rayos ultravioletas que también les afectan. Si tienes unas gafas, pero desconfías de que te estén protegiendo debidamente del sol, hoy te daremos algunas claves para que lo compruebes.

Una vez sepas todas las claves para saber si tus gafas de sol son buenas, te animamos a que siempre las tengas en cuenta para futuras compras o que les comentes a las personas más cercanas lo que tú ahora sabes. Toda información que nos ayude a protegernos mejor del sol es poca.

Con todo esto, te recomendamos que si puedes vayas siempre a alguna óptica para comprar tus gafas de sol. En estos lugares no te quepa duda de que las gafas serán de calidad y te protegerán debidamente del sol. En el caso de que lo hagas en un mercadillo u otro lugar, atiende a las siguientes claves. ¡Son fundamentales!

Fíjate si tus gafas de sol llevan la marca CE

Para saber si tus gafas de sol son buenas debes buscar las iniciales CE en ellas. Estas son unas letras que aparecen en pequeño en las varillas (patas) o algún lugar de tus gafas. Las siglas CE significan “Conformidad Europea” y son un sello de calidad que nos garantiza que las gafas que estamos adquiriendo son realmente buenas.

Además, estas iniciales señalan que el producto está cumpliendo con la legislación obligatoria que indica que está en buenas condiciones y que es bueno para tu salud. En caso de que no esté presente la marca CE, desconfía de la calidad de las gafas de sol. Probablemente, no sean buenas para tus ojos.

Gafas de sol son buenas

¿Tienen protección UV?

Descubre: Cómo cuidar la salud de tus ojos

Si tus gafas de sol no tienen protección UV, definitivamente no son buenas. El uso que le damos a las gafas no debería ser meramente estético, sino que tendría que cumplir la función de proteger a nuestros ojos de los rayos ultravioletas que pueden incidir en ellos.

Nuestros ojos están muy expuestos al sol. Así que preocuparnos de saber si unas gafas de sol son buenas o no es imprescindible para garantizar que nuestra vista estará bien protegida de los rayos solares.

No solo nuestra piel puede desarrollar un cáncer si no la protegemos de los rayos ultravioletas. Esto también ocurre en nuestros ojos, aunque quizás no sea tan habitual. Algunos problemas que podemos sufrir si utilizamos unas gafas que no estén capacitadas para protegernos del sol son:

  • Cáncer de párpados
  • Ceguera por daño en la retina
  • Crecimiento anómalo de tejido en el ojo
  • Quemaduras en la córnea
  • Predisposición a sufrir cataratas
  • Inflamación de la superficie ocular

Como podemos observar, nuestros ojos pueden sufrir determinados problemas si no los protegemos adecuadamente. Por ese motivo, ir a una óptica nos garantizará que estamos bien protegidos de la radiación. En caso contrario, puede que creamos estar protegidos cuando en realidad no es así.

¿De qué manera podemos comprobar que nuestras gafas llevan protección ultravioleta? Una manera es verificar el número de la categoría de filtro. Este suele estar entre el 0 y el 4 que es el grado de absorción que las lentes son capaces de soportar.

No te pierdas: Gafas de sol para niños

Gafas de sol expositor

Si estamos expuestos a los rayos ultravioletas o realizamos determinadas actividades físicas, por ejemplo esquí, es posible que necesitemos un número de filtro elevado que nos asegure una buena protección.

Tests y controles de calidad

Otra manera de saber si las gafas son buenas es comprobar si cumplen la normativa. Estos productos tienen que pasar unos tests y controles rigurosos para determinar que son aptos para un uso seguro. Si no podemos verificar que las gafas de sol cumplen las normativas exigidas, quizás sea mejor escoger otras.

También es importante atender a la información adicional. ¿Las gafas vienen con el nombre de la marca, las instrucciones para su cuidado o advertencias de uso? Si no trae ningún tipo de información de este tipo, debemos desconfiar.

Asimismo, una buena manera de saber si las gafas de sol son buenas es probándonoslas. Si nos duele la cabeza o nos mareamos, definitivamente, no deberíamos comprar esas gafas. Si compramos unas gafas de sol que no son buenas, quizás hagamos un uso que ponga en peligro nuestra salud ocular.

Te puede gustar