¿Cómo saber si me faltan proteínas? - Mejor con Salud

¿Cómo saber si me faltan proteínas?

Un adulto debe consumir 40 gramos de proteína al día para estar sano. Para evitar problemas debemos tener este dato en mente cuando hagamos dietas y similares

La deficiencia de proteínas se conoce también como “desnutrición” o “falta de dieta saludable”. Esto puede traer como consecuencia muchos problemas en el organismo, sin importar la edad que se tenga. Si te sientes muy cansado, sin ganas de hacer nada o fatigado sin razón, tal vez es tiempo que eches un vistazo a cuántas proteínas estás consumiendo por día.

¿Para qué sirven las proteínas?

En rasgos generales, las proteínas tienen dos funciones importantes: formar y reparar los tejidos (como ser de los músculos o los tendones) y ayudan en otras funciones vitales como por ejemplo transportar oxígeno, aportar energía alternativa o mejorar el sistema inmunológico.

Para no padecer déficit de proteínas, un adulto precisa alrededor de 40 gramos a diario. Cuando realices una dieta o programa de alimentación, no debes dejar de lado este dato. Ten en cuenta el porcentaje de proteínas puras que ofrece cada uno de los alimentos que ingieres cada día.

¿Cuáles son los alimentos con más cantidad de proteínas?

Para poder aumentar los niveles de proteínas en tu organismo, es necesario que consumas por día al menos uno de estos alimentos:

  • alga spirulina
  • soja
  • queso
  • leche en polvo
  • cacahuates
  • lentejas
  • pescado
  • guisantes
  • garbanzos
  • almendras
  • carne
  • frijoles
  • huevos
  • leche vacuna

A su vez, hay otros alimentos que son ricos en proteínas y otros nutrientes necesarios para nuestra vida.

En el caso de los vegetarianos o veganos, se dice que tienen problemas de falta de proteínas por no consumir carne o derivados, sin embargo, una dieta equilibrada es lo que precisan para no padecer este problema. Alimentos como el huevo, el yogur, la soja (incluyendo tempeh, tofu o brotes), las legumbres, las algas, los frutos secos, el gluten y el seitán son los recomendados en este caso.

proteínas3

¿Cuáles son los signos de la falta de proteína leve o moderada?

El cuerpo nos da alertas todo el tiempo para que nos demos cuenta qué nos está faltando incorporar en la dieta o bien qué debemos evitar o eliminar completamente. En el caso de la falta de proteínas leve o moderada, algunos de los síntomas visibles y no tanto son:

  • Grietas en la comisura de la boca: es porque falta zinc, vitaminas B y hierro. La solución en este problema es consumir acelgas, lentejas, legumbres, sésamo, tomates secos, maní, huevos, salmón (y varios pescados) y pollo.
  • Caída del cabello: esto es debido a la falta de biotina (vitamina B7), ingiere huevos cocidos, plátanos, coliflor, soja, frambuesas, aguacate, champignones y salmón.

proteínas4

  • Marcas blancas en las extremidades o mejillas: también pueden ser rojizas. ¿La causa? Pocos ácidos grasos esenciales y vitaminas A y D. ¿La solución? Alimentarse con más cantidad de semillas (cáñamo, chia o lino), nueces, sardinas y almendras.
  • Hormigueo en las manos o pies: también adormecimiento, debido al déficit en ácido fólico y vitaminas B. Come más remolachas, frijoles, huevos, mejillones, espinacas, espárragos y ostras.
  • Calambres en las extremidades: por la falta de calcio, magnesio y potasio. Para contrarrestar consume almendras, plátanos, manzanas, cerezas, brócoli y cualquier verdura de hoja verde.

¿Cuáles son los signos de la falta de proteína crónica?

Estos casos son extremos y una vez que no se han tenido en cuenta los anteriores. Ocurren principalmente en zonas marginales o barrios pobres de cualquier parte del mundo.

  • Anemia: esto se debe a que las proteínas ayudan en la formación de glóbulos rojos
  • Edemas: sobre todo en el área abdominal. Se “infla” el estómago y a su vez, los órganos tienden a caer porque no hay masa muscular suficiente para sostenerlos.
  • Sistema inmunológico: debilidad, menos defensas y mala alimentación son la causa de muchas infecciones y enfermedades.

proteínas5

  • Masa muscular: como se decía anteriormente, se puede perder la masa muscular y a su vez no reparar la existente. Esto es debido a que el cuerpo se “alimenta” de las proteínas que hay en los tejidos y músculos.
  • Crecimiento: se nota un retraso en el crecimiento tanto físico como psicológico. Se sabe que un niño que no ha sido alimentado correctamente en los primeros años de vida, tiene muchas posibilidades de padecer problemas de educación y de crecimiento en su altura.
  • Sistema cardiovascular: el déficit de proteínas puede desatar problemas en el corazón, pero también diabetes tipo 2 (hipoglucemia), por un desequilibrio entre la insulina y el glucagón.

Imágenes cortesía de Anne Heathen, Mike Baird, ssour, lablascovegmenu, Maria Morri y mcfarlandmo.